DESCUBRE EL DIARIO DIGITAL DE LAS EMPRESAS Descubre nuestro portal dedicado a los empresarios CERRAR (X)
23 abr 2019
I Foro de Innovación Abierta

Antonio Garamendi y Rebeca Grynspan clausuran la reunión preparatoria de expertos del I Foro de Innovación Abierta

Inauguraron la jornada el Secretario Permanente del Consejo de Empresarios iberoamericanos-CEIB, Narciso Casado, y el responsable de Economía y Empresas de SEGIB, pablo Adrian Hardy. Intervino en la jornada el vicepresidente de la Comisión de I+D+i de CEOE y ex director general del CDTI, Francisco Marín.

I Foro de Innovación Abierta
Fotografía de familia del I Foro de Innovación Abierta

El presidente de CEOE, Antonio Garamendi y la secretaria general Iberoamericana, Rebeca Grynspan, clausuraron hoy en la sede de la Confederación empresarial la primera reunión del grupo de Expertos “El espacio iberoamericano como plataforma de Innovación abierta”. El grupo está conformado por representantes especializados en innovación de un destacado número de empresas, entre los que cabe destacar el vicepresidente de la Comisión de I+D+i de CEOE y ex director de CDTI, Francisco Marín. Inauguraron la jornada el secretario permanente de CEIB y director general de CEOE Internacional, Narciso Casado; el asesor de Economía y Empresas de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), Pablo Adrián Hardy, y el asesor de Pymes y Emprendimiento de SEGIB, Esteban Campero.

El presidente de CEOE, Antonio Garamendi, destacó el importantísimo papel que desarrolla CEIB con la SEGIB y que surgió para dar respuesta a los intereses empresariales en la Región y para garantizar la interlocución con los Gobiernos en Iberoamérica. Señaló, además, que España tiene una gran responsabilidad y liderazgo en el proceso de impulsar la innovación en Latinoamérica, ya que es, sin duda, el país que más interés tiene en esta región. Insistió también en la necesidad de desarrollar una economía colaborativa, reducir las trabas administrativas y trabajar con esfuerzo y de forma continuada la formación en cualquiera de sus manifestaciones.

Asimismo, recalcó que hay que incidir en los gobiernos para que haya un mercado libre y abierto, donde las empresas se sientan en igualdad de oportunidades y haciendo frente a una competencia leal. Garamendi indicó que “las empresas están para sumar y que se tiene que fijar objetivos cercanos y que se puedan cumplir”. En este sentido, consideró que potenciando la innovación empresarial y el comercio intrarregional, se potenciará la productividad y competitividad de toda Iberoamérica, haciendo de toda la región un lugar más próspero e integrador.

La secretaria general Iberoamericana, Rebeca Grynspan, puso de relieve que el sector privado es uno de los principales ejes de las cumbres iberoamericanas y hay que potenciarlo. Grynspan hizo hincapié en la próxima Cumbre, que se celebrará en 2020 en Andorra y que tendrá como lema “la innovación para el desarrollo sostenible”. Explicó que hay que elaborar para entonces una agenda que tenga sentido y sea coherente con el tema de la innovación para lograr resultados.

De hecho, insistió en que hay que crear ecosistemas que permitan una innovación más abierta, y aprovechar las ventajas de la zona, teniendo en cuenta que Latinoamérica tiene una población joven y numerosa que hay que formar y puede contribuir con su talento a desarrollar la innovación y la sostenibilidad. Señaló que para llevar a cabo los objetivos planteados es fundamental que mejoren los recursos en la región, tanto en infraestructuras, como en agua o telecomunicaciones. “Iberoamérica sigue siendo una gran oportunidad y hay que apostar por la región”, sentenció.

Sesión de apertura

El secretario permanente de CEIB, Narciso Casado destacó durante la sesión de apertura que la innovación, a través de las nuevas tecnologías, se ha convertido en un elemento estratégico y en uno de los factores de mayor empuje para toda economía. En este sentido, desde CEIB y CEOE se considera que hay que impulsar los procesos de innovación y digitalización en nuestra sociedad, no sólo por el impacto que tienen sobre los modelos tradicionales negocio y por su capacidad de generar nuevos hábitos de consumo en la población, con la consiguiente aparición de nuevos modelos de negocio, sino porque redunda en un incremento de la competitividad.

Casado informó que desde CEOE se proponen diversas medidas para mejorar la situación en el campo de la innovación, tales como un pacto político por la I+D+i, la simplificación legislativa y administrativa, apoyo a la transferencia de tecnología, mejora de la financiación de la I+D+i, formación y retención del talento, propiedad industrial e intelectual, compra pública e innovadora, digitalización, fomento de la cultura innovadora en las empresas y la innovación social. Asimismo, señaló que CEOE, CEIB y SEGIB trabajan conjuntamente en la organización de una serie de encuentros enfocados a incorporar la necesidad de innovar el debate público., Entre ellos, puso de relieve el VIII Foro Empresarial de Innovación y sostenibilidad el 29 de mayo en CEOE; el III Foro Iberoamericano de la Mipyme los días 2 y 3 de julio en Buenos Aires, y la propia Comisión de I+D+i de CEOE, que se reúne periódicamente en la sede de la Confederación Empresarial para tratar los temas específicos de interés.

Los representantes de SEGIB, Pablo Adrián Hardy y Esteban Campero aseguraron que el fenómeno de innovación abierta es una realidad en la mayoría de los países del espacio iberoamericano. Explicaron que un reciente estudio identifica 155 casos de alianzas de grandes compañías con más de 3.000 startups latinoamericanas para innovar de manera conjunta generando un doble beneficio para el entramado productivo. Por un lado, indicaron, la empresa se nutre de la dinámica emprendedora y la fluidez de innovación y, por otro, las startups y la joven empresa logra la posibilidad de adquirir escala y volumen de negocio, que es una de las grandes barreras para el ecosistema emprendedor iberoamericano. Destacaron que España y Portugal cuentan ya con más de cien casos de innovación abierta y no es monopolio de las empresas tecnológicas y multinacionales, es un fenómeno que se extiende a empresas nacionales de diferentes sectores productivos. “La innovación abierta es una oportunidad para el espacio iberoamericano de ganar en productividad y acortar la brecha tecnológica y de innovación de sus empresas”, concluyeron.

Grupo de expertos

De cara a la próxima Cumbre Iberoamericana en Andorra en 2020, se propuso la creación de un grupo de trabajo convocado por SEGIB, CEOE y CEIB y conformado por los responsables de innovación abierta en empresas multilatinas con trayectoria en la materia. Los principales objetivos del grupo consisten en posicionar en agenda de la política pública la trascendencia de las alianzas de grandes empresas con startups para el desarrollo de los ecosistemas emprendedores, destacar la importancia de interconectar las iniciativas de cada país a escala iberoamericana para optimizar el acceso a talento y financiamiento e identificar dificultades, así como plantear mejoras en el diseño e implementación de los instrumentos de promoción de los gobiernos de la región.

El vicepresidente de la Comisión de I+D+i de CEOE y ex director de CDTI, Francisco Marín, destacó la importancia de compatibilizar el concepto de “Open Innovation” con la revolución digital, dando prioridad en todo momento al seguimiento e implementación de los ODS en todos los países. Señaló que hay una falta de objetivos comunes y se necesita más convergencia y homogeneidad, especialmente entre las agencias regionales. Marín insistió en que es fundamental lograr atraer talento y, para ello, la sensibilización de la población es clave. Por último, explicó que la innovación también se halla dentro de la empresa y, en este sentido, el emprendimiento es fundamental para crear innovación interna.