Pasar al contenido principal
Fecha
Sostenibilidad
25 Ene 2024

CEOE y el Club Español de la Energía impulsan el I Foro Industria y Energía

  • El Club Español de la Energía (Enerclub) y CEOE han organizado el I Foro Industria y Energía, con el patrocinio de Repsol.
  • En el encuentro, han participado el presidente de CEOE, Antonio Garamendi, la secretaria de Estado de Industria, del ministerio de Industria y Turismo, Rebeca Torró; el director general de Política Energética y Minas, Manuel García; el presidente de Enerclub, Mario Ruiz-Tagle, y el director general de Transición Energética, Tecnología, Institucional y adjunto al CEO de Repsol, Luis Cabra.
  • También han intervenido Francisco J. Riberas, presidente ejecutivo de Gestamp, y Jaime Martín, director ejecutivo de Refino y Química de Repsol, junto a representantes de CEOE, Dow Chemical, Edp, Endesa, Holcim, Repsol, TotalEnergies, Banco Santander, Basf, Cepsa, Iberdrola, Magnon Green Energy, Microsoft y Naturgy.

Foro Industria y Energía

este artículo habla de


En su intervención, en el cierre de la jornada, el presidente de CEOE, Antonio Garamendi, ha subrayado que la competitividad industrial y empresarial y la transición energética "no deben ser objetivos contrapuestos, sino herramientas complementarias". "La competitividad de nuestras empresas y la descarbonización deben ir de la mano y, de hecho, sólo pueden ir de la mano", ha señalado.

“Economía, sociedad y medio ambiente son tres pilares esenciales". La transición es una oportunidad para la industria de la mano de las energías renovables. Tenemos recursos naturales abundantes e industrias punteras para convertirnos en un hub de industrias limpias, si lo hacemos bien. Una oportunidad que no podemos desaprovechar. La industria genera empleo de calidad, es motor de la economía española, y efecto tractor de los territorios en los que se asienta, ha precisado.

Y ha añadido que los principios de una “transición inteligente” son: compromiso de todos (ciudadanos, administración y empresas) con señales claras que aporten estabilidad regulatoria; tener en cuenta los “diferentes ritmos”, no todos los sectores se encuentran en la misma posición. Y reforzar la colaboración púbico-privada, ya que el 80% de las inversiones derivadas de la transición energética provienen del sector privado. Por tanto, es importante un clima de apoyo y confianza a las empresas, ha concluido.

Para el presidente de Enerclub, Mario Ruiz-Tagle: “No habrá economía sostenible sin industria sostenible desde el punto de vista económico y medioambiental”. “La descarbonización ya es una realidad que hay que acelerar. En este sentido, la convocatoria PERTE de descarbonización industrial lanzada ayer permitirá incrementar la competitividad del sector y crear multitud de empleos sostenibles y de calidad”, destacó Ruiz-Tagle.

“Son muchas las palancas para potenciar la industria. Una regulación atractiva y predecible, el aprovechamiento de los fondos europeos y la coordinación de las políticas energéticas, industriales y de innovación”. “La dimensión social también es clave”, dijo el presidente de Enerclub, “en cuestiones como la aceptación de los proyectos por parte de los ciudadanos y las oportunidades de desarrollo económico y creación de empleo, especialmente en áreas afectadas por la transición energética”.  

El director general de Transición Energética, Tecnología, Institucional y Adjunto al CEO de Repsol, Luis Cabra, explicó que el sector de la energía está inmerso en el triple reto de la descarbonización, la seguridad energética, y la competitividad y asequibilidad. Apuntó que para responder e ir más deprisa es imprescindible sumar soluciones de descarbonización. “Por eso, tendremos que sumar soluciones, combinando electrones y moléculas renovables”, dijo. Por ello, demandó un marco regulatorio más inclusivo y puso de manifiesto las ventajas competitivas de España para ser protagonista en la UE de esta nueva cadena de valor.

