Pasar al contenido principal
Fecha
Internacional
13 Mayo 2024

Portugal: economía, relaciones bilaterales y oportunidades de negocio para las empresas españolas

Portugal, nuestro vecino más próximo, al que nos unen intensas relaciones históricas, con un mercado de algo más de diez millones de consumidores potenciales, constituye uno de los principales destinos para las exportaciones españolas.

Plaça do Comercio - Lisboa (Portugal)

este artículo habla de


La buena sintonía de las relaciones hispano-portuguesas se viene afianzando mediante la celebración periódica de cumbres bilaterales, en las que se tratan aquellas cuestiones de interés mutuo que más conciernen en cada momento. En marzo de 2023, tuvo lugar, en Lanzarote, la XXIV Cumbre bilateral, centrada en la cultura, la estrategia transfronteriza común y la Unión Europea. Contribuyen también a reforzar estas relaciones la firma de numerosos convenios de carácter económico, que abarcan desde la colaboración en el ámbito de la microelectrónica, hasta la investigación energética y la sostenibilidad del turismo.

La importancia de los vínculos económicos entre ambos países queda patente en el peso que tienen los intercambios comerciales bilaterales para los dos países. Portugal fue en 2023 el cuarto cliente para España, con el 8% de las ventas españolas al exterior. Por su parte, España fue el principal proveedor de Portugal en dicho año, superando el 33% de las compras exteriores, según datos del ICEX.

Estructura de la economía portuguesa

La economía portuguesa cerró 2023 con un crecimiento del 2,3% y un PIB per cápita de 25.730 euros. El pasado mes de enero, el IPC general subió hasta el 2,3% desde el 1,4% del mes previo. Según datos oficiales recientes, la tasa de desempleo se situó en el 6,8% en los tres primeros meses de l año frente al 6,5% de 2023. Las cuentas públicas en el pasado ejercicio arrojaron datos positivos en la ejecución mensual, apuntando a un superávit del 1,6% del PIB.

El sector primario (agrícola y pesquero) ha ido perdiendo relevancia en la estructura económica de Portugal y en 2022 suponía tan solo el 2,2% del PIB nacional. La pesca y la explotación forestal, donde sobresale la producción de corcho, son dos de las actividades más destacadas dentro de este sector.

En el sector secundario, que acapara el 17% del empleo, destacan industrias tradicionales como las del calzado, textil, cerámica y alimentación y bebidas, aunque en los últimos tiempos han comenzado a ganar peso industrias con mayor contenido tecnológico, como la fabricación de automóviles y sus componentes, actualmente uno de los capítulos de exportación más significativos; la electrónica, energía, industria farmacéutica y tecnologías de la información y la comunicación.

El sector terciario ocupa una posición preminente en la estructura de la economía portuguesa, a la que aporta el 76% del VAB y el 70% del empleo, con el turismo como una de las actividades de servicios más relevantes. De hecho, en el pasado año se superó por primera vez la barrera de los 30 millones de visitantes extranjeros. En 2022, aportó el 14% del PIB. También tiene un papel relevante en la economía lusa el sector público, cuyo tamaño suponía en torno al 44% del PIB en 2022.

El año pasado, la actividad del sector exterior portugués superó los 77.583 mil millones de euros en exportaciones, mientras que las importaciones alcanzaron los 104.929 mil millones de euros. Según estimaciones de la agencia estadística portuguesa, los datos sobre comercio internacional del primer trimestre del año reflejan una bajada de las exportaciones y las importaciones en torno a un 4,2% y un 6%, respectivamente. Esta disminución del comercio de bienes se produce por cuarto trimestre consecutivo.

Intercambios bilaterales

Para Portugal, España es el primer cliente y el primer país proveedor. La evolución de los intercambios comerciales entre los dos socios ibéricos a lo largo de los últimos años ha seguido tendencia ascendente, aunque disminuyeron levemente en 2023 respecto al año previo. Así, las exportaciones españolas a Portugal superaron los 24.800 millones de euros en 2021, los 32.100 millones en 2022 y los 31.800 millones en 2023. Mientras, las importaciones portuguesas a España llegaron hasta los 13.600 millones en 2021, a los 16.620 millones en 2022 y a los 16.530 millones en 2023, según DataComex.

