DESCUBRE EL DIARIO DIGITAL DE LAS EMPRESAS Descubre nuestro portal dedicado a los empresarios CERRAR (X)
21 mar 2019
Transporte

CEOE propone un decálogo de medidas para lograr un sector aéreo más competitivo

La pasada Junta Directiva de CEOE aprobó el documento “El sector aéreo: aportación a la economía española y propuestas para la mejora de su competitividad”, elaborado por su Consejo del Transporte y la Logística con el objetivo de dar a conocer la relevancia del transporte aéreo para la economía española y definir las principales medidas que deben ser adoptadas para lograr un sector más competitivo, preparado para el incremento de la demanda de los próximos años, y capaz de aprovechar al máximo el potencial de España como centro de conexiones aéreas y destino turístico.

Avión
©Pexels

Para ello, se propone el siguiente decálogo de medidas:

1. Tanto a nivel nacional como comunitario, es preciso que las acciones legislativas de los gobiernos se dirijan a reducir las cargas regulatorias que afectan a la competitividad del transporte aéreo respecto a los operadores de otros países, así como respecto a otros medios de transporte, buscándose el equilibrio adecuado entre la protección de los intereses públicos y las condiciones necesarias para salvaguardar dicha competitividad.

 

2. Con relación a la red aeroportuaria española, los aeropuertos tienen, entre sus principales retos, el constante crecimiento en el número de pasajeros y los planes de expansión de las compañías aéreas. Los Planes Directores de los aeropuertos deben dar respuesta a estos retos en el largo plazo, mediante inversiones racionales dirigidas principalmente a solventar posibles problemas de capacidad, siempre bajo criterios de eficiencia.

Los aeropuertos españoles han realizado un esfuerzo de modernización, pero deben seguir avanzando, apostando por tecnologías más innovadoras que permitan procesos cada vez más automatizados, que mejoren la calidad del servicio y la experiencia del usuario. En todo caso, mantener la competitividad de las tarifas aeroportuarias y de navegación es clave para el sector aéreo español.

 

3. La navegación aérea requiere la modernización del espacio aéreo, con la finalidad de avanzar hacia un diseño y gestión del espacio aéreo eficiente, mediante la consecución, a nivel nacional, de los objetivos del Cielo Único Europeo.

Asimismo, se debe avanzar en la liberalización de las torres y centros de control y garantizar la continuidad de los servicios de control y navegación aérea, adoptándose medidas para paliar las consecuencias del cese de actividad de los controladores aéreos durante los períodos de huelga.

 

4. En materia de seguridad operativa, si bien se aprecian mejoras en el funcionamiento de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) en los últimos años, debe seguir agilizándose su actividad para prestar un servicio de calidad, acorde con las prestaciones en los países de nuestro entorno. Los retrasos en la concesión de permisos o aprobaciones suponen un agracio operativo y económico.

 

5. Es necesario analizar la posible revisión del Reglamento Europeo 261/2004, por el que se establecen normas comunes sobre compensación y asistencia a los pasajeros en caso de denegación de embarque, de cancelación o gran retraso de los vuelos. La revisión debe tener por objetivo alcanzar un equilibrio entre la salvaguarda de los derechos de los pasajeros y la prestación del servicio de transporte aéreo, sujeto a numerosos factores externos y ajenos muchas veces al control de las aerolíneas.

 

6. El impulso y fomento de la intermodalidad son fundamentales para la competitividad de nuestra economía. En este sentido, es necesario analizar lo antes posible la viabilidad de la conexión de la red de Alta Velocidad con los aeropuertos de Barcelona-El Prat y Adolfo Suárez-Madrid Barajas, lo que permitirá su equiparación respecto a grandes aeropuertos europeos.

 

7. España debe impulsar el transporte aéreo de mercancías y posicionarse como nodo privilegiado para el tráfico internacional de mercancías, no solamente con origen o destino en España o países europeos próximos, sino que, aprovechando su posición geográfica y el elevado número de conexiones con América, pueda servir como centro de interconexión privilegiado entre América y Asia. Los aeropuertos y empresas de carga deben estar adecuadamente dimensionados, a fin de poder contar con el volumen y capacidad necesarios para atender los crecimientos previstos en los tráficos de mercancías con los mercados demandados por la industria.

 

8.  En materia de reducción de emisiones de la aviación, el Gobierno español debe apoyar e intensificar sus esfuerzos en Europa para la implementación del acuerdo global de comercio de emisiones alcanzado en el seno de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) a partir de 2020, promoviéndose asimismo la adhesión de nuevos estados a este acuerdo global y evitándose la doble regulación de las emisiones de vuelos internacionales a través de esquemas nacionales o regionales.

 

9. La política de bonificaciones aplicada en los billetes de residentes de Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla, además de a las familias numerosas, es positiva en la medida que favorecen la conectividad de estos pasajeros y fomenta el tráfico aéreo. Sin embargo, la gestión y aplicación de este sistema de subvenciones debe ser ágil, flexible y fácil tanto para las compañías aéreas, que actúan como intermediarias, como para sus beneficiarios, y debe tomar en consideración los costes de gestión que suponen para las compañías aéreas.

 

10. Tras la decisión de salida del Reino Unido de la Unión Europea (BREXIT), y tomándose en consideración que el Reino Unido es el principal mercado internacional de los aeropuertos españoles, es esencial que se alcance un acuerdo que posibilite mantener la conectividad aérea del Reino Unido con la Unión Europea. Si tras el BREXIT el Reino Unido no se convierte en signatario del Espacio Común Europeo de Aviación (ECAA), será necesario firmar un acuerdo lo más amplio posible de Cielos Abiertos en terceras y cuartas libertades, así como en tráficos chárter, para evitar cualquier restricción o limitación al actual marco jurídico de la aviación comercial.