Pasar al contenido principal
Fecha
Economía
12 Ene 2018

La inflación se desacelera hasta el 1,1% por el menor incremento de los productos energéticos

La inflación en diciembre se ha moderado de forma notable, tal y como CEOE adelantó en los meses anteriores, situándose en el 1,1% interanual. 

media-file-1749-noticia-ipc-gasolinera-sin-letras.jpg

La desaceleración de la inflación subyacente durante los últimos meses, cerrando el año con una variación del 0,8%, y el incremento del tipo de cambio del euro frente al dólar han permitido que, a pesar del incremento de los precios del petróleo desde el mes de julio, la inflación general haya mostrado una senda de desaceleración a lo largo del ejercicio.

Durante los próximos meses, de mantenerse los precios del petróleo en los niveles actuales (65$/barril en lo transcurrido de enero), se espera que la inflación continúe su moderación hasta tasas en torno al 1%.

En el mes de diciembre, la tasa interanual del Índice de Precios de Consumo (IPC) se desaceleró en seis décimas hasta el 1,1%. Esta evolución se debió fundamentalmente al  menor incremento de los precios de su componente de productos energéticos y a la evolución de la inflación subyacente, que continúa su senda descendente y se sitúa en el 0,8%.

Analizando los componentes de la inflación subyacente, los precios de los Bienes industriales sin productos energéticos registraron una caída del -0,3%, misma tasa que en el mes anterior, y los de los Servicios mostraron una desaceleración de dos décimas hasta el 1,3% de variación. Mientras, los precios de los Alimentos con elaboración, bebidas y tabaco mantuvieron su avance en el 1,2%.

Los precios de los Alimentos sin elaboración aumentaron un 2,6% interanual, frente al incremento del 4,3% interanual del mes anterior, debido al menor incremento en diciembre de los precios de las frutas y de las legumbres y hortalizas frescas.

El precio del petróleo ha seguido la tendencia ascendente iniciada en el mes de junio, desde los 45/46$/barril hasta superar los 70$/barril en la actualidad. En el mes de diciembre el precio del barril Brent se situó en 65,0$/barril, un 22,3% más elevado que el año anterior, pero debido a la apreciación del tipo de cambio sólo un 8,9% más elevado en euros. Esta moderación se ha visto reflejada en el precio de los carburantes y combustibles, que se incrementaron un 3,8% interanual en diciembre, aunque siguen configurándose como el principal elemento inflacionista del índice general. En lo transcurrido de enero, el precio del petróleo se sitúa en torno a los 68,5$/barril, lo que de mantenerse supondría un incremento del 25,9% frente al mismo periodo de 2017. Sin embargo, en euros el incremento sería algo más contenido, un 12,3%, debido a la apreciación del tipo de cambio.

La apreciación del euro está mitigando el efecto alcista de los precios del petróleo, pero todavía condiciona la evolución de la inflación general. De mantenerse en los niveles actuales, la inflación general podría seguir descendiendo ligeramente los próximos meses, situándose en torno al 1%.

El Índice de Precios de Consumo Armonizado se sitúa en el 1,2% en diciembre, seis décimas más que en el mes anterior, mientras que el índice promedio de la Unión Económica y Monetaria disminuye una décima hasta el 1,4%. Con este dato el diferencial con la Zona Euro se vuelve negativo, como en ocasiones anteriores cuando el shock de los precios de los productos energéticos ha sido a la baja.

Conviene recordar que cualquier deterioro de la competitividad tendrá un efecto en el crecimiento de la economía española.

Actualidad relacionada

Economía

El martes 20 de abril, el Consejo de Ministros aprobó el Real Decreto-ley 6/2021, por el que se adoptan medidas complementarias de apoyo a empresas y autónomos afectados por la pandemia de COVID-19.

Economía

CEOE ha elaborado un estudio monográfico que analiza la situación actual del turismo y dibuja dos escenarios sobre la evolución del sector y su peso en el PIB para 2021, en función de la evolución de la pandemia y las restricciones a la movilidad. Según las estimaciones de CEOE el sector turístico en 2021 seguirá teniendo un nivel de actividad muy inferior al del año 2019, con unas pérdidas de producción en relación a dicho ejercicio de entre un 50% a un 60%. Mientras que en 2019 el turismo suponía el 12,4% del PIB, en 2020 este porcentaje se desplomó por debajo del 5%. El estudio, que ha sido presentado en el Consejo de Turismo de CEOE, advierte de que, pese a que este año se iniciará la normalización de la actividad turística, las cifras seguirán estando muy alejadas de las de 2019, por lo que se hace necesario mantener el apoyo a empresas y trabajadores del sector.