Pasar al contenido principal
Fecha
Unión Europea
18 Sep 2018

La SSPA pide al Gobierno que la despoblación sea objetivo principal en la estrategia en Europa y en el reparto de fondos

La Red de Áreas Escasamente Pobladas del Sur de Europa (SSPA) ha trasladado a representantes del Gobierno central la necesidad de que la despoblación sea objetivo principal en la estrategia en Europa, así como en el reparto de fondos dentro del Estado, centrándose en aquellos territorios que en peor situación se encuentran.

media-file-3779-sspa-en-madrid.jpg

Estos han sido los principales asuntos que se han tratado en dos encuentros en Madrid con responsables del Gobierno de España: por un lado, con la subdirectora general de Programación y Evaluación de la Dirección General de Fondos Europeos, María Muñoz, y por otro, con la directora de Desarrollo Rural e Innovación y Política Forestal, Isabel Bombal.

En ambas reuniones han estado presentes Sara Bianchi como coordinadora de la SSPA y los representantes de la red: Juan Carlos Escuder por parte de las Confederaciones de Empresarios, Enrique Asín como gerente del Grupo de Acción Local Gúdar-Javalambre y Maestrazgo Asociación de Desarrollo AGUJAMA (Teruel), Javier Martín como gerente de Tierras Sorianas del Cid y Miguel Ángel Rubio como técnico de la Asociación de Desarrollo Integral de la Manchuela Conquense (ADIMAN).

Para Sara Bianchi, “el objetivo de ambas reuniones ha sido conocer cómo están abordando el tema de la despoblación en las negociaciones, transmitiéndoles nuestra posición como SSPA. Para nosotros es indispensable que este sea uno de los objetivos principales de la estrategia Europea y que se utilice como criterio diferencial en el reparto de fondos dentro del Estado, con el fin de revertir la grave situación que se vive en Cuenca, Soria y Teruel”.

Ambas representantes del Gobierno central ya tienen el documento de posición de la SSPA en el que se señalan las medidas estratégicas que consideran deben ponerse en marcha para revertir este proceso.

Entre otras, se recogen cuestiones como la financiación, la fiscalidad, facilitar la llegada de inversiones, las infraestructuras, las comunicaciones vía internet y también aspectos sociales como la sanidad y la educación.

La red de Áreas Escasamente Pobladas del Sur de Europa (en inglés Southern Sparsely  Populated  Areas, SSPA) tiene como objetivo conseguir medidas legislativas y políticas en España y en Europa en el próximo periodo de programación de 2020, encaminadas a revertir el proceso de despoblación y sus consecuencias. Fundada en 2016, la Red está compuesta por las confederaciones de empresarios de Cuenca, Soria y Teruel, los grupos de acción local de las tres provincias españolas, la Agencia de Desarrollo del Condado de Lika-Senj (Croacia), su grupo de acción local y el Gobierno Regional de Evritanía (Grecia).

 

Actualidad relacionada

Unión Europea

El Consejo extraordinario de Energía alcanzó un acuerdo político sobre la propuesta de Reglamento para adoptar medidas coordinadas de reducción de la demanda de gas, que forma parte del paquete presentado por la Comisión Europea el 20 de julio junto con una Comunicación explicativa y un Plan de Reducción que, entre otras medidas, incentiva el uso de combustibles alternativos.

Unión Europea

Francia lideró la ejecución de fondos en 2021, con un gasto equivalente al 0,5% de su PIB, mientras que España alcanzó el 0,2%, según datos de la Comisión Europea recogidos en el tercer ‘Informe de seguimiento de los fondos Next Generation en España’, elaborado por la Oficina de Proyectos Europeos de CEOE.

Unión Europea

La Comisión Europea espera que la economía de la zona euro y del conjunto de la UE crezcan, respectivamente, un 2,6% y un 2,7% en 2022 y un 1,4% y un 1,5% en 2023; empeorando así las previsiones de primavera de 2022.

Unión Europea

BusinessEurope prevé un crecimiento interanual de la economía de la UE del 2,6% en 2022, lo que supone una revisión a la baja del 1,3% respecto a sus previsiones de otoño, y del 0,6% durante el curso actual, lo que aumenta la posibilidad de que los distintos Estados miembros de la UE experimenten al menos “recesiones técnicas" durante 2022.