DESCUBRE EL DIARIO DIGITAL DE LAS EMPRESAS Descubre nuestro portal dedicado a los empresarios CERRAR (X)
02 feb 2019
Unión Europea

Las últimas noticias sobre la desconexión del Reino Unido y la Unión Europea: el Brexit

El proceso de desconexión de Reino Unido es una realidad. Desde la celebración del referéndum británico el 23 de junio de 2016 se han ido sucediendo numerosos acontecimientos, entre ellos la apertura y cierre de las negociaciones del Acuerdo de Retirada, todavía pendiente de ratificación. ¿Cuáles son las últimas noticias sobre el Brexit?

Brexit noticia
©Pexels

El gobierno británico establece un nuevo grupo de trabajo para buscar alternativas al backstop

26/06/2019

El Departamento del Gobierno británico encargado de supervisar las negociaciones para el Brexit y de establecer la futura relación entre la UE y Reino Unido, anunció la creación de un grupo de trabajo para buscar alternativas al denominado “backstop” (la medida de emergencia para evitar una frontera dura en la isla de Irlanda). Dicho grupo, que nace como consecuencia del compromiso adquirido con la UE de priorizar durante la próxima fase de negociaciones esta cuestión, estará formado por representantes de empresas y sindicatos de varios sectores de la República de Irlanda y Reino Unido, entre ellos de CBI, homóloga británica de CEOE.

El objetivo es garantizar que las opiniones de las empresas en la isla irlandesa sean consideradas durante este proceso. El grupo de trabajo analizará los procesos asociados a la circulación trasfronteriza de mercancías y las opciones para simplificarlos, como por ejemplo el uso avanzado de datos y sistemas informáticos. Su primera reunión tuvo lugar el miércoles 26 de junio.

Mientras tanto, el Partido Conservador británico sigue en el proceso para elegir a su nuevo líder, tras la dimisión de Theresa May el pasado 7 de junio como Primera Ministra y líder conservadora. Tras la ronda de votaciones entre los diputados tories celebrada la semana pasada, Boris Johnson, exministro de Asuntos Exteriores, y Jeremy Hunt, su sucesor en este departamento, se enfrentarán a una última votación entre los afiliados del partido.  Boris Johnson aventaja a Jerremy Hunt y promete salir de la UE el 31 de octubre con o sin acuerdo. Se espera que finalmente el sustituto de May sea anunciado el 23 de julio, dos días antes del receso estival de la Cámara de los Comunes. Más información

 

Los tories buscan nuevo líder del partido mientras que la Comisión Europea afirma estar preparada ante cualquier escenario

12-13/06/2019

Tras la dimisión de Theresa May como Primera Ministra británica el pasado 7 de junio, el Partido Conservador inició el proceso para elegir a su nuevo líder, con una primera ronda de votaciones entre los diputados tories que ganó Boris Johnson, exministro de Asuntos Exteriores, con 114 votos, seguido de Jeremy Hunt con 43 votos, de Michael Gove con 37 y Dominic Raab con 27.

La próxima semana se celebrarán nuevas votaciones entre los candidatos que recibieron al menos 17 votos de los parlamentarios y, posteriormente, los dos candidatos más votados se enfrentarán en una última votación entre los afiliados del partido. Se espera que finalmente el sucesor de May sea anunciado el 22 de julio.

Por su parte, el partido laborista intentó mediante una moción otorgar a los parlamentarios el control de la agenda de la Cámara de los Comunes del 25 de junio con el objeto de asegurar en la misma tiempo suficiente para abordar cuestiones relativas al Brexit. No obstante, la moción fue rechazada por 309 votos frente a 298, devolviendo al Gobierno el control sobre dicha agenda.

Mientras tanto, la UE continúa con sus preparativos para mitigar los riesgos de una posible salida sin acuerdo. En este sentido, la Comisión Europea publicó el 12 de junio una Comunicación en la que repasa las iniciativas adoptadas para afrontar una desconexión abrupta y afirma estar preparada para tal situación. Hasta la fecha, 18 de las 19 propuestas legislativas presentadas han sido adoptadas por el Parlamento Europeo y el Consejo, mientras que ya se ha alcanzado un acuerdo político sobre la propuesta restante relativa al presupuesto de la UE para 2019, cuya adopción formal está prevista a finales de junio. Asimismo, la Comisión confirma que no prevé nuevas medidas antes de la nueva fecha de retirada, el 31 de octubre, e insiste en la responsabilidad de todas las partes interesadas de seguir preparándose para todos los escenarios posibles. Más información

 

Theresa May anuncia su dimisión como Primera Ministra británica para el 7 de junio

21-24/05/2019

Después de que el líder laborista, Jeremy Corbyn, diera por finalizadas las conversaciones con el Partido Conservador por la falta de consenso, la Primera Ministra británica, en una posición más débil que nunca, avanzó su intención de organizar una nueva votación en junio sobre la ley por la que se implementaría el Acuerdo de Retirada alcanzado en noviembre de 2018 con la UE, pretendiendo sortear así la prohibición del presidente del Parlamento británico de someter a votación el mismo texto que ya fue rechazado tres veces.

En esta ocasión, como novedad, May informó de que si Westminster aprobaba dicha ley, propondría a su vez en el trámite de enmiendas la opción de que el texto definitivo sea sometido a un referéndum confirmatorio.  Además, en relación con el problema prácticamente irresoluble de la frontera entre Irlanda e Irlanda del Norte, reconoció que “Gran Bretaña permanecería alineada” con ésta última. Un reconocimiento que, como el resto de los compromisos e intenciones, llega muy tarde.

Tan tarde que los mismos no solo provocaron el rechazo inmediato de la oposición laborista, sino que derivaron en una nueva deserción en su Gabinete de May y la creciente presión desde el Partido Conservador para su dimisión. Con este contexto, y bajo la previsión de un muy mal resultado de su partido en las elecciones al Parlamento Europeo de 23 de mayo, Theresa May anunció el 24 de mayo su dimisión como líder del Partido Conservador y como Primera Ministra británica. Una dimisión que se hará efectiva el próximo 7 de junio, para dar tiempo a su partido a poner en marcha el proceso de sucesión, y cuyas previsiones parecen apostar por el controvertido ex Ministro de Asuntos Exteriores, Boris Johnson.

En la UE, tanto el Presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, como el Jefe Negociador para el Brexit, Michel Barnier, expresaron su respeto por May, a la que catalogaron de “persona valiente y con determinación” por lograr una salida ordenada de la UE; y subrayaron que la posición de la UE sobre el citado Acuerdo de retirada no cambia. Por su parte, la Confederación británica homóloga de CEOE, la CBI, también manifestó su respeto por el esfuerzo llevado a cabo por May e instó a todos los grupos políticos a poner los intereses y prosperidad de la nación por delante de los intereses partidistas; siendo el momento del compromiso y el consenso en el Parlamento británico.

En definitiva, el caos sigue dominando la política británica y la incertidumbre sobre su evolución a corto plazo sigue siendo muy alta. Una incertidumbre con un efecto acumulativo pernicioso conforme más se alargue en el tiempo. Por su parte, la Unión Europea sigue en un compás de espera mientras afirma estar preparada para cualquier escenario.  Más información

 

Theresa May anuncia una cuarta votación del Acuerdo de Retirada modificado y vincula la posibilidad de un segundo referéndum si el Parlamento británico lo aprueba

21-23/05/2019

Después de que el pasado 17 de mayo el líder laborista, Jeremy Corbyn, diera por finalizadas las conversaciones con el Partido Conservador por la falta de consenso, la Primera Ministra británica, está en una posición más débil que nunca. No obstante, cuatro días después, el 21 de mayo, Theresa May avanzó su intención de organizar una nueva votación en junio sobre la ley por la que se implementaría el Acuerdo de Retirada alcanzado en noviembre de 2018 con la UE, pretendiendo sortear así la prohibición del presidente del Parlamento británico de someter a votación el mismo texto que ya ha sido rechazado tres veces.

