22 abr 2019
Transporte

El autobús aporta casi 6 millones de euros al PIB y genera cerca de 100.000 empleos

CONFEBUS, los empresarios del autobús, presenta un estudio con las principales claves de un sector estratégico para la vertebración del territorio nacional y la movilidad.

Estación de autobuses

La Confederación Española del Transporte en Autobús (CONFEBUS) acaba de publicar el estudio “El bus, una visión de presente y futuro: Liderando el cambio de rumbo para la movilidad sostenible de las personas”. En éste, se refleja la contribución socioeconómica del sector en España, se analiza su impacto en el medioambiente y se explican los retos y tendencias en torno a él.

El estudio ha sido elaborado por CONFEBUS en colaboración con la consultora financiera AFI y de él se pueden extraer las siguientes conclusiones:

  • El sector del autobús aportó 5.680 millones de euros al PIB (0.56% del total), generó 95.000 puestos de trabajo y contribuyó con 1.551 millones a las arcas públicas en 2018
  • En España hay un total de 3.350 empresas con una flota media de 13 autobuses cada una. El total de vehículos existentes en el país asciende a 44.000
  • El número de viajeros/km anuales es de 47.760 millones
  • El autobús es un modo clave para atender la demanda de movilidad de colectivos con menor acceso, como los jóvenes, mayores y personas con movilidad reducida
  • La tasa de siniestralidad del autobús es la más reducida de los modos de transporte por carretera (solo el 0,2% del total de las víctimas mortales de accidentes de tráfico en carretera se atribuye al autobús)


En líneas generales, el estudio refleja la panorámica y evolución del sector en los últimos años, además de poner en valor el papel del autobús como agente clave para el futuro de la movilidad. Nuevos retos y tendencias regulatorias han cambiado por completo las reglas de juego de un modo de transporte que, sin embargo, sigue encabezando la demanda: uno de cada dos viajes interurbanos en modos de transporte colectivo se realiza en autobús.

Este sector es responsable del 50,3% de los trayectos, seguido del ferroviario con el 46,1%, del transporte aéreo con el 2,9% y del marítimo con el 0,7%.

El autobús es uno de los modos de transporte que menos contamina

El sector del autobús es un agente clave para el desarrollo hacia la movilidad eficiente y sostenible. Su impacto medioambiental es menor que el de otros modos de transporte. En España, el transporte es responsable del 28,7% del total de las emisiones de CO2 expulsadas a la atmósfera, siendo el coche el principal responsable de ello. El autobús es el modo que menos gases de efecto invernadero genera y es 3,7 veces menos contaminante que el avión, 5,5 veces menos que el automóvil y un 13% menos que el tren.

Además, el autobús en España contribuye a cumplir con los compromisos de emisiones establecidos por la UE, gracias a su sostenibilidad medioambiental. Un aumento en el uso del transporte en autobús podría reducir drásticamente los problemas de congestión urbana e interurbana y también la acústica, ya que en términos de pasajero-km, el autobús genera cuatro veces menos contaminación acústica que el vehículo particular.

La aplicación de peajes urbanos, la habilitación de infraestructuras que potencian el autobús (carriles Bus VAO) y las deducciones fiscales por el uso del transporte público, contribuirían a impulsar al autobús como agente clave para la movilidad sostenible.

Contribuye en gran medida a la cohesión territorial y social de España

La configuración del territorio en España y su morfología constituyen un condicionante para la articulación de la movilidad. El autobús juega un papel estratégico a la hora de proveer servicios de movilidad interterritorial,siendo un modo estratégico para la cohesión y el equilibrio territorial, en un contexto de pérdida de población en gran parte del país.

Es un factor clave para atender la demanda de movilidad de colectivos con menor renta y acceso, como los jóvenes, mayores o personas con movilidad reducida y, además, las previsiones demográficas de envejecimiento sitúan al autobús como un modo decisivo para garantizar la movilidad sostenible en el futuro.

Regulación y digitalización: principales retos del sector

En los últimos años se han multiplicado los retos de tipo tecnológico, regulatorio y de mercado que afectan al sector del autobús, y que pueden comprometer el desempeño futuro de las empresas. Las licitaciones públicas deben ser equitativas y equilibradas, de manera que el precio no sea el requisito principal, sino que se prime la sostenibilidad desde el punto de vista social, medioambiental y económico, destacando siempre la seguridad, la innovación y la calidad. Los próximos marcos normativos deben abrir la oportunidad para adaptar la ley a la situación actual del sector, marcado por la evolución tecnológica y la aparición de nuevos competidores a través de diferentes propuestas.

A su vez, el transporte es uno de los sectores más afectados por la evolución tecnológica, debido en gran parte a la aparición constante de nuevas herramientas digitales que permiten sofisticar y promover una mayor eficiencia de los procesos de producción y consumo de servicios. Es por ello que debe avanzarse en la consolidación de una plataforma digital de reservas única, además de desarrollar el análisis de Big Data, aplicaciones móviles, páginas web y uso de medios sociales.