Pasar al contenido principal
Fecha
Economía
21 Mar 2018

El Índice de Demanda de Cemento (IDC) aumentó un 11% en los últimos doce meses

Nuevo Barómetro del Cemento, realizado por Oficemen

El Índice de Demanda del Cemento (IDC) mantiene un crecimiento del 11% en los últimos doce meses y encadena así once meses de crecimiento positivo, según los datos que recoge el nuevo Barómetro del Cemento, indicador adelantado del consumo elaborado por el departamento de Estudios de Oficemen (Agrupación de fabricantes de cemento de España).

media-file-3202-oficemen.jpg

Estos datos apuntan también a que, en el mes de enero, el IDC creció dos décimas porcentuales (un 0,2%) respecto a diciembre de 2017. 

Por el contrario, las exportaciones de cemento y clínker continúan con su tendencia negativa, al reducirse ambas de forma significativa. En el año 2017 registraron en conjunto una caída del 10%.

El presidente de Oficemen, Jesús Ortiz considera que “aunque la demanda doméstica de cemento continúa creciendo a buen ritmo, la evolución de las exportaciones sigue viéndose afectada por los altos costes eléctricos que soportan nuestras fábricas”.

Asegura que, en 2018, “estos costes han aumentado por los recortes en el servicio de interrumpibilidad. No olvidemos que se trata de un servicio de interés general para la sociedad, ya que la industria del cemento, al ser interrumpible, está colaborando a que la factura de la luz sea más asequible para todos, evitando que se produzcan picos en los precios. Cabe recordar que en el año 2017 el precio de la electricidad se disparó un 31%, convirtiéndose en el año más caro de la última década”.

 

Actualidad relacionada

Economía

El martes 20 de abril, el Consejo de Ministros aprobó el Real Decreto-ley 6/2021, por el que se adoptan medidas complementarias de apoyo a empresas y autónomos afectados por la pandemia de COVID-19.

Economía

CEOE ha elaborado un estudio monográfico que analiza la situación actual del turismo y dibuja dos escenarios sobre la evolución del sector y su peso en el PIB para 2021, en función de la evolución de la pandemia y las restricciones a la movilidad. Según las estimaciones de CEOE el sector turístico en 2021 seguirá teniendo un nivel de actividad muy inferior al del año 2019, con unas pérdidas de producción en relación a dicho ejercicio de entre un 50% a un 60%. Mientras que en 2019 el turismo suponía el 12,4% del PIB, en 2020 este porcentaje se desplomó por debajo del 5%. El estudio, que ha sido presentado en el Consejo de Turismo de CEOE, advierte de que, pese a que este año se iniciará la normalización de la actividad turística, las cifras seguirán estando muy alejadas de las de 2019, por lo que se hace necesario mantener el apoyo a empresas y trabajadores del sector.