En esta ocasión, como novedad, May informó de que si Westminster aprueba dicha ley, propondrá a su vez en el trámite de enmiendas la opción de que el texto definitivo sea sometido a un referéndum confirmatorio. Asimismo, y con el ánimo de contentar a los laboristas, anunció una nueva ley para asegurar que los derechos de los trabajadores británicos no serán menos favorables que los que gozan el resto de europeos y aseveró que tampoco habrá cambios en la legislación medioambiental y que buscará un comercio fluido con la UE, pero desde fuera del mercado interior.

Por último, y en relación con el problema prácticamente irresoluble de la frontera entre Irlanda e Irlanda del Norte, reconoció que “Gran Bretaña permanecerá alineada” con ésta última. Un reconocimiento que, como el resto de los citados compromisos e intenciones, llega muy tarde. Tan tarde que los mismos no solo provocaron el rechazo inmediato de la oposición laborista, sino que han derivado en una nueva deserción en el Gabinete de May, la de su Ministra de Relaciones con el Parlamento. Si a esta situación se le suma la previsión de un muy mal resultado del Partido Conservador en las elecciones al Parlamento Europeo de 23 de mayo, el desenlace puede ser la dimisión de Theresa May como Primera Ministra británica y su sustitución, quizá, por el controvertido ex Ministro de Asuntos Exteriores, Boris Johnson.

En definitiva, el caos sigue dominando la política británica y la incertidumbre sobre su evolución a corto plazo sigue siendo muy alta. Una incertidumbre con un efecto acumulativo pernicioso conforme más se alargue en el tiempo. Por su parte, la Unión Europea está en un compás de espera mientras afirma estar preparada para cualquier escenario.  Más información

 

El Reino Unido participará en las elecciones europeas sumido en el bloqueo político y el riesgo de un Brexit duro continúa existiendo

03/05/2019

Las conversaciones entre los Conservadores y los Laboristas para intentar pactar la ratificación parlamentaria del Acuerdo de Retirada, cerrado hace casi seis meses, no parecen avanzar. Entre otras razones, su dificultad estriba en lo inusual de las mismas en un país todavía dominado por un fuerte bipartidismo.

Mientras la Primera Ministra May continúa intentando que la unidad de su Gabinete ministerial no salte por los aires ante la pretensión del líder laborista Jeremy Corbyn de aceptar una unión aduanera, el desconocimiento y la confusión de lo que realmente ésta es y su capacidad de salvar (o no) el obstáculo de la frontera norirlandesa siguen prevaleciendo. El resultado es que, aun cuando en el mejor de los escenarios el Acuerdo de Retirada fuera ratificado la semana próxima, no habría tiempo material para adoptar la ley necesaria para implementarlo.

Por tanto, el Reino Unido, que ayer celebró elecciones locales saldadas con un bajón de conservadores y laboristas, deberá participar en las elecciones europeas sumido en un bloqueo político prácticamente total y con una Primera Ministra severamente cuestionada, dentro y fuera de su partido. En este contexto, la Comisión Europea recuerda que, pese a la prórroga concedida el pasado 10 de abril a Reino Unido hasta el próximo 31 de octubre, el riesgo de que se produzca un Brexit duro a partir de esa fecha sigue existiendo.

Un riesgo que requiere que las empresas europeas no abandonen los preparativos para hacerle frente. Desde un punto de vista empresarial, BusinessEurope y CEOE insisten en que lograr una salida ordenada es vital, lo cual pasa, antes que nada, por la ratificación del mencionado Acuerdo de Retirada, puesto que la declaración política sobre las relaciones post-Brexit que lo acompaña sí se podría modificar.  Más información

 

El Parlamento Europeo debate sobre las conclusiones del último Consejo Europeo extraordinario relativo al Brexit

17/04/2019

Los eurodiputados abordaron junto con el Presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y el Presidente del Consejo, Donald Tusk, los resultados del pasado Consejo Europeo extraordinario (Artículo 50) sobre el Brexit, celebrado el 10 de abril. En el mismo, se validó extender la prórroga a Reino Unido hasta el 31 de octubre si este país participa en las elecciones europeas, o hasta el 1 de junio si decide abstenerse de dicha participación.

Donald Tusk se congratuló de la prórroga obtenida y, aunque afirmó que algunos han expresado dudas de que Reino Unido interrumpa el funcionamiento de la UE durante este tiempo, alentó a los 27 Estados miembros a no tratar a Reino Unido como un “país de segunda categoría” y a no rendirse a pesar del cansancio del Brexit, porque el objetivo es seguir siendo socios estrechos en el futuro.

En el debate, la mayoría de los eurodiputados expresaron su acuerdo con la decisión de prolongar la adhesión de Reino Unido a la UE y evitar un Brexit abrupto pero, a su vez, instaron al Gobierno británico a utilizar esta prórroga de forma constructiva para no continuar con la incertidumbre. El eurodiputado español Estaban González Pons (PPE) señaló que, además de tomar demasiado tiempo en la agenda europea, el Brexit ha dado tres lecciones en política: que no se puede prometer lo que no se puede cumplir, que las mentiras siempre traen decepciones y que los lazos que forjan la Historia no pueden romperse por egoísmo económico.

Por su parte, el eurodiputado belga Guay Verhofstadt (ALDE), Presidente del Grupo sobre el Brexit en el Parlamento Europeo, consideró que esta nueva extensión es demasiado larga y quita presión al parlamento británico y que, además, ha roto la necesaria unidad de los 27 Estados miembros e incluso entre el Parlamento, la Comisión y el Consejo.

En este sentido, expresó su temor de que esta prórroga sólo alargue la indecisión, contamine las elecciones europeas, y hiera el desarrollo del proyecto europeo. Jean-Claude Juncker precisó que Reino Unido no es un país de segunda categoría mientras pertenezca a la Unión Europea, pero que, como dicho país desea salir, los otros 27 tienen el derecho a reunirse sobre cuestiones futuras del proyecto europeo, al igual que las reuniones del Eurogrupo con los países que comparten la moneda común. Más información

El Brexit se aplaza hasta el 31 de octubre

10/04/2019

Tras la carta enviada por la Primera Ministra británica, Theresa May, el pasado 5 de abril solicitando una prórroga del Brexit hasta el 30 de junio, los 27 Jefes de Estado y/o Gobierno se reunieron en un Consejo Europeo (Artículo 50) extraordinario en el que acordaron, unánimemente, extender la prórroga hasta el 31 de octubre, para otorgar tiempo suficiente, tanto al Parlamento Europeo como al británico, para ratificar el Acuerdo de Retirada.

No obstante, si ambas partes lo ratifican antes de dicha fecha, la desconexión tendrá lugar el primer día del mes siguiente. Asimismo, si la Cámara de los Comunes no aprueba el acuerdo antes del 22 de mayo, los británicos deberán participar en los comicios europeos que se celebrarán del 23 al 26 de mayo, de lo contrario, si no cumplen con esta obligación, abandonarán la UE el próximo 1 de junio.

La UE27 también reiteró que el Acuerdo de Retirada no se reabrirá, si bien indicaron estar dispuestos a reconsiderar la Declaración Política sobre las relaciones futuras que lo acompaña. Por su parte, Theresa May aceptó la oferta europea estableciendo de este modo, por segunda vez, una nueva fecha para la salida, del 12 de abril al 31 de octubre de 2019. De nuevo, la clave está en la capacidad del Gobierno y Parlamento británicos de alcanzar un acuerdo, bien para ratificar el citado Acuerdo de Retirada, bien para consensuar una alternativa viable al mismo.

