Pasar al contenido principal
Fecha
Laboral
02 Oct 2019

CEOE pide la adopción de políticas para incrementar la competitividad de la economía española y la creación de empleo

Las cifras de paro registrado, contratación y afiliación a la Seguridad Social vuelven a poner de manifiesto una desaceleración en el empleo por el efecto conjunto del final de la temporada estival y la ralentización de la economía española.

media-file-4750-paro.jpg

De acuerdo con las cifras correspondientes al mes de septiembre, el mercado de trabajo ha notado en último término el efecto arrastre de la desaceleración de la economía mundial y de la Zona Euro, y el incremento de la incertidumbre a nivel nacional, que se refleja en las inversiones y por ende en el empleo.

En esta coyuntura cabe esperar la adopción de políticas, sobre la base del diálogo y la concertación social, que favorezcan la inversión empresarial, que permitan aumentar el potencial de crecimiento a largo plazo e incrementen la competitividad de nuestra economía y la creación de empleo.

Además, en este escenario de desaceleración, de inflación especialmente moderada y de productividad por ocupado negativa, resultan desaconsejables medidas que comporten el incremento de los costes laborales o limiten los mecanismos de flexibilidad interna.

Concretamente, los datos publicados por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social ponen de manifiesto que, al igual que ocurriera en agosto, el paro registrado aumenta en el mes de septiembre como suele ser habitual al finalizar la temporada estival. De esta forma, el paro registrado sube en el mes de septiembre en 13.907 personas, hasta los 3.079.711 desempleados, la cifra más baja de desempleo en este mes desde 2008.

Por otro lado, en términos desestacionalizados el paro se reduce en 28.629 personas. Asimismo, el saldo de los últimos doce meses refleja una bajada del desempleo en 122.798 parados registrados, con una tasa interanual que se sitúa en el -3,83%.

No obstante, se siguen superando los tres millones y medio de desempleados -3.532.399- si se contabiliza a los excluidos de las listas oficiales por encontrarse en alguna de las situaciones reguladas en la Orden de 11 de marzo de 1985 y, en concreto, por estar realizando cursos de formación o ser demandantes de empleo con “disponibilidad limitada” o con “demanda de empleo específica”.

 

Afiliación a la Seguridad Social

Con todo, entre los datos aportados por Trabajo destacan especialmente los datos de afiliación a la Seguridad Social, que reflejan una ligera subida respecto al mes anterior en 3.224 personas, el menor aumento en este mes en todo el período de recuperación. Por otro lado, en términos desestacionalizados la afiliación aumenta en 32.810 personas.

El número de afiliados ocupados se sitúa en 19.323.451, siendo el mejor dato en un mes de septiembre de la serie histórica.

Actualidad relacionada

Laboral

Tras constatar la imposibilidad de alcanzar en estos momentos un acuerdo en materia salarial para el periodo 2022-2024 en el marco de las negociaciones con los sindicatos sobre el Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC), el Comité Ejecutivo extraordinario de CEOE de este martes ha acordado un conjunto de recomendaciones para ponerlas a disposición de las unidades negociadoras de empresas y organizaciones en los convenios colectivos para el año 2022.

Laboral

Los datos del mes de abril merecen una valoración positiva. Nos dejan 184.577 cotizantes más y 86.260 desempleados menos, como corresponde a un mes tradicionalmente positivo para el empleo cuando coincide con el periodo vacacional de Semana Santa, dada su repercusión positiva en el empleo.

Laboral

CEOE considera que los datos del primer trimestre de la Encuesta de Población Activa (EPA), conocidos este jueves, muestran que el mercado laboral empieza a normalizarse en 2022. Pese a ello, apunta que el sector privado todavía no ha recuperado los niveles de empleo previos a la crisis provocada por la pandemia, algo que ya sí ha ocurrido en el sector público.

Laboral

El mes de marzo finaliza con 140.232 cotizantes más y 2.921 desempleados menos, lo que merece una valoración positiva, más aún en un contexto de fuerte incertidumbre, acrecentada por el conflicto bélico en Ucrania, si tenemos en cuenta además el hecho de encontrarnos con un mes de marzo que no ha coincidido con la Semana Santa y su incidencia positiva en el empleo.