Pasar al contenido principal
Fecha
Economía
13 Dic 2019

La inflación podría cerrar el año en torno al 1%, con una media anual del 0,7%

En noviembre, la inflación se acelera tres décimas hasta el 0,4%, debido a un menor descenso interanual de los precios de los productos energéticos. Por su parte, la inflación subyacente se mantiene en el 1,0%. De cara a los próximos meses, se espera que la inflación continúe aumentando hasta tasas del orden del 1%, para posteriormente volver a descender a partir de marzo de 2020. La inflación cerrará el año por debajo del 1% y el promedio anual será del 0,7%. En este contexto de inflación muy contenida y donde el diferencial con Europa continúa siendo negativo, esta mejora de la competitividad-precio debería verse acompañada de una mejora de la competitividad-costes y de medidas que impulsen el crecimiento de la productividad de la economía española.

13 diciembre


En el mes de noviembre, la tasa interanual del Índice de Precios de Consumo (IPC) se acelera tres décimas hasta el 0,4%. Con este dato, y aunque se prevé cierto repunte adicional, se puede decir que la inflación se mantiene en niveles muy contenidos, lo que confirma la ausencia de presiones inflacionistas en la economía española.

Además, la inflación subyacente también se mantiene muy moderada, registrando la misma tasa interanual que en los dos meses anteriores (1,0%). Analizando sus componentes, se observa que todos ellos continúan mostrando incrementos muy moderados. Así, los precios de los servicios aumentan una décima su tasa de variación, hasta el 1,5% y los alimentos con elaboración, bebidas y tabaco también aumentan dos décimas hasta el 0,9%, mientras que los precios de los bienes industriales sin productos energéticos disminuyen una décima hasta el 0,4%.

Los precios de los alimentos sin elaboración aumentan nueve décimas su tasa de variación y se sitúan en el 2,7%. Las frutas frescas son la rúbrica que presenta una mayor repercusión en este aumento, ya que sus precios disminuyen menos este noviembre que en el mismo mes de 2018, aunque también influye en este aumento el mayor incremento de los precios del pescado y del marisco este año.

Los precios energéticos en el mes de noviembre, aunque siguen mostrando descensos, moderan su ritmo de caída. En concreto, la tasa interanual en este mes de los precios de los productos energéticos ha sido del -5,2%, más de un punto porcentual menos que en el mes anterior.

En cuanto al precio del petróleo, en noviembre comenzó a repuntar de nuevo, debido al acuerdo de la OPEP+ -los miembros de la OPEP y otros productores independientes aliados- para reducir su producción a partir de enero de 2020. El crudo Brent se situó en 63,8 dólares/barril de promedio mensual, un 5,7% superior al de octubre y un -0,3% menor que un año atrás. En lo transcurrido de diciembre ya se sitúa en torno a los 67 dólares/barril, lo que supondría un incremento del 19,7% interanual en dólares y del 23,4% en euros.

El Índice de Precios de Consumo Armonizado se situó en el 0,5% en noviembre, tres décimas más que en octubre, y el índice promedio de la Unión Económica y Monetaria aumentó también tres décimas hasta el 1,0%, según recoge el indicador avanzado de Eurostat. Así, el diferencial con la zona euro acumula trece meses en negativo.

La previsión de inflación para diciembre se sitúa en torno al 1% y la tasa media anual de inflación para el conjunto de 2019 en el 0,7%, por debajo de la inflación media esperada para la Eurozona (1,2%, según el BCE). Esta mejora de la competitividad-precio, vía moderación de la inflación, debería estar acompañada de la contención de otros costes (fiscales, laborales…) y de medidas de política económica que favorezcan el crecimiento de la productividad de la economía española.

Actualidad relacionada

Economía

El martes 20 de abril, el Consejo de Ministros aprobó el Real Decreto-ley 6/2021, por el que se adoptan medidas complementarias de apoyo a empresas y autónomos afectados por la pandemia de COVID-19.

Economía

CEOE ha elaborado un estudio monográfico que analiza la situación actual del turismo y dibuja dos escenarios sobre la evolución del sector y su peso en el PIB para 2021, en función de la evolución de la pandemia y las restricciones a la movilidad. Según las estimaciones de CEOE el sector turístico en 2021 seguirá teniendo un nivel de actividad muy inferior al del año 2019, con unas pérdidas de producción en relación a dicho ejercicio de entre un 50% a un 60%. Mientras que en 2019 el turismo suponía el 12,4% del PIB, en 2020 este porcentaje se desplomó por debajo del 5%. El estudio, que ha sido presentado en el Consejo de Turismo de CEOE, advierte de que, pese a que este año se iniciará la normalización de la actividad turística, las cifras seguirán estando muy alejadas de las de 2019, por lo que se hace necesario mantener el apoyo a empresas y trabajadores del sector.