Desde una perspectiva empresarial, BusinessEurope apoya una extensión del Artículo 50 del Tratado de la UE que sea limitada en el tiempo, pero, lo suficientemente larga para que la salida se materialice de forma ordenada y la transición hacia la nueva relación sea lo más fluida posible. Sin embargo, habida cuenta del caos que todavía domina la política en Reino Unido, la UE continúa con sus preparativos para mitigar los riesgos de una posible salida sin acuerdo. En este sentido, la Comisión Europea publicó el mismo día una Comunicación en la que repasa las iniciativas adoptadas para afrontar una desconexión abrupta y afirma estar preparada para tal situación. Más información

 

La UE se prepara ante una posible salida abrupta mientras continúa la indecisión en el lado británico

01-05/04/2019

A falta de doce días de la nueva fecha establecida para la salida de Reino Unido de la UE, el Parlamento británico rechazó de nuevo, el 1 de abril, mediante votos indicativos, las alternativas presentadas al Acuerdo de Retirada, que iban desde la permanencia en la Unión Aduanera y el Mercado Único, hasta revocar el Artículo 50 o la celebración de un segundo referéndum. Visto el impase, la Primera Ministra británica, Theresa May, anunció que reclamaría a la UE una nueva extensión corta que le permita conseguir el apoyo suficiente para aprobar el Acuerdo de Retirada y salir de forma ordenada del bloque comunitario.

En concreto, el 5 de abril envió una nueva Carta al Presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, pidiéndole un nuevo aplazamiento de prórroga al 30 de junio. En la misma, subraya su intención de alcanzar un pacto con los parlamentarios británicos antes de las elecciones europeas de finales de mayo; aunque también señala que, en caso de no lograrse, Reino Unido se vería obligado a participar en las mismas. Previamente, el Presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, reiteró que la UE concedería una prórroga hasta el 22 de mayo siempre y cuando la Cámara de los Comunes apruebe el Acuerdo de Retirada antes del 12 de abril.

En caso contrario, si el acuerdo no consigue el respaldo de los diputados británicos, la UE no aceptaría ninguna otra extensión corta puesto que podría poner en peligro las elecciones al Parlamento Europeo. No obstante, esta decisión recae en manos de los Jefes de Estado y/o Gobierno que se reunirán el próximo 10 de abril en un Consejo Europeo extraordinario sobre el Brexit, a un día antes del plazo del país anglosajón para convocar los comicios europeos y a dos de la salida oficial convenida por el Consejo Europeo. Mientras tanto, la UE continúa con sus preparativos para mitigar los riesgos de una posible salida sin acuerdo.

En este sentido, el Parlamento Europeo refrendó el 4 de abril el acuerdo alcanzado con el Consejo, con 502 votos a favor, 81 en contra y 29 abstenciones, sobre la propuesta de Reglamento relativo a los visados. La misma busca eximir a los ciudadanos británicos de la obligación de visado para entrar a la UE durante periodos cortos tras la desconexión de los dos bloques, siempre y cuando Reino Unido también se lo permita a los europeos cuando viajen a territorio británico. Cabe destacar que el texto adoptado, incluye un pie de página en el que se califica a Gibraltar como una colonia, lo que fue acogido positivamente por Gobierno de España. Ahora, el Consejo deberá adoptar formalmente el acuerdo para que pueda ser publicado en el Diario Oficial de la UE antes del 12 de abril. Más información

 

La UE se prepara ante una posible salida abrupta mientras continúa la indecisión en el lado británico

25-28/03/2019

La Comisión Europea anunció haber finalizado sus preparativos para afrontar una posible salida de Reino Unido de la UE sin acuerdo el próximo 12 de abril. Durante los últimos meses, ha presentado un total de 19 propuestas legislativas, de las cuales 17 ya han sido aprobadas o acordadas por el Parlamento Europeo y el Consejo y están actualmente en proceso de adopción formal. Las otras dos restantes, en concreto las medidas de contingencia relativas a los visados y al presupuesto de la UE, están en fase de aprobación final, por lo que se prevé que también estén finalizadas a tiempo.

Desde un punto de vista empresarial, BusinessEurope igualmente trasladó a la Comisión Europea la necesidad de tener en cuenta medidas adicionales en caso de un Brexit caótico, en sectores como la aviación, el químico o el agroalimentario, entre otros. Mientras tanto, en el país anglosajón, el 28 de marzo la Cámara de los Comunes rechazó mediante votos indicativos las ocho alternativas presentadas al Acuerdo de Retirada, que iban desde la permanencia a la Unión Aduanera, hasta la revocación del Brexit y la celebración de un segundo referéndum, pasando por un nuevo rechazo a una retirada no pactada.

En cambio, ese mismo día, el Parlamento británico sí aprobó, por 441 frente a 105 votos, la prórroga concedida por la UE27 hace una semana, es decir, retrasar la fecha del Brexit hasta el 22 de mayo si se aprueba previamente el Acuerdo de Retirada en una tercera votación en la Cámara de los Comunes, prevista para esta tarde, o al 12 de abril, en caso contrario. Si se diera esta última situación, que parece la más probable a pesar de la oferta de dimisión planteada por la Primera Ministra May, el Gobierno británico deberá comunicar antes del 12 de abril una hoja de ruta clara sobre cómo va a proceder, que deberá ser evaluada posteriormente por la UE27. Más información  

 

El Brexit no es el único reto a afrontar: continuación del Consejo Europeo de Primavera

22/03/2019

Al margen del Brexit, en este segundo día del Consejo Europeo que está teniendo lugar, se van abordar algunos de los desafíos que la Unión Europea debe afrontar más pronto que tarde, como las relaciones con China y Estados Unidos en un contexto mundial cada vez más complejo. Asimismo, se prevé debatir junto al Presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, sobre la situación económica, y refrendar la Recomendación sobre la política económica de la zona euro, en el marco del Semestre Europeo 2019.

Además, el Consejo Europeo contempla hacer un repaso de la evolución futura del mercado único, la Unión de Mercados de Capitales, y las políticas y cuestiones digitales, industriales y comerciales en preparación de la próxima Agenda Estratégica que guíen el nuevo ciclo institucional europeo a partir del próximo otoño. En materia de cambio climático, se prevé que el Consejo Europeo formule orientaciones sobre la dirección general y prioridades políticas de la UE sobre una estrategia europea de cambio climático a largo plazo en consonancia con el Acuerdo de París.

Por último, el orden del día contempla que los Jefes de Estado y/o Gobierno adopten Conclusiones sobre las formas de combatir la desinformación y en particular para proteger el desarrollo adecuado de las elecciones europeas de finales de mayo. Desde un punto de vista empresarial, en su mensaje al Consejo Europeo, BusinessEurope insistió, una vez más, en la necesidad de generar un entorno más favorable a la actividad empresarial que, además de favorecer la creación de empresas, estimule su crecimiento y consolidación. Asimismo, presentó su nueva edición del Eurobarómetro de las Reformas, donde se plantean propuestas concretas sobre cómo lograrlo. Más información

 

Brexit aplazado con todas las opciones todavía abiertas

20-21/03/2019

Los 27  Jefes de Estado y/o Gobierno de los 27 Estados miembros refrendaron en sus Conclusiones conceder una prórroga al Gobierno de Theresa May.  Sin embargo, esta sólo será hasta el 22 de mayo (justo la víspera del inicio de las elecciones al Parlamento Europeo) bajo la condición de que la Cámara de los Comunes apruebe el Acuerdo de Retirada la semana próxima, de manera que Reino Unido pueda tramitar toda la legislación necesaria para asegurar una salida ordenada. Si los diputados británicos no lo aprueban, el Consejo Europeo dio de plazo al Gobierno británico el 12 de abril para presentar una hoja de ruta clara sobre cómo va a proceder, que deberá ser evaluada posteriormente por la UE27 teniendo en cuenta que, entre otras cuestiones, todos los Estados miembros están obligados a celebrar elecciones europeas entre el 23 y el 26 de mayo.

