Pasar al contenido principal
Fecha
Economía
05 Mar 2018

El mercado de vehículos eléctricos e híbridos crece un 47,5% en enero y febrero

Las matriculaciones de vehículos híbridos y eléctricos (turismo, cuadriciclos, vehículos comerciales e industriales y autobuses) alcanzaron casi las 13.097 unidades en enero y febrero de este año, lo que supone un incremento del 47,5% respecto al mismo periodo del año pasado, según los datos de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC).

media-file-1733-suben-las-ventas-de-coches-electricos-en-2016.jpg

En el mes de febrero, las matriculaciones de este tipo de vehículos se situaron en 6.182 unidades; es decir, un 42,7% más que en igual periodo de 2017.

El mercado de vehículos eléctricos experimentó en febrero de 2018 un avance del 118,3%, con 834 unidades matriculadas. En lo que va de año, se han matriculado 1.753 unidades, lo que representa un crecimiento del 168% en comparación con los dos primeros meses de 2017.

Los vehículos híbridos registraron 5.348 matriculaciones en febrero, con un aumento del 35,4% respecto a idéntico mes de 2017. En el periodo acumulado enero-febrero se alcanzó un volumen total de 11.344 unidades, con una subida del 37,9% respecto a igual periodo del año pasado. 

Actualidad relacionada

Economía

En septiembre el IPC aumentó siete décimas su tasa de variación hasta el 4,0% interanual, siendo el aumento de los precios de los productos energéticos el principal elemento inflacionista.

Economía

En una primera valoración inicial de las cifras presentadas por el Ejecutivo, y a la espera de conocer el contenido del texto en profundidad, CEOE advierte de que el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2022, aprobado ayer en Consejo de Ministros, aplaza el saneamiento de las finanzas públicas y supone un aumento de la presión fiscal. 

Economía

El presidente de CEOE, Antonio Garamendi, ha subrayado la importancia del esfuerzo inversor como clave para la recuperación económica en España. Una inversión que, ha subrayado, necesita tres elementos fundamentales: estabilidad regulatoria, seguridad jurídica y calidad de la norma.