16 oct 2019
Jornada tecnológica en CEOE

CEOE y SingularityU, el think tank de la NASA y Silicon Valley, celebran una jornada sobre tecnologías exponenciales

CEOE y SingularityU, el think tank de la NASA y Silicon Valley, han organizado en la sede de la patronal la jornada ‘Tecnología exponencial para el desarrollo empresarial’, un evento en el que se expusieron las últimas tecnologías que son clave para el futuro del tejido empresarial español. La innovación y la digitalización se resaltaron como apuestas imprescindibles para que las empresas se adapten con éxito a las demandas del entorno cambiante actual. 

SingularityUCEOE

Diego Gil, CEO de SingularityU Spain, partner de Singularity University con sede en el Centro de Investigación de la NASA, Silicon Valley, compartió en este encuentro la visión de las tecnologías exponenciales, que incluyen la informática, la biotecnología, la robótica, la inteligencia artificial, la nanotecnología y la neurociencia, y que son futuro del mundo. Conocer estos avances tecnológicos y sus aplicaciones permite a las empresas y sus profesionales anticiparse a los cambios y tomar decisiones estratégicas. 
 
En la jornada, que clausuró el presidente de CEOE, Antonio Garamendi, participaron además el presidente de la Comisión de Sociedad Digital de CEOE, Julio Linares, y la directora de desarrollo de negocio de CEOE Formación, Nuria Torrijos.  
 
Diego Gil quiso destacar la importancia de la tecnología disruptiva: “Innovar es evolucionar un producto que existe; ahora se trata de ser una compañía disruptiva, lo que significa crear un producto distinto, que deje obsoletos los productos”. Además, resaltó que la digitalización es clave para el desarrollo tecnológico, ya que “una vez que una tecnología se vuelve digital, crece exponencialmente”. 
 
En esta línea, el presidente de CEOE también insistió en que “todo lo que se pueda digitalizar, se va a digitalizar, y todo lo que se pueda automatizar, se va a automatizar”. Antonio Garamendi señaló que las empresas españolas tienen dos grandes retos: uno tecnológico y otro ético, que llegará como consecuencia del primero. De esta manera, animó a las empresas españolas a sumarse al carro de la digitalización y a atreverse a innovar. 

Por su parte, Julio Linares explicó que en España “mejoramos en digitalización por encima de la media europea y en conectividad hemos mejorado mucho”. “Nadie es inmune a la digitalización”, concluyó.