Además, los 27 recordaron, una vez más, que el mencionado Acuerdo de Retirada no se va a reabrir y que cualquier acto unilateral que adopte Reino Unido deberá ser compatible con el espíritu y la letra del mismo. Por su parte, el Presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, consideró que lo acordado es satisfactorio para ambas partes porque salvaguarda la institucionalidad y la seguridad jurídica de la UE en el proceso electoral el próximo mes de mayo. Además, insistió en que de este modo se demuestra que la UE no quiere una salida desordenada de Reino Unido, pero es el momento de que el Parlamento británico diga lo que quiere.

Por último, consideró que España está preparada ante un posible Brexit sin acuerdo, afirmando que el Gobierno ha elaborado un plan de contingencia que espera sea refrendado por la mayoría del Parlamento español, así como trabajar por tener las mejores relaciones con el pueblo británico. Por lo que se refiere al impacto económico del Brexit, el 19 de marzo, el Banco de España publicó el informe “Brexit: Balance de situación y perspectivas”, en el que cuantifica el efecto de un Brexit duro el PIB se contraería 0,82 puntos porcentuales en cinco años. Más información

Reacciones a la decisión del Parlamento británico de aplazar el Brexit

14-15/03/2019

El negociador Jefe de la Comisión Europea para el Brexit, Michel Barnier, declaró el 12 marzo que “la Unión Europea ha hecho todo lo que podía hacer para sacar adelante el Acuerdo de Retirada”, enfatizando al día siguiente ente el Pleno del Parlamento Europeo que no habrá más negociaciones y que el Acuerdo de Retirada es el único y mejor posible. En cuanto al aplazamiento del Brexit, Michel Barnier fue igualmente claro al exigir a Reino Unido claridad en cuanto al objetivo de esta opción, en especial si la duración es más larga de la llamada prórroga “técnica”, es decir, la mínima indispensable para implementar el Acuerdo si es que finalmente Reino Unido lo aprueba; algo que, hoy por hoy, no está nada claro.

Por parte de los Estados miembros, el Presidente del Gobierno de España, así como los Primeros Ministros de Países Bajos y Dinamarca, expresaron abiertamente su decepción ante el resultado de la votación de 12 de marzo en Westminster e instaron a Reino Unido a decidir de una vez qué es lo quiere; mientras advertían de la necesidad de continuar los preparativos ante un Brexit duro. Sin embargo, en cuanto a la extensión de la prórroga todavía no hay unanimidad en el Consejo Europeo, a pesar de la intencionalidad de su Presidente, Donald Tusk, quien abogó abiertamente por una larga y casi sin condiciones.

Por su parte, Michel Barnier sugirió los criterios que deberían guiar la decisión de los Jefes de Estado y/o de Gobierno el 21 de marzo, siempre y cuando haya solicitud previa por Reino Unido. Dichos criterios son que la decisión británica esté justificada y motivada, que se preserve  la unidad de los 27 y que se asegure el interés europeo y el buen funcionamiento de las instituciones europeas. En cualquier caso, alargar un proceso tan tortuoso y complejo como el Brexit sin una justificación lógica y con garantías no sería de ayuda. Limitar la incertidumbre es fundamental, como vienen señalando CEOE y BusinessEurope desde hace tiempo. Más información

 

El Parlamento refrenda varios acuerdos provisionales sobre medidas de contingencia

13/03/2019

El Parlamento Europeo refrendó varios acuerdos provisionales sobre propuestas legislativas que forman parte de las medidas de contingencia presentadas por la Comisión Europea para prepararse ante un posible Brexit sin acuerdo. En concreto, en el sector de transporte, los eurodiputados aprobaron cuatro propuestas de Reglamento: uno dirigido a permitir transportar mercancías a la UE a los operadores del Reino Unido, otro para garantizar la prestación de determinados servicios aéreos entre los dos bloques, otro para ampliar la validez de determinados certificados de seguridad de la aviación, y uno relativo a la seguridad ferroviaria y la conectividad.

Asimismo, refrendaron las iniciativas sobre el programa Erasmus, para que estudiantes y profesores puedan completar su estancia en el extranjero, y sobre la coordinación de la seguridad social, para que los ciudadanos de la UE en Reino Unido, y viceversa puedan disfrutar sus beneficios sociales adquiridos antes del Brexit. También aprobaron las propuestas de Reglamento relativas a las autorizaciones de pesca para los buques pesqueros de la Unión en aguas del Reino Unido y viceversa, a la continuación de los programas de cooperación territorial PEACE IV, y a la concesión de una autorización general de exportación de ciertos bienes de uso civil y militar de la UE al Reino Unido.

Por último, refrendaron una propuesta de Reglamento sobre las redes transeuropeas, para asegurar nuevas conexiones marítimas entre Irlanda y otros Estados miembros y la continuidad de la inversión en infraestructuras, y otra sobre las organizaciones dedicadas a la inspección de buques. Ahora, deberán ser también adoptadas formalmente por el Consejo en las próximas semanas para su entrada en vigor en caso de Brexit abrupto. Más información

 

El Parlamento británico rechaza de nuevo el Acuerdo de Retirada y pide retrasar la salida

11-14/03/2019

Como se preveía, las salvaguardas jurídicas acordadas el 11 de marzo entre la UE y Reino Unido para evitar una permanencia indefinida de éste en la unión aduanera en caso de activación del backstop irlandés (red de seguridad asegurar la invisibilidad de la frontera en Irlanda) no fueron suficientes para que el Acuerdo de Retirada contase con el apoyo suficiente en la Cámara de los Comunes al día siguiente. Unas salvaguardas que, como exigía la UE, no modifican lo ya establecido en el propio texto del Acuerdo de Retirada y que consisten básicamente en una declaración conjunta de carácter interpretativo y un “instrumento” en el que se asegura que la UE no pretende establecer el backstop permanentemente y se clarifica el proceso a seguir en caso de que una de las dos partes no cumpla con sus compromisos.

Ambas aclaraciones no evitaron, en cambio, que el Parlamento británico rechazara, por segunda vez, el Acuerdo de Retirada con 391 votos frente a 242. En consecuencia, el 13 de marzo, los diputados británicos votaron una enmienda en la que rechazaron abandonar la UE sin acuerdo por una diferencia de tan sólo 4 votos; lo que dio lugar a una tercera votación, el día 14, en la que se apoyó pedir una extensión del Artículo 50 del Tratado de la UE, que retrasaría la salida de Reino Unido del bloque comunitario (con 412 votos a favor, frente a 202 en contra).

La moción aprobada afirma que, si el Parlamento británico aprueba el Acuerdo de Retirada antes del 20 de marzo, previsiblemente en una nueva votación el 19 de marzo, el Gobierno de Theresa May pedirá una prórroga hasta el 30 de junio. De lo contrario, si se rechazara de nuevo el texto, reclamará una extensión de duración aún sin determinar porque ni el Gobierno ni el Parlamento británicos han decidido todavía cuál debería la alternativa a seguir, puesto que la posibilidad de organizar un segundo referéndum igualmente fue desechada por una mayoría amplísima de 299 votos. Un aplazamiento de más de tres meses obligaría al Reino Unido a participar en las elecciones europeas.