Para el director general de Política Energética y Minas, Manuel García: “Tenemos fortalezas y actores que nos permiten ser competitivos en este proceso, infraestructuras a la altura de las mejores del mundo, capital humano. Es cierto que la transición no está exenta de riesgos e incertidumbres. Descarbonizar la industria y preservar la competitividad, es esencial en este proceso”. “El cambio climático es una tendencia global y preocupante que urge a tomar medidas, añadió. “El mundo está reaccionando, pero debemos acelerar el proceso”. Apostó por potenciar el desarrollo de tecnologías que ayuden en la descarbonización, al tiempo que generan empleo y riqueza. Más de 500GW de capacidad en renovables este año, nuevo récord. “Debemos reforzar nuestra independencia energética”. “La política climática es el epicentro de la política industrial y energética”.

Para concluir, el director general, Manuel García, afirmó que “el ministerio va a seguir acompañando a la industria en este proceso dando señales adecuadas, eliminando barreras, incentivando la inversión y con ayudas”. Anunció que esta legislatura se centrará en la “legislación de detalle, más técnica”.

Elementos clave para una industria descarbonizada

Francisco J. Riberas, presidente ejecutivo de Gestamp, destacó que la industria es clave para la competitividad del país, “por lo que tenemos que llevar a cabo la descarbonización con una transición que la consolide y la potencie”. “En Gestamp -añadió-, contribuimos directamente a la movilidad sostenible gracias a la descarbonización de nuestras operaciones, a nuestras soluciones en productos y tecnologías para vehículos de bajas emisiones y una apuesta clara por la circularidad para la reducción de emisiones en toda la cadena de valor”.

El director ejecutivo de Refino y Química de Repsol, Jaime Martín, se refirió al reto que tiene ante sí la UE para que la transición energética sea justa para los ciudadanos y garantice la sostenibilidad, la seguridad de suministro y la accesibilidad, con precios competitivos. Defendió que Europa debe partir de sus fortalezas, de forma que se tenga en cuenta el medio ambiente, la industria, el empleo y la tecnología. “Nuestro compromiso con la descarbonización es y será inequívoco, pero sin olvidar nuestras fortalezas como continente y la aportación al PIB de sectores industriales que garantizan empleos estables y contribuyen de forma determinante a la seguridad de suministro de la UE”, resaltó.

Una oportunidad para el país

En esta mesa, intervinieron: Antonio Logroño, director general para España y Portugal, de Dow Chemical; Yolanda Fernández, directora de Sostenibilidad, Innovación y Cambio Climático, de Edp; José Casas, director general de Relaciones Institucionales y Regulación, de Endesa; Carmen Díaz, CEO de Holcim; Ester Moya, directora de Asuntos Públicos España y Coordinación Regulatoria, de Repsol y Antonio González-Lamuño, director de Desarrollo de Negocio, de TotalEnergies Electricidad y Gas, junto a la moderadora, Teresa Rasero, presidenta de la Comisión de Industria y Transición Ecológica, de CEOE.

Esta mesa se centró en aquellos aspectos clave para fortalecer la industria actual y mejorar su competitividad mientras reduce emisiones y como materializar la oportunidad que debe suponer la transición para nuestras industrias y para el país. Algunos aspectos clave comentados estuvieron relacionados con los principales retos y oportunidades y el papel que juega la energía. Entre otros elementos, los ponentes comentaron que para alcanzar estos objetivos eran necesarios varios aspectos como la urgencia de tomar iniciativas y apoyar a la industria en este proceso, la necesidad de agilidad administrativa y permitting, la colaboración y alianzas entre compañías, buscar reducir la volatilidad de precios, o tener una perspectiva tecnológica inclusiva.

