Pasar al contenido principal
Fecha
Opinión
20 Dic 2020

Cuatro ejes para la reconstrucción económica

Antonio Garamendi, presidente de CEOE

La complicada situación económica desencadenada por la pandemia de COVID-19 está poniendo en serio riesgo la continuidad de la actividad de muchas empresas y autónomos que, pese al enorme esfuerzo realizado, no están pudiendo hacer frente a las limitaciones derivadas de la pandemia.

Antonio Garamendi

Antonio Garamendi

Presidente de CEOE

El tratamiento de la empresa española para la reconstrucción económica de España

 

Con todo, hemos de aferrarnos a la esperanza que nos da la ciencia, con el inicio de la vacunación de la población. Por tanto, es previsible que, durante 2021, la situación sanitaria mejore, según indican los expertos en epidemiología. Pero no podemos olvidar en ningún momento la otra gran pandemia: la económica.

Esta otra pandemia ya se ha extendido mucho más de lo que cabría esperar en un principio, cuando las medidas de restricción a la movilidad y de aforos parecían cuestión de meses. Pero ya sabemos que esto no es así, por lo que se hace imprescindible reforzar las medidas de apoyo al tejido productivo español.

Sabemos empíricamente por otras crisis que es el arrojo, la valentía de tantos y tantos empresarios y autónomos lo que nos puede hacer superar situaciones económicas complejas; arriesgando su patrimonio y jugándoselo todo por creer en un proyecto y por confiar en este gran país.

Por ello, todo lo que no sea contribuir a corto y medio plazo a salvar tejido productivo, aplicando el tratamiento necesario en cada sector, supondrá un mayor hundimiento de nuestra economía y, lógicamente, hará que la recuperación se prolongue más en el tiempo y sea más difícil borrar las cicatrices que este contexto postcrisis.

Ante este escenario, desde CEOE venimos poniendo de relieve la importancia de que el Gobierno adopte medidas ambiciosas para dar respuesta a esta situación, de forma que ayuda, en lo posible, a generar estabilidad y certidumbre.

El próximo 31 de enero concluye la última prórroga de las facilidades para el acceso a los ERTE, que sin duda han contribuido a salvar muchos puestos de trabajo.

Por tanto, las empresas españolas comienzan 2021 sin este horizonte clarificado. Es evidente que no podemos volver cerrar las negociaciones para una nueva renovación en el último minuto.

Planteamos también la necesidad de seguir ampliando las medidas de apoyo en forma de financiación, fiscalidad y agilización de trámites burocráticos, entre otras.

Pero desde CEOE, y por tanto desde la empresa española, no solo planteamos demandas; también nos implicamos y corresponsabilizamos para ayudar a salir de esta crisis.

Lo hemos hecho durante la peor fase de la pandemia, poniendo en marcha desde Fundación CEOE el proyecto ‘Empresas que ayudan’, para canalizar, a través de nuestra estructura, las necesidades existentes y la ayuda que las diferentes empresas podían ofrecer, pese a encontrarse ellas mismas en dificultades.

Nos corresponsabilizamos también mediante la elaboración de propuestas sólidas y argumentadas para que la gestión de los fondos de reconstrucción de la Unión Europea sea ágil en España y aprovechemos al máximo estos recursos.

En concreto, hemos formulado 21 iniciativas estratégicas de país, que trasladamos al Gobierno y que, de ser atendidas, contribuirán a buen seguro a forjar una reconstrucción robusta, que no solo sirva para volver a la situación anterior a la pandemia, sino que introduzca y consolide una serie de transformaciones económicas y sociales que necesita nuestro país.

En concreto, estas iniciativas están organizadas en torno a cuatro ejes principales: digitalización; transición ecológica; cohesión social y territorial e igualdad de género.

Son cuatro cimientos de reconstrucción y transformación de nuestra economía que permitirán que avancemos mucho más rápido y más fuertes en estas cuestiones prioritarias para cualquier sociedad avanzada como la nuestra.

En suma, dejamos atrás un año muy difícil, pero España cuenta con sus empresarios y autónomos para la reconstrucción. Lo que se debe garantizar por parte de las administraciones es estabilidad institucional, certidumbre, medidas de apoyo suficiente y salvaguardar el acceso de la empresa a los fondos para la reconstrucción de la UE. Todos dan lo mejor de sí cada día para seguir construyendo, y así va a seguir siendo.

 

Publicado en Puentia.

Actualidad relacionada

Opinión

Inmaculada de Benito, directora de Turismo, Cultura y Deporte de CEOE

"Que el turismo es un sector resiliente, no está en entredicho. Y que la crisis, que con motivo de la pandemia sanitaria del COVID 19 el sector está acusando, es la de mayor dimensión en los últimos cincuenta años, tampoco lo pone nadie en duda".

Opinión

Desde la CEOE, como representación de la empresa española, tienen claro que los ODS no deben trabajarse de forma aislada, sino transversalmente, de manera que impregne toda acción de empresas, administraciones y organizaciones sociales. Antes de esta pandemia, y de las crisis que arrastra consigo, el foco de la CEOE ya estaba puesto en estos objetivos internacionales, pero ahora se hace más necesario, sobre todo para no dejar a nadie atrás, sumando voluntades y alianzas. “Y es lo que los ciudadanos esperan de nosotros, amplitud de miras, generosidad y búsqueda permanente del interés general”, afirma Fátima Báñez.

Opinión

Luis Socías, jefe de la Oficina de Proyectos Europeos en CEOE

La respuesta europea al impacto económico generado por la pandemia de la Covid-19 ha supuesto un hito en la historia reciente, constituyendo un desembolso de inversión pública desconocida hasta la fecha.