En todo caso, la extensión debe ser solicitada por Reino Unido, en principio el 20 de marzo, y ser aprobada por unanimidad por los 27 Estados miembros, quienes se reunirán en el próximo Consejo Europeo (Artículo 50) el 21 de marzo para valorar la solicitud británica. A continuación, el trámite de aprobación formal corresponde al Consejo de la UE, quien contará solo con cuatro días hábiles para tramitarla y que entre en vigor antes del 29 de marzo.  Más información

 

Brexit: nueva web sobre las medidas de contingencia en cada Estado Miembro relativas a los derechos de residencia

07/03/2019

En el marco de los preparativos para un posible Brexit sin acuerdo, la Comisión Europea ha lanzado una página web en la que presenta un resumen de las diversas medidas de contingencia que están preparando los 27 Estados miembros, orientadas a garantizar los derechos de residencia de los ciudadanos británicos que residen legalmente en los países de la UE. La información recogida no refleja la opinión oficial de la UE, sino la de cada autoridad nacional. La misma, responde a las siguientes cuestiones: 1) Qué enfoque ha sido o será el elegido para ofrecer un derecho continuado a los ciudadanos de Reino Unido en la UE (aplicación de las normas existentes, legislación ad hoc, evaluación caso por caso o enfoque horizontal), 2) Qué medidas administrativas están previstas para hacer frente a  la carga administrativa derivada de un Brexit sin acuerdo en este ámbito, y si, por ejemplo, se priorizarán ciertas categorías de personas (como viajeros frecuentes), 3) Qué tipo de acciones se prevén para informar a los ciudadanos británicos residiendo en la UE (tipo de comunicación, contacto vía consulados, etc), y 4) el Calendario previsto sobre la campaña de  información y comunicación, aceptar primeras solicitudes (antes del 30 de marzo), entrega de los primeros permisos (si antes o no de la entrada en vigor de la retirada. Sobre España, la Comisión facilita el enlace especial que figura en la página de la Moncloa. Más información

 

Brexit: El Consejo adopta su posición sobre medidas de contingencia relativas a la seguridad ferroviaria y conectividad

06/03/2019 

El Consejo adoptó su posición sobre una medida de contingencia relativa a la seguridad ferroviaria y conectividad para afrontar una posible salida de Reino Unido de la UE sin acuerdo, presentada por la Comisión Europea el pasado 12 de febrero. En concreto, se trata de una propuesta de Reglamento que tiene como objetivo garantizar, durante un periodo limitado de tres meses, la validez de las autorizaciones de seguridad en determinadas partes de la infraestructura ferroviaria, a fin de que puedan adoptarse soluciones a largo plazo. Del mismo modo, persigue evitar perturbaciones en las operaciones del transporte ferroviario y asegurar la protección de los viajeros y la seguridad de los ciudadanos. No obstante, esta iniciativa dependerá de que el Reino Unido mantenga normas de seguridad que cumplan con los requisitos de la UE. Una vez el Parlamento Europeo adopte su posición, darán inicio las negociaciones tripartitas con el objetivo de que esta propuesta legislativa pueda entrar vigor el 30 de marzo si fuera necesario. Más información

 

La Comisión EMPL adopta su posición sobre medidas de contingencia en la coordinación de la seguridad social

27/02/2019

La Comisión de Empleo y Asuntos Sociales (EMPL) del Parlamento Europeo adoptó, por 36 votos a favor, 1 en contra y ninguna abstención, su posición sobre la propuesta de Reglamento por el que se establecen medidas de contingencia en el ámbito de la coordinación de la seguridad social a raíz de la retirada del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte de la Unión Europea, publicado por la Comisión Europea el pasado 30 de enero de 2019. El objetivo de la propuesta de Reglamento es proteger, en caso de que Reino Unido abandone la UE sin un Acuerdo de Retirada, los derechos de seguridad social de los ciudadanos de los Estados miembros de la UE en Reino Unido y de los británicos en la UE-27 que hayan ejercido el derecho de libre circulación antes de la retirada del Reino Unido de la Unión.

Asimismo, la Comisión EMPL solicitó a la Comisión Europea que, de aplicarse la propuesta de Reglamento, redacte un informe un año después evaluando la implementación de las medidas. El Consejo aprobó su posición el pasado 22 de febrero y se prevé que el Parlamento Europeo lo haga en la próxima Sesión Plenaria que se celebrará entre el 11-14 de marzo.

A continuación, se espera que ambos colegisladores den el visto bueno final a la citada propuesta y entre en vigor en el plazo previsto, es decir, antes del 30 de marzo en caso de Brexit abrupto en esa fecha o, en su defecto, a partir del primer día en el que los Tratados europeos dejen de aplicarse en Reino Unido como consecuencia de su abandono de la Unión Europea.  Más información.

 

Theresa May anuncia nueva ronda de votaciones sobre el Acuerdo de Retirada

26/02/2019

A falta de un mes de la salida de Reino Unido de la Unión Europea, la Primera Ministra, Theresa May, anunció en la Cámara de los Comunes que el próximo 12 de marzo los diputados británicos votarán, por segunda vez, sobre el Acuerdo de Retirada alcanzado con la UE. En este sentido, consideró que se ha progresado positivamente en las negociaciones para encontrar soluciones alternativas al “backstop” (la medida de emergencia para evitar una frontera dura en la isla de Irlanda). Asimismo, notificó que, en caso de que el Acuerdo de Retirada sea de nuevo rechazado por el Parlamento británico, el Gobierno presentará una enmienda en la que se le preguntará si quieren abandonar la UE sin acuerdo.

La misma será votada en la Cámara a más tardar el 13 de marzo. Si se rechazara la salida brusca, el día siguiente (14 de marzo) votarán otra enmienda que plantea pedir una extensión corta del Artículo 50 del Tratado de la UE, que retrasaría la salida del país anglosajón del bloque comunitario. Dicha extensión debería ser solicitada por Reino Unido y ser aprobada por unanimidad por todos los Estados miembros. No obstante, la Primera Ministra insistió en que su objetivo sigue siendo abandonar la UE el 29 de marzo con un acuerdo. Más información

 

Alcanzado un acuerdo provisional sobre conectividad básica por carretera

26/02/2019

El Parlamento Europeo y el Consejo adoptaron un acuerdo provisional sobre la propuesta de Reglamento por el que se establecen normas comunes para garantizar las conexiones básicas en el transporte de mercancías y viajeros por carretera tras la retirada del Reino Unido de la UE. La misma, publicada por la Comisión el pasado 19 de diciembre de 2018, busca mitigar los efectos de un posible Brexit sin acuerdo. Si esto sucediera, las medidas acordadas permitirían temporalmente, en concreto durante 9 meses, a los transportistas por carretera y los operadores de autobuses y autocares con licencia británica transportar viajeros y mercancías entre el Reino Unido y el resto de Estados miembros.

No obstante, para gozar de estos derechos, el país anglosajón deberá otorgar derechos equivalentes a los 27 países de la UE y respetar las condiciones que garanticen una competencia leal. Como próximos pasos, el acuerdo provisional deberá ser adoptado formalmente por el Parlamento Europeo y el Consejo. Más información

 

La Primera Ministra británica y el Presidente de la Comisión Europea se reúnen sin avances

20-21/02/2019

El Presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, volvió a reunirse con la Primera Ministra británica, Theresa May, para, según explican en un comunicado conjunto, abordar la posibilidad de contemplar el papel de “arreglos alternativos” para sustituir la salvaguarda irlandesa (backstop) incluida en el Acuerdo de retirada para evitar una frontera dura en Irlanda, el aspecto que más preocupa en la Cámara de los Comunes; al tiempo que se respeta la integridad del mercado interior de la UE.

