Pasar al contenido principal
Fecha
Sostenibilidad
26 Ago 2021

Cómo reciclar bolsas de plástico para generar nuevos productos según ANARPLA

Reciclar plástico es muy importante. Evita la extracción de nuevos recursos naturales, ahorra en CO2 y facilita la fabricación de nuevos productos, como tuberías, bolsas de basura y supermercado o contenedores de compostaje, contribuyendo a hacer realidad la economía circular.

Bolsa de reciclaje ©️Dreamstime

este artículo habla de


El plástico forma parte de nuestras vidas. Es un material reciclable con múltiples aplicaciones en sectores tan diversos como la tecnología, la medicina, la automoción, la construcción o la alimentación. Entre sus ventajas destacan la versatilidad, ligereza, durabilidad y capacidad de conservación. Permite transportar y conservar de forma higiénica y durable los alimentos.

Una bolsa de plástico de polietileno de baja densidad, como las utilizadas para envasar zanahorias, por ejemplo, puede generar nuevos usos tras depositarse en el contenedor amarillo de reciclaje, donde da comienzo una cadena que culminará en nuevas posibilidades de utilización. Un vídeo de Anarpla (Asociación Nacional de Recicladores de Plástico) muestra cómo se realiza el proceso.

Del contenedor amarillo, la bolsa es enviada a una planta de selección de envases. Desde allí, viajará a otra planta para proceder a su tratamiento. Un proceso de aspiración permite recoger la bolsa y otros materiales similares para obtener con todo ello un flujo de film que es enviado agrupado en balas a una planta de reciclado.

El tratamiento de las balas de film pasa por una primera fase de selección y clasificación que da como resultado un flujo de polietileno de baja densidad. Este flujo se transfiere a unas máquinas trituradoras para su troceado y luego pasa a un proceso de lavado, en el que los trozos se separan por flotación de las impurezas que pudieran contener.

A continuación, se elimina la humedad y el agua mediante secado por presión y se pasa al proceso de extrusión y granceado para triturar de nuevo el resultado y obtener la granza, producto final del proceso de reciclado.

El ciclo concluye con la llegada de la granza a silos para su homogeneización y estabilidad, de manera que pueda ser envasada y almacenada para su utilización como materia prima en la fabricación de nuevos materiales plásticos compuestos por polietileno de baja densidad, sustituyendo de este modo al plástico virgen y contribuyendo así a la sostenibilidad.

Actualidad relacionada

Sostenibilidad

Grupo Lacturale dispone de una planta de biogás destinada al autoconsumo energético.

Sostenibilidad

Repsol ha implementado un proyecto de mecanización del proceso de limpieza de los paneles solares en la planta fotovoltaica de Valdesolar situada en Valdecaballeros (Badajoz), que actualmente cuenta con una potencia instalada de más de 260 MW.

Sostenibilidad

El proyecto SAIM (Sistema Automatizado de Información Marítima) de Matinsa, empresa participada de FCC Construcción, miembro de SEOPAN (Asociación de Empresas Constructoras y Concesionarias de Infraestructuras), tiene como objetivo el desarrollo de un sistema automatizado que permita el muestreo de la calidad de las aguas.

Sostenibilidad

CEOE y DHL Express han incidido en la necesidad de que el tejido empresarial español cuantifique y evalúe sus emisiones de efecto invernadero para que pueda tomar decisiones informadas a la hora de avanzar en la reducción de su impacto ambiental, de acuerdo a la creciente demanda social y la cada vez más exigente legislación al respecto. Así lo han hecho en una jornada sobre La importancia de medir y reducir la huella de carbono de tu empresa”, celebrada en la sede de CEOE, en Madrid.