Pasar al contenido principal
Fecha
Laboral
03 Sep 2019

Los datos del paro muestran la ralentización en el descenso del desempleo

media-file-4111-paro.jpg

Tras advertirse en los últimos meses una ralentización en el descenso del desempleo, que culminó en los insólitos datos del mes de julio por lo excepcionales en pleno período estival, los datos del mes de agosto arrojan cifras de desempleo, contratación y afiliación a la Seguridad Social que se compatibilizan con el contexto de desaceleración económica e incertidumbre.

La guerra comercial de China y Estados Unidos, el temor a los efectos del Brexit, el frenazo de la economía en la Zona Euro, particularmente en Alemania, y el desconocimiento de las reglas del juego en el corto y medio plazo están lastrando decisiones inversoras de las empresas que afectan al empleo.

En este contexto de incertidumbre económica, cabría esperar la adopción de medidas anticíclicas, en un marco de estabilidad y moderación, que contribuyeran a minorar los efectos de la retracción económica y del empleo, aportando a las empresas la necesaria seguridad y predictibilidad en la toma de decisiones.

El paro registrado rompe, como suele ser habitual en agosto, la tendencia descendente registrada en los cinco meses anteriores del año. Así, sube en el mes de agosto en 54.371 personas, la mayor cifra de incremento en un mes de agosto desde 2010.

Por otro lado, en términos desestacionalizados el paro aumenta en 4.435 personas.

Esta evolución del desempleo en el mes de agosto viene presidida por el hecho de que dicho mes es tradicionalmente negativo para el empleo, pues van expirando los contratos vinculados a actividades claramente estacionales de la temporada estival que habían crecido significativamente en meses anteriores, a lo que se une la incertidumbre en el plano económico.

Por su parte, el saldo de los últimos doce meses refleja una bajada del desempleo en 116.264 parados registrados, con una tasa interanual del -3,65%.

Aunque hemos abandonado la barrera de los tres millones y medio de desempleados, al situarnos en 3.065.804, la cifra más baja en un mes de agosto de los últimos diez años, seguimos próximos a dicha barrera -3.536.074- si contabilizamos a los excluidos de las listas oficiales por encontrarse en alguna de las situaciones reguladas en la Orden de 11 de marzo de 1985 y, en concreto, por estar realizando cursos de formación o ser demandantes de empleo con “disponibilidad limitada” o con “demanda de empleo específica”, lo que hace necesario seguir impulsando y consolidando el mantenimiento y la recuperación del empleo.

Afiliación a la Seguridad Social

De forma paralela a la evolución de la contratación y el empleo, los datos de afiliación a la Seguridad Social, especialmente reveladores del comportamiento de nuestro mercado laboral, reflejan una caída respecto al mes anterior en 212.984 personas. Lamentablemente nos encontramos ante el mayor descenso en este mes desde 2008.

El número de afiliados ocupados se sitúa en 19.320.227, siendo el mejor dato en un mes de agosto de la serie histórica.

En términos interanuales la afiliación aumenta en 480.413 personas. De esta forma la tasa interanual positiva refleja una ligera caída y se sitúa en el 2,55%.

Actualidad relacionada

Laboral

La Asociación de Empresas de Equipos de Protección Individual (ASEPAL), en colaboración con la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), ha celebrado el webinar ‘Aspectos básicos en la selección de EPI en el 2021’, en el que se ha recordado que el uso de los equipos de protección se ha extendido de forma exponencial en el ámbito laboral como consecuencia de la irrupción de la pandemia.

Laboral

Los ERTEs están resultando un instrumento útil para paliar la destrucción de empleo en términos generales, si bien hay sectores donde los datos de paro y afiliación muestran una situación de extenuación que puede convertirse en patológica.