Atracción de nueva industria

Este panel estuvo representado por Lucas Aranguena, jefe global de finanzas verdes del Banco Santander; Carles Navarro, director general, de BASF España; Helena Antolín, vicepresidenta de CEOE; Luc Steuns, director de Estrategia y Sostenibilidad, de Cepsa; Francisco Laverón, responsable de Prospectiva Energética, de Iberdrola; Guillermo Negro, CEO de Magnon Green Energy; José María de la Fuente, director de Energía y Manufacturing España, de Microsoft y Pedro Larrea, director general de Gestión de la Energía y Redes, de Naturgy, con Nemesio Fernández Cuesta, presidente del grupo de Transición Energética de Alantra Partners, como moderador.

Los expertos se centraron en los elementos necesarios para atraer nueva industria manufacturera y también industria ligada a los nuevos vectores energéticos, así como nuevas cadenas de valor relacionadas. Todo ello en un contexto de carrera internacional con diferentes programas de apoyo por parte de distintos países. Pusieron el foco en cómo aprovechar al máximo las fortalezas y ventajas competitivas de España para hacer que nueva industria viniera a asentarse en el país. En esta mesa se habló de las oportunidades de empleo que puede significar la descarbonización y nuevos modelos de negocio; la importancia de pasar de la teoría a la práctica en las políticas energéticas, de la autonomía estratégica, de la necesidad de invertir en redes; también en tecnologías ligadas a los electrones renovables y las moléculas renovables o la relevancia de la Inteligencia Artificial.

En su intervención a través de un vídeo, Markus Beyrer, director general de BusinessEurope, puso el foco en tres aspectos: la crisis energética, la necesidad de asegurar el aprovisionamiento energético para la transición energética, y la necesidad de conseguir precios más bajos para los consumidores. Señaló que los altos precios de la energía y el coste de los derechos de CO2 (mecanismo ETS) han impactado negativamente en la producción industrial (-25% en amoníaco, -23% en metanol) e incluso muchas industrias han cerrado. “Para tener una industria competitiva, a menos que hagamos inversiones masivas en renovables y otras soluciones descarbonizadas a un coste competitivo”.

Beyrer abogó por medidas regulatorias que incentiven dichas inversiones, la agilización del permitting, un mercado de la electricidad que incorpore más contratos a largo plazo, abordar las diferencias estructurales en los precios entre diferentes países, junto al diálogo, la colaboración y las alianzas para mantener una industria fuerte en la Unión Europea.

En la clausura, la secretaria de Estado de Industria, Rebeca Torró, afirmó que “la reindustrialización es urgente y vital para consolidar nuestro liderazgo en el mercado exterior”. El éxito sólo se alcanzará avanzando en la transición verde y con la colaboración de todos (público-privado). “Esta legislatura -añadió-, pasaremos de las grandes cifras a las grandes realidades en este compromiso de la descarbonización industrial”.

Entre otros aspectos, resaltó un mayor esfuerzo en materia de I+D+i, así como aprovechar nuestros recursos naturales con mayor eficiencia y eficacia. “Ganamos todos”. “La industria, como nuestro planeta, será sostenible o no será”. “El binomio industria-energía es indisoluble”, concluyó.

Foro Industria y Energía

Actualidad relacionada

Sostenibilidad

Femxa ha organizado su propia acción de voluntariado medioambiental de recogida de residuos. Esta actividad aúna civismo, sensibilización y movilización social para limpiar nuestra casa común, la naturaleza.

Sostenibilidad

Uno de los principales objetivos de Femxa es contribuir en la divulgación de la problemática medioambiental. Su compromiso implica operar de manera responsable y generar beneficios económicos mientras se minimiza el impacto ambiental y social de su actividad.

Sostenibilidad

"Seres plásticos" de la Fundación Alstom es un proyecto de concienciación ambiental que ha sido financiado por la Fundacion Alstom en España en dos ocasiones en el 2019 y en el 2023.

Sostenibilidad

CEOE pide al Gobierno que atienda las necesidades de conexión a la red eléctrica de la industria para impulsar el peso de la actividad industrial en España, el crecimiento económico del país y para poder avanzar al mismo tiempo en los objetivos climáticos.