Estos arreglos alternativos, en cualquier caso, podrían modificar la declaración política sobre las relaciones futuras, pero no el Acuerdo de retirada. Al día siguiente, en una intervención en el Comité Económico y Social Europeo (CESE), Juncker admitió no ser muy optimista sobre la posibilidad de evitar un Brexit sin acuerdo, a pesar de todos los esfuerzos para lograr una salida ordenada, debido a que el Parlamento británico siempre vota por una mayoría en contra de algo.

Al respecto, consideró que el Brexit es un desastre y una deconstrucción que va hacia el pasado, en vez de hacia el futuro. Además de las reuniones mantenidas con Theresa May y representantes de su gobierno, también acudió a Bruselas el  líder de la oposición británica, el laborista Jeremy Corbyn, para abordar la posición de su partido junto con el Jefe Negociador de la UE para el Brexit, Michel Barnier, y el portavoz del Parlamento Europeo para las negociaciones del Brexit, el eurodiputado belga Guy Verhofstadt (ALDE). En los próximos días los equipos negociadores seguirán trabajando, y se prevé que May y Juncker vuelvan a reunirse antes de una nueva votación en el parlamento británico, previsiblemente el 27 de febrero. Más información

 

Alcanzado un acuerdo provisional sobre conectividad aérea básica

19/02/2019

El Parlamento Europeo y el Consejo adoptaron un acuerdo provisional sobre la propuesta de Reglamento por el que se establecen normas comunes para garantizar las conexiones aéreas básicas tras la retirada del Reino Unido de la UE, publicada por la Comisión el pasado 19 de diciembre de 2018. Según lo acordado, los operadores con licencia del Reino Unido podrán prestar unos servicios de transporte aéreo básicos entre el país anglosajón y los Estados miembros siempre que Reino Unido otorgue unos derechos equivalentes y se cumpla con la libre competencia.

Asimismo, para garantizar la continuidad de los servicios públicos mientras las autoridades nacionales se adaptan a la nueva situación, una disposición especial asegura el derecho de seguir proporcionando vuelos programados durante 7 meses después de que se aplique el Reglamento. Del mismo modo, bajo ciertas condiciones, se permitirán acuerdos limitados de código compartido que facultan a dos aerolíneas a explotar conjuntamente una determinada ruta y acuerdos de arrendamiento de aviones, incluyendo los arrendamientos de tripulación.

Si a causa del Brexit una compañía aérea que posee una licencia de operación emitida por un Estado miembro deja de cumplir con los requisitos de la UE en materia de propiedad y control contarán con un periodo de 6 meses tras la aplicación del Reglamento para cumplir con los mismos. Para beneficiarse de esta excepción, las compañías aéreas contarán con dos semanas tras la entrada en vigor del Reglamento para presentar un plan preciso y completo que establezca las medidas previstas para cumplir con dichas exigencias a partir de los 6 meses posteriores a la fecha de aplicación del Reglamento.

Este acuerdo se aplicaría hasta que ambos bloques llegasen a un acuerdo sobre el transporte aéreo o hasta el 30 de marzo de 2020, lo que suceda primero. Como próximos pasos, el acuerdo provisional deberá ser adoptado formalmente por el Parlamento Europeo y el Consejo. Más información

 

Intervención del Jefe Negociador de la UE en la Comisión mixta para la UE del Congreso y Senado

19/02/2019

En el marco de su visita oficial a España, además de reunirse con el Presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, el Jefe Negociador de la UE para el Brexit, Michel Barnier, participó por tercera vez en el Congreso de los Diputados en el marco de su Comisión Mixta para la UE, para informar sobre el estado actual de las negociaciones. En su intervención, mostró preocupación por la parálisis actual en el Parlamento británico a la hora de ratificar el Acuerdo de Retirada validado por la UE-27 y el propio Gobierno de Reino Unido en noviembre, a pesar de que es el mejor y único posible.

Por ello, subrayó que dicho Acuerdo no se va a reabrir ni, por tanto, el protocolo que prevé el mecanismo de respaldo (backstop) para evitar una frontera dura en la isla irlandesa. En este contexto, incidió en que la Comisión Europea está intensificando los preparativos y planes de contingencia en coordinación con los gobiernos nacionales para, entre otras razones, apoyar a las empresas ante una cada vez más posible salida abrupta de Reino Unido.

Aunque aseguró que la UE estará lista para un Brexit caótico, admitió que, con un escenario así, el impacto en todos los sectores será evidente. No obstante, se mostró esperanzado en que Reino Unido cambie sus líneas rojas para ir hacia una relación futura ambiciosa y más allá de un mero Acuerdo de Libre Comercio. Asimismo, recordó que entre el 6 y 8% de los intercambios comerciales de los Estados miembros se producen con Reino Unido, pero cerca del 60% es con el mercado único europeo y esta solidez de intercambios en el mercado interior no va a cambiar. Apuntó también que en las negociaciones sobre las relaciones futuras la UE será muy precavida y no aceptará que haya dumping ni social, ni fiscal ni medioambiental en Reino Unido.

Respecto a una posible petición británica de prórroga de tiempo para seguir negociando más allá del próximo 29 de marzo, Barnier apuntó que los 27 Estados miembros deberán responder unánimemente y que, al final, no se trata de ganar más tiempo sino de que Reino Unido sea capaz de tomar una decisión. Más información

 

La Comisión presenta una campaña de comunicación para las empresas sobre el ámbito de aduanas y de fiscalidad frente a la cada vez mayor posibilidad de una salida sin acuerdo

18/02/2019 

Habida cuenta del riesgo de que Reino Unido abandone la UE el próximo 29 de marzo sin que el Parlamento británico haya ratificado el Acuerdo de Retirada, la Comisión Europea presentó una campaña de comunicación, en todas las lenguas de la UE, orientada a informar y alentar a las empresas para que estén preparadas lo máximo posible en el ámbito de las aduanas y la fiscalidad (procedimientos aduaneros, impuestos indirectos, normas de origen preferenciales, licencias de importación y exportación, etc.).

Se trata de evitar grandes perturbaciones y que puedan adaptarse rápidamente a las normas aduaneras que se pondrán en marcha desde el 30 de marzo en caso de un Brexit abrupto. En este caso, por ejemplo, se aplicarían controles aduaneros a las mercancías con origen o destino en Reino Unido, tratadas como importaciones y exportaciones con un país tercero. Los derechos de aduana, IVA o impuestos especiales se percibirían en el momento de la importación; mientras que las exportaciones a Reino Unido estarían exentas del IVA.

Enmarcada en los preparativos y planes de contingencia de la UE, esta nueva campaña informativa pretende sensibilizar a las empresas, en particular las PYME, interesadas en seguir haciendo negocios con Reino Unido, para que valoren si tienen la capacidad técnica y humana necesaria para lidiar con las normas y procedimientos aduaneros.

Asimismo, alienta a que estudien la obtención de diversas autorizaciones y registros aduaneros para facilitar su actividad comercial si Reino Unido forma parte de su cadena de suministro; e, igualmente a ponerse en contacto con la autoridad aduanera nacional para ver qué otras medidas pueden adoptarse para prepararse ante un Brexit desordenado. Más información 

 

Brexit: el Parlamento adopta su posición sobre medidas de contingencia en el sector del transporte

13/02/2019

El Parlamento Europeo adoptó en Sesión Plenaria su posición sobre tres medidas de contingencia relativas al sector del transporte, presentadas por la Comisión Europea el pasado 19 de diciembre junto a la Comunicación sobre la preparación ante un posible Brexit sin acuerdo. En particular, los eurodiputados adoptaron su informe sobre tres propuestas legislativas.