Entre los principales capítulos de la exportación española, en 2023 destacan los combustibles, vehículos, maquinaria, aparatos y material eléctrico, materias plásticas y sus manufacturas y manufacturas de fundición de hierro y acero.

Las importaciones portuguesas hacia España se centraron en vehículos, maquinaria, materias plásticas y sus manufacturas, fundición de hierro y acero, combustibles y aparatos y material eléctricos.

En materia de inversión, los flujos en ambas direcciones son muy intensos y afectan a numerosos sectores, con preferencia por los servicios. Portugal es uno de los principales destinos de la inversión española en el exterior y España suele ser el segundo o tercer destino preferente de las inversiones lusas en otros mercados. De hecho, en los últimos años España recibió las tres cuartas partes de las inversiones realizadas por el país vecino en el exterior. En 2021, el stock de inversiones directas de España en Portugal fue de 23.495 millones de euros, mientras que en sentido inverso alcanzó la cifra de 13.923 millones, según el ICEX.

Oportunidades de negocio en Portugal

Las áreas metropolitanas de Lisboa y Oporto son los principales centros de consumo del mercado portugués: concentran casi el 63% de la población del país y la mayor parte de la producción industrial y de los servicios. Por otro lado, más de 2.400 empresas españolas mantienen inversiones en Portugal y muchas compañías consideran ya ambos países como un único mercado.

La calidad es un factor muy relevante en el mercado luso en sectores con un fuerte componente tecnológico e innovador, como el de automoción, el aeronáutico, tecnologías de la información, biotecnología o sanitario.

Aunque el turismo sigue siendo un sector con gran atractivo para hacer negocios en Portugal, el país está promoviendo la diversificación de su economía. Existen oportunidades en sectores como la economía digital, la industria de transformación, el sector petroquímico, la logística, la economía azul, los relacionados con la transición energética, la movilidad, las tecnologías ambientales y las energías renovables. En este sector, Portugal está apostando de forma decidida por las tecnologías y las infraestructuras de energías limpias, creando un entorno favorable para el desarrollo de proyectos sostenibles abiertos a la participación de inversores extranjeros.

El país vecino ofrece también oportunidades en tecnología y startups innovadoras. El Gobierno portugués está impulsando en Lisboa un ecosistema emprendedor dinámico, muy propicio para el establecimiento de negocios tecnológicos innovadores.

 

Actualidad relacionada

Internacional

El presidente de CEOE, Antonio Garamendi, y el director de gabinete de Presidencia y de Relaciones con Iberoamérica de la Confederación, Narciso Casado, se han reunido con el presidente de la Confederación de Empresarios de Portugal (CIP), Armindo Monteiro, y su equipo en Lisboa para analizar las relaciones bilaterales y reforzar la cooperación tanto en el espacio empresarial iberoamericano como en el seno de la Unión Europea.

Internacional

Cerca de 300 representantes de instituciones, organizaciones empresariales y empresas de Chile, España y del resto de Europa asisten a la primera edición del Chile Summit Europa, en la que se combinó un encuentro empresarial con presentaciones de expertos del país andino y una rueda de negocios.

Internacional

El presidente de CEOE, Antonio Garamendi, ha destacado las oportunidades de cooperación empresarial entre ambos países durante su participación en una mesa redonda en el marco del Encuentro España-Países Bajos, celebrado el pasado 18 de abril, en La Haya.

Internacional

La presidenta de la Comisión de Relaciones Internacionales de CEOE, Marta Blanco, se ha reunido con la nueva presidenta por la parte turca del Comité Empresarial Hispano-Turco, Ebru Özdemir, y la embajadora de Turquía en España, Nüket Küçükel Ezberci.