Pasar al contenido principal
Fecha
Economía
30 Nov 2021

Las 17 medidas que propone CEOE para fortalecer la industria española

CEOE ha publicado un documento en el que recoge un total de 17 medidas necesarias para impulsar un marco global de apoyo a la competitividad y al desarrollo de la industria.

Industria

este artículo habla de


Desde la Unión Europea y desde nuestro propio país se ha afirmado la necesidad de reforzar la industria, sector clave para la innovación, la generación de empleo y la autonomía productiva. Para hacer realidad este impulso, a nivel europeo se está promoviendo una nueva estrategia industrial y en España se ha constituido un foro de alto nivel para elaborar un Pacto de Estado por la Industria, desarrollar la futura Estrategia Industrial para 2030 y la Ley de Industria.

Considerando la vital importancia de fortalecer el sector industrial para la economía española, CEOE ha publicado un documento en el que recoge un total de 17 medidas necesarias para impulsar un marco global de apoyo a la competitividad y al desarrollo de la industria. Las medidas se agrupan en tres ejes básicos de actuación: alcanzar un compromiso de país entre los actores implicados en el ecosistema industrial para fortalecer el sector, afrontar los desafíos que limitan su competitividad exterior en la UE y en terceros mercados y fomentar la innovación para potenciar la industria.

De forma resumida, con las 17 medidas se pretende:

  1. Alcanzar un compromiso para que la industria española crezca hasta el 20% del PIB, como marca la Comisión Europea.
  2. Fortalecer la estructura y el peso del Ministerio de Industria.
  3. Sensibilizar a la sociedad sobre la defensa del tejido empresarial industrial.
  4. Fortalecer la industria en las regiones con un peso del sector inferior a la media.
  5. Mejorar el acceso de las empresas industriales a la financiación.
  6. Mejorar la fiscalidad de las inversiones industriales.
  7. Gestionar de forma ágil y adecuada los fondos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.
  8. Garantizar el suministro energético a precios competitivos y establecer un sistema de ajuste de carbono en frontera.
  9. Avanzar hacia la unidad de mercado nacional y a nivel europeo garantizando la seguridad jurídica y la vigilancia de mercado.
  10. Desarrollar reservas y capacidades estratégicas nacionales para afrontar crisis.
  11. El cumplimiento del marco regulatorio europeo debe contribuir a reafirmar el liderazgo mundial de las empresas europeas, impulsando los ecosistemas industriales.
  12. Mantener el principio de neutralidad tecnológica y aplicar medidas para apoyar el crecimiento, la concentración, la exportación y la internacionalización.
  13. Potenciar las infraestructuras de transporte, facilitando su descarbonización y el acceso industrial a los mercados.
  14. Desarrollar un plan de industrialización digital mediante la coordinación entre las Administraciones y el sector privado.
  15. Alinear el sistema formativo y educativo con las nuevas necesidades en el ámbito de la Industria 4.0.
  16. Reforzar los programas de inversión y colaboración público-privada en materia de I+D+i.
  17. Desarrollar una red de apoyo a la pyme industria (Indupyme) para facilitar alianzas, innovación, intercambio de experiencias y apoyo a la internacionalización.
Peso de la industria en las principales economías europeas

Actualidad relacionada

Economía

El IPC de diciembre se situó en el 6,5% y en el conjunto de 2021 alcanza una tasa media del 3,1% y la subyacente del 0,8%. CEOE avisa de que se debe evitar trasladar la subida del IPC a precios y salarios para no prolongar su efecto.

Economía

CEOE comparte la opinión de la patronal agraria (Asaja) que considera “inadmisibles” las últimas manifestaciones del ministro de Consumo, Alberto Garzón, que ha atacado a la industria ganadera de nuestro país.

Economía

En noviembre, la inflación aumentó una décima su tasa de variación hasta el 5,5% interanual, siendo el encarecimiento de los productos energéticos el principal elemento inflacionista. 

Economía

Los estándares sirven como guía para las Administraciones a la hora de repartir fondos europeos y son un pilar básico de la recuperación económica. Las normas técnicas suponen el 1% del PIB español, mientras que para las empresas representan hasta el 5% de sus ingresos por ventas. Además, reducen un 7% los costes empresariales.