El primero, con 578 votos a favor, 5 en contra y 18 abstenciones, relativo a un Reglamento dirigido a permitir temporalmente (9 meses) transportar mercancías a la UE a los operadores del Reino Unido, siempre que dicho país otorgue derechos equivalentes a los operadores de transporte por carretera de la UE. El segundo, con 576 votos a favor, 4 en contra y 28 abstenciones, sobre un Reglamento para garantizar durante 12 meses la prestación de determinados servicios aéreos entre el Reino Unido y la UE.

Y, el tercero, con 603 votos a favor frente a 3 en contra y 5 abstenciones, sobre un Reglamento para ampliar 9 meses la validez de determinados certificados de seguridad de la aviación. Las dos últimas medidas únicamente garantizarán una conectividad básica y en ningún caso supondrían las ventajas que implican la adhesión al Cielo Único Europeo. Como próximos pasos, el Consejo deberá adoptar su posición sobre las tres propuestas antes dar inicio a los trílogos. Más información

Brexit: la Comisión presenta medidas de contingencia sobre seguridad ferroviaria y conectividad

12/02/2019

La Comisión Europea presentó una nueva medida de contingencia relativa a la seguridad ferroviaria y conectividad para afrontar una posible salida de Reino Unido de la UE sin acuerdo. En concreto, se trata de una propuesta de Reglamento que tiene como objetivo garantizar, durante un periodo limitado de tres meses, la validez de las autorizaciones de seguridad en determinadas partes de la infraestructura ferroviaria, a fin de que puedan adoptarse soluciones a largo plazo. Del mismo modo, persigue evitar perturbaciones en las operaciones del transporte ferroviario y asegurar la protección de los viajeros y la seguridad de los ciudadanos.

No obstante, esta iniciativa dependerá de que el Reino Unido mantenga normas de seguridad que cumplan con los requisitos de la UE. La misma complementa las iniciativas ya adoptadas por la Comisión para mitigar los efectos de la retirada de Reino Unido de la UE. El Parlamento Europeo y el Consejo deberán ahora tramitar rápidamente la propuesta legislativa para que pueda entrar vigor el 30 de marzo si fuera necesario. Más información

Brexit: el Presidente de la Comisión Europea reitera que el Acuerdo de Retirada no se renegociará

07/02/2019

El Presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y la Primera Ministra británica, Theresa May se reunieron en Bruselas para dialogar sobre los próximos pasos para lograr una salida ordenada de Reino Unido de la Unión Europea. Tras la enmienda aprobada en el Parlamento británico el pasado 29 de enero, que requiere sustituir el denominado “backstop” (la medida de emergencia para evitar una frontera dura en la isla de Irlanda) por mecanismos alternativos, Theresa May planteó varias opciones para hacer frente a las preocupaciones de los diputados británicos con el objeto de obtener un cambio legalmente vinculante al respecto.

No obstante, Juncker reiteró que el Acuerdo de Retirada, validado por el Gobierno británico y el Consejo Europeo el pasado 25 de noviembre no se renegociará, si bien se mostró dispuesto a modificar la Declaración política que lo acompaña para reflejar una mayor ambición sobre la futura relación entre ambas partes en términos de contenido y velocidad de la negociación a fin de concluirla cuanto antes tras la retirada de Reino Unido.

Dichos cambios tendrían que ser acordados, por parte de la UE, tanto por el Parlamento Europeo como por la UE-27. Se prevé que los equipos negociadores de ambas partes sigan conversando a fin de encontrar una solución que cuente con el respaldo de los diputados británicos mientras, a su vez, respeta las directrices acordadas por el Consejo Europeo; mientras se continúan los preparativos ante un eventual Brexit sin acuerdo. Jean-Claude Juncker y Theresa May se reunirán de nuevo antes de final de mes para evaluar el estado de las negociaciones. Más información

Brexit: La UE reitera que el Acuerdo de Retirada no se renegociará y presenta nuevas medidas de contingencia

29-30/01/2019

A falta de menos de 60 días para que Reino Unido abandone la UE, el 29 de enero la Cámara de los Comunes volvió a votar varias enmiendas a la moción presentada una semana antes por parte de la Primera Ministra británica, Theresa May. En concreto, los diputados británicos aprobaron, con 317 a favor frente a 301 en contra, una enmienda que requiere sustituir el denominado “backstop” (la medida de emergencia para evitar una frontera dura en la isla de Irlanda) por mecanismos alternativos que deberán ser debatidos con la UE. Dicha enmienda también fue respalda por el Ejecutivo británico.

No obstante, en el Pleno del Parlamento Europeo celebrado el día siguiente, el Presidente de la Comisión Europa, Jean-Claude Juncker, reiteró que el Acuerdo de Retirada refrendado por la UE y el Gobierno británico el pasado 25 de noviembre es el mejor y único posible. Por su parte, el Jefe Negociador de la UE para el Brexit, Michel Barnier, repitió que la mejor forma de evitar un escenario de no acuerdo es ratificando el Acuerdo de Retirada, del que forma parte el citado backstop, y que el mismo no se renegociará.

Asimismo, advirtió de la urgencia de prepararse ante un Brexit desordenado. En este contexto, la Comisión Europea presentó el mismo día nuevas propuestas de contingencia para afrontar una posible salida de Reino Unido sin acuerdo que complementa a las previas Comunicaciones presentadas durante 2018.

Esta vez, las iniciativas abordan el programa Erasmus, la coordinación de la seguridad social y el presupuesto de la UE. En particular, buscan garantizar que en caso de un escenario de no acuerdo los jóvenes de la UE y del Reino Unido que participen en el programa Erasmus+ a 30 de marzo de 2019 puedan completar su estancia sin interrupción; que las autoridades de los Estados miembros sigan considerando los periodos de seguro, empleo o residencia en el país anglosajón antes de la fecha de retirada a la hora de calcular prestaciones de la seguridad social; y que los británicos que se beneficien de la financiación de la UE en virtud de los contratos vigentes sigan recibiendo los pagos correspondientes, siempre que Reino Unido continúe cumpliendo con sus obligaciones financieras con la UE. Más información

Brexit: la UE no ve novedades en el nuevo plan de la Primera Ministra británica

21-22/01/2019

Tras el rechazo la semana anterior del Acuerdo de Retirada por los diputados británicos, estaba previsto que la Primera Ministra de Reino Unido, Theresa May, presentase un plan alternativo sobre el Brexit ante la Cámara de los Comunes. No obstante, apenas notificó cambios respecto a su plan inicial. Entre lo más destacable anunció la retirada de la tasa a los ciudadanos de la UE que quieran seguir en el país anglosajón y afirmó que escuchará las demandas de los diputados sobre el ‘backstop’ (la medida de emergencia para evitar una frontera dura en la isla de Irlanda) con el objeto de negociar posteriormente esta cuestión con la UE.

Asimismo, reiteró que no revocará el Artículo 50 ni convocará un segundo referéndum y rechazó garantizar que evitará un escenario de no acuerdo. Al respecto, Jeremy Corbyn, el líder laborista, se ha opuesto por el momento a reunirse con Theresa May hasta que no descarte la opción de una salida sin acuerdo. Varios diputados presentaron enmiendas a la moción que presentó la Primera Ministra y que se debatirán y votarán el próximo martes 29 de enero en la Cámara de los Comunes.

