11 abr 2019
Empresa familiar

Más de 200 familias empresarias analizan en CEIM las claves del éxito en la continuidad transgeneracional de sus empresas

En España más del 99% de las empresas son pymes, con menos de 50 trabajadores y con una facturación inferior a 10 millones de euros. De ellas, el 85% son empresas familiares.

CEIM
©CEIM

Más de 200 familias empresarias se han dado cita en CEIM para analizar las claves del éxito en la continuidad transgeneracional de sus empresas, en una jornada organizada por la patronal madrileña y la Cámara de Comercio de Madrid, que ha contado con el soporte metodológico de la Fundación NUMA y con la colaboración de Cuatrecasas.

Durante la apertura de la jornada, el Secretario General de CEIM, Miguel Garrido, ha recordado que la empresa familiar “es la clave para el futuro de nuestro país”. Asimismo, ha destacado que en España casi el 90% de las empresas son familiares, aportan el 60% del PIB y el 75% del empleo privado y son, por tanto, uno de los pilares fundamentales para el mantenimiento del estado del bienestar.

Por ello, Garrido ha explicado que, conscientes en CEIM de la relevancia de las empresas familiares se ha creado el Consejo de Empresa Familiar en la patronal, que, presidido por José Ramón Sanz, actúa como vehículo transversal para canalizar las actividades específicas de apoyo a las empresas familiares y familias empresarias.

Por su parte, el Presidente de Cámara de Madrid, Ángel Asensio, ha señalado que la continuidad transgeneracional conlleva múltiples retos a lo largo de la trayectoria de toda familia empresaria, “lo cual implica que es una tarea diaria a lo largo de la vida que, además, exige el compromiso de todas las generaciones”; y ha explicado la oferta integral que ofrece la Cámara de Madrid para todas las empresas y especialmente enfocada a las necesidades de las empresas familiares, que abarca desde la formación, con el Instituto de Formación Empresarial (IFE) hasta servicios de asesoramiento y consultoría, entre otros.

La experiencia de las familias empresarias

Cuatro importantes familias empresarias han explicado a través de su propia experiencia que las controversias surgen de forma natural y son superables. “A lo largo de siete décadas hemos atravesado todo tipo de situaciones, pero al final, estamos condenados a entendernos y supimos seguir adelante” ha apuntado Elena Lis de Hijos de Federico Lis. Manuel Gancedo de Tapicerías Gancedo, ha resaltado que “la actitud mueve montañas”.

Por su parte Jaime Grego Mayor de Laboratorios LETI ha puesto el énfasis en la necesidad de la “institucionalización o estructuración de la empresa familiar” y huye del término profesionalización, “pues parece que da a entender que los empresarios familiares no son profesionales y nada está más lejos de la realidad”. Eduardo Muga de Bodegas Muga ha advertido que hay que “estar muy alerta con los cambios tecnológicos”, aconsejando además que “los problemas emocionales, que van a surgir sí o sí, no entorpezcan a la empresa”.

Moderando la mesa ha estado Miguel López de Silanes, Director de la FOX (Family Office Exchange), que ha querido destacar un factor común expresado por todos ellos, que “la calidad de las relaciones en la familia es determinante para la continuidad”, poniéndose el énfasis en “las competencias emocionales y relacionales para afrontar las controversias que, sin duda, surgirán”.

El propósito de toda familia empresaria es crear riqueza

A continuación, el Consejero de la Fundación NUMA y miembro de la Junta Directiva de CEIM, Ricardo Molina Oltra, ha señalado en su ponencia que “el propósito de toda familia empresaria es crear riqueza a través de generaciones, y su éxito es la continuidad transgeneracional: “Es un reto colosal, pero es posible y la mayoría de las familias lo consigue”. Molina ha compartido las Cinco Dimensiones de la Continuidad sintetizadas por la Fundación Numa y ha expuestoo el Modelo Numa de Continuidad.

Este modelo se ha desarrollado tras más de una década de innovación analizando las teorías existentes y las vivencias de cientos de familias y sintetizando las lecciones aprendidas y las best practices para hacer propuestas que den mejor respuesta a los retos de las familias empresarias. Para Molina “todo empieza y culmina en la familia y el modelo que propone la fundación está basado en la cooperación multigeneracional cuyos elementos deben ser consensuados a través de un proceso de diálogo y de reflexión con la participación real y efectiva de la familia, pues si hay participación, habrá compromiso”.

Por su parte, Luis Bravo, Socio de Cuatrecasas y miembro de la Junta Directiva de CEIM, ha compartido con el auditorio diversos mecanismos de protección del patrimonio familiar. Desde su larga experiencia, ha expuesto más de 50 recomendaciones que ha clasificado en tres pilares: lo personal y lo patrimonial, la gestión del negocio propio y los riesgos derivados del mercado e internacionalización de la actividad.

Bravo ha explicado que “el empresario familiar es emprendedor por naturaleza”, y ha animado a “fomentar el emprendimiento individual de los miembros de la familia dentro la propia familia, porque las siguientes generaciones deben impulsar nuevos negocios sin limitarse en exclusiva a gestionar los actuales para diversificar”

Experiencias de éxito de primera mano

Por último, tres familias exitosas y relevantes han compartido sus experiencias de éxito contadas en primera persona. Koldo Eguren, ha señalado la importancia de la comunicación: “sin la comunicación no funciona nada, ni una comunidad de vecinos, ni un matrimonio, ni una empresa”. Por su parte Pilar Losantos de Inmobiliaria Neiver, ha puesto el énfasis en la formación “es fundamental, tienen que tomar parte todos los miembros de la familia”.

Y por último Irina Costafreda de OBBIO, ha remarcado la importancia de la figura femenina, asegurando que el mayor acierto en la cohesión de su familia ha sido “el liderazgo emocional que hemos tenido las mujeres en la empresa, esa capacidad de unión y amor ha sido determinante en nuestro proceso de transformación”.

Mariola Olivera Directora del Instituto de Formación (IFE) de la Cámara de Comercio, que ha moderado esta segunda mesa, ha concluido que “han sido capaces de establecer su propio marco de cooperación, basado en el respeto, la libertad y el compromiso de todos los miembros de la familia”.

Para finalizar la jornada, el Presidente del Consejo de Empresa Familiar de CEIM y Presidente de la Fundación NUMA, José Ramón Sanz Pinedo, ha agradecido a estas siete familias que acumulan casi medio siglo de vivencias haberlas compartido y ha señalado que “tenemos un compromiso evidente con el largo plazo pues los empresarios familiares, comemos y cenamos todos los días con el futuro, nuestros hijos y nuestros nietos”. Asimismo, ha destacado que siempre es posible construir la continuidad y ha animado a los presentes a que se pusieran en marcha cuanto antes, pues “es su familia, es su negocio, es su patrimonio y es su responsabilidad”.