Por parte de la UE, el jefe negociador para el Brexit, Michel Barnier, compareció en el Comité Económico y Social Europeo (CESE) donde repitió que la única vía para garantizar una salida ordenada del Reino Unido de la UE es ratificando el Acuerdo de Retirada. Igualmente, insistió en que no desean aplicar el backstop, pero que dicha medida es necesaria en caso de no alcanzar ningún acuerdo. Finalmente advirtió que se han de continuar los preparativos para una salida sin acuerdo y que, sin ratificación, no habrá ni Acuerdo de Retirada, ni periodo de transición ni la confianza mutua necesaria para construir la futura relación entre la UE y Reino Unido. Más información

El Parlamento británico rechaza el Acuerdo de Retirada

08-15/01/2019

El parlamento británico reanudó durante cinco días el debate sobre el Acuerdo de Retirada de Reino Unido de la UE, refrendado por los gobiernos de ambas partes el 25 de noviembre, con vistas a su votación en la Cámara de los Comunes el 15 de enero, después de que dicho voto previsto para el pasado 11 de diciembre, fuera aplazado. El resultado fue un rechazo mayoritario a dicho Acuerdo, con 432 votos en contra (incluidos los de 118 diputados del partido conservador de la Primera Ministra, Theresa May) frente a tan solo 202 votos a favor.

Ahora, la Primera Ministra deberá proponer el 21 de enero un plan alternativo para el Brexit; plazo que respeta una moción del diputado conservador Dominic Grieve aprobada el 9 de enero en la que se establecía que, frente a un previsible rechazo del Acuerdo de retirada, la Primera Ministra tendría solo 3 días, en lugar de los 21 reglamentarios, para presentar una nueva propuesta que, además, podrá ser modificada por los diputados británicos.

Por otro lado, la Cámara de los Comunes también respaldó la semana anterior una enmienda a la Ley de Presupuestos presentada por Grieve, que impide al Gobierno británico implementar las disposiciones previstas para modificar la tributación en caso de que un Brexit sin acuerdo lo requiriera, sin el consentimiento explícito del Parlamento.

Por su parte, el Presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, urgió a Reino Unido a aclarar cuanto antes sus intenciones ya que el tiempo sigue avanzando, y los riesgos de una salida desordenada siguen aumentando. Desde un punto de vista empresarial, es crucial que Reino Unido presente un plan de acción creíble y que todas las partes hagan lo posible por encontrar soluciones que ofrezcan las garantías necesarias a las empresas y los ciudadanos; así como seguir acelerando los preparativos necesarios frente a un Brexit caótico.  Más información

La Comisión Europea acelera los planes de contingencia para un Brexit sin acuedo

19/12/2018

Como continuación de la Comunicación del pasado 19 de julio y las medidas presentadas el 13 de noviembre, la Comisión Europea presentó una nueva Comunicación para prepararse ante un posible Brexit sin acuerdo. En la misma, se incluye un total de 14 iniciativas en aquellos ámbitos donde una desconexión sin acuerdo provocaría mayores perturbaciones, tanto para los ciudadanos como para las empresas. Dichos ámbitos incluyen: los servicios financieros, el transporte aéreo y terrestre, las aduanas y la política en materia de cambio climático.

Del mismo modo, comprende medidas para, por un lado, preservar los derechos de los ciudadanos británicos residiendo en la UE, siempre y cuando Reino Unido mantenga una actitud de reciprocidad al respecto y, por otro, mantener los programas actuales en la isla irlandesa a partir del 29 de marzo de 2019, en concreto el programa PEACE IV dirigido a apoyar la paz y la reconciliación entre Irlanda e Irlanda del Norte.

Las iniciativas propuestas, que son complementarias a las anteriores medidas de preparación, son de carácter temporal y serán adoptadas unilateralmente por la UE. A fin de que puedan entrar en vigor el 30 de marzo de 2019, la Comisión insta al Parlamento y al Consejo a garantizar su rápida adopción. Por su parte, la Primera Ministra británica, Theresa May, anunció el 17 de diciembre en la Cámara de los Comunes, tras la celebración del Consejo Europeo, que el Ejecutivo británico también ha acelerado los preparativos para afrontar un posible escenario de no acuerdo. Más información

Brexit: incertidumbre total en la ratificación del acuerdo alcanzado

25/11-14/12/2018

El último mes ha sido prolífico en cuanto a idas y venidas en las negociaciones de salida de Reino Unido de la UE, a pesar de que el 25 de noviembre ambas partes validaron el Acuerdo de Retirada y la Declaración Política sobre la relación futura tras el Brexit. Además, el 10 de diciembre, el Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) emitió una sentencia según la cual Reino Unido podría revocar de forma unilateral el Brexit, siguiendo los procesos democráticos establecidos y siempre y cuando el Acuerdo de Retirada no haya entrado en vigor. Sin embargo, la Primera Ministra británica reiteró que no dará marcha atrás y que Reino Unido abandonará la UE el 29 de marzo de 2019.

En un pulso al Parlamento británico, que debía pronunciarse el 11 de diciembre sobre el citado Acuerdo de Retirada, la Primera Ministra May decidió posponer la votación a una fecha sin determinar; lo que provocó una moción de confianza dentro de su propio partido que ganó de manera muy ajustada (117 votos en contra y 200 a favor). Una muestra más de la gravedad de la crisis política en Reino Unido que provocó que, sin estar previsto inicialmente, el Consejo Europeo de diciembre volviera a estar dominado por el Brexit y, más concretamente, sobre qué respaldo dar a Theresa May sin que se entienda como una reapertura del Acuerdo alcanzado; una opción descartada firmemente por la UE27. Desde una perspectiva empresarial, BusinessEurope insistió en que mientras el debate político no avanza, el reloj sí lo hace. Por tanto, es imprescindible hacer todo lo posible para ratificar el Acuerdo de Retirada, especialmente en Reino Unido, sin dejar de lado los preparativos para un Brexit caótico, porque sigue siendo un riesgo real.  Más información

 

Principio de acuerdo sobre el BREXIT

14/11/2018

Los equipos negociadores lograron un principio de acuerdo sobre el Acuerdo de Retirada de Reino Unido de la UE, que fue respaldado por el gabinete ministerial de la Primera Ministra británica, Theresa May. El mismo consta de 585 páginas y comprende 185 artículos, 3 protocolos (sobre Irlanda, Chipre y Gibraltar) y varios anexos. Además de garantizarse el cumplimiento de los compromisos financieros por parte británica, y preservarse los derechos de los ciudadanos europeos; el proyecto de acuerdo aborda cuestiones sobre la resolución de litigios, la función del Tribunal de Justicia de la UE y cierra otros asuntos como la protección de los derechos de propiedad intelectual o las indicaciones geográficas.

También prevé un periodo transitorio hasta el 31 de diciembre de 2020, durante el cual Reino Unido permanecería dentro del mercado interior y de la unión aduanera; de manera que la situación permanecería prácticamente como ahora. Respecto a la situación en Irlanda, el principal escollo de las negociaciones, se contempla la extensión del período transitorio de salida más allá del 31 de diciembre de 2020. Si para entonces no se ha logrado una solución definitiva que evite una frontera en Irlanda, se aplicaría el llamado “backstop” o plan de contingencia, que haría que Reino Unido se mantuviese en la unión aduanera.

Además del Acuerdo de Retirada, los negociadores lograron consenso sobre el proyecto de declaración política conjunta sobre la relación futura UE-Reino Unido. Si no hay sorpresas, el Acuerdo de Retirada se formalizará en el Consejo Europeo extraordinario de 25 de noviembre.

A la vista de la compleja y volátil situación política en Reino Unido, más la difícil situación en la que se encuentra la Primera Ministra Theresa May, que ha debido afrontar varias dimisiones (entre ellas la de quién ha sido responsable de buena parte de las negociaciones del Brexit), es muy complicado hacer previsiones. Desde un punto de vista empresarial, el principio de acuerdo sobre el Brexit es positivo, aunque no elimina la incertidumbre porque el Acuerdo solo podrá entrar en vigor si lo ratifican tanto el Parlamento Europeo como el británico, donde la Primera Ministra May no cuenta, por el momento, con los apoyos necesarios. Más información