Pasar al contenido principal
Fecha
Internacional
07 Sep 2023

Perú: economía, relaciones bilaterales con España y oportunidades de negocio

Las relaciones económicas bilaterales hispano-peruanas muestran una tendencia ascendente y España sigue siendo uno de los principales emisores de inversión hacia Perú. La integración de este país en la Alianza del Pacífico, junto con Chile, Colombia y México, ha favorecido su apertura al exterior y afianzado su posición económica en América Latina.

Plaza de Armas de Lima (Perú)

este artículo habla de


El país andino dispone de una gran riqueza en recursos naturales y minerales. Cuenta con importantes reservas de hidrocarburos y un extenso litoral oceánico frente a uno de los caladeros más productivos del mundo que han hecho de Perú una potencia pesquera a nivel mundial. Sin embargo, esta abundancia de recursos ha hecho que la economía peruana dependa en gran medida de las exportaciones de materias primas. Con el fin de reducir esta dependencia, Perú busca diversificar su base productiva.

Por otro lado, Perú es la salida natural para los productos del interior de Brasil destinados a los mercados asiáticos y esta vía estratégica se está tratando de potenciar con la construcción de infraestructuras de transporte que impulsen la actividad económica en torno a esta conexión.

 

Estructura de la economía peruana

El sector primario en la economía peruana tiene un peso destacado. La extracción de minerales (cobre, plata, oro, plomo) e hidrocarburos ocupa un lugar relevante, junto con la pesca y las actividades agropecuarias. Su evolución a lo largo del último año fue positiva, a pesar de una ligera reducción de las capturas en el sector pesquero. Existe además un pujante sector agroindustrial orientado a la exportación, con productos muy demandados en los mercados exteriores. Agricultura y minería suponen algo más del 17% del PIB.

La industria manufacturera constituye cerca del 13% del PIB de Perú, mientras que la construcción representa aproximadamente el 6% de la producción nacional y el sector servicios el 61%, según datos del Banco Central de la Reserva del Perú.

La capital, Lima, concentra la mayor parte del tejido productivo del país, conformado fundamentalmente por pymes y microempresas, y genera más del 40% del PIB nacional. Perú mantiene un alto grado de apertura al exterior en su política comercial; sin embargo, todavía tiene un amplio margen para maximizar las grandes oportunidades comerciales que ofrece.

A nivel sectorial, en la estructura económica peruana predominan las manufacturas, con un 12,4% del PIB, el sector hidrocarburos (11,3%), el comercio (10%), la construcción (6,8%) y la agricultura (6,1%).

Perú tiene un comercio exterior muy diversificado en términos geográficos, tanto en su flujo de exportaciones como de importaciones. China (30,2%), Estados Unidos (14,4%) y Japón (4,8%) son los principales mercados de destino de las exportaciones peruanas, que en 2022 alcanzaron un total de 59.276 millones de dólares. En cuanto a las importaciones, que en dicho año superaron la cifra de 60.240 millones de dólares, China y Estados Unidos siguen siendo los principales proveedores, con una cuota del 26,1% y del 23,6% respectivamente, seguidos de Brasil (6,9%).

 

Coyuntura reciente

Tras recuperarse rápidamente de la crisis causada por la pandemia, el PIB creció un 2,7 % en 2022, impulsado por el dinamismo del consumo privado y las exportaciones. Estas se vieron favorecidas por el fin de las restricciones sanitarias y la actividad minera. Se prevé que esta se incremente por el aumento de la explotación en Quellaveco, uno de los yacimientos de cobre más importantes del mundo.

Según el Ministerio de Economía y Finanzas de Perú, las previsiones para 2023 señalan un crecimiento económico en torno al 1,5% del PIB. En esta misma línea se sitúan las estimaciones de BBVA Research, que prevé un dato del 1,6% al cierre del año y un repunte del 2,6% para 2024. Otros organismos, como el Instituto Peruano de Economía, se muestran menos optimistas y recortan las perspectivas de 2023 al 0,8%. La inestabilidad del entorno político y social, las condiciones climatológicas adversas y el probable incremento del gasto público han contribuido a rebajar las previsiones.

 

Relaciones económicas y comerciales hispano-peruanas

España es el undécimo cliente comercial de Perú, con una cuota del 2,7% de las exportaciones andinas. A nivel de toda la Unión Europea, somos el segundo cliente más relevante. Nuestro país ocupa el puesto 15 en el ranking de proveedores de bienes a Perú, con un 1,5% de cuota. Tras Alemania, somos el segundo proveedor de la UE.

En 2021, España exportó a Perú por valor de 677 millones de euros e importó bienes por un total de 1.417 millones, según datos facilitados por ICEX. En 2022, los intercambios incrementaron su cuantía, con 784 millones en el caso de las exportaciones españolas y un montante de 1.751 millones para las importaciones procedentes de Perú, cifras que confirman una balanza comercial claramente deficitaria para nuestro país.

Los productos españoles más exportados a Perú son maquinaria y aparatos mecánicos, aparatos y material eléctrico, productos químicos, vehículos y material ferroviario, y manufacturas de fundición siderúrgica. Del lado peruano, las principales partidas de la importación se centran en los minerales, productos del mar (pescados, crustáceos y moluscos), productos hortofrutícolas, conservas de fruta y verduras, combustibles y aceites minerales.

Por lo que se refiere a la inversión, España ha sido históricamente uno de los principales países emisores de inversión hacia Perú; de hecho, considerando el stock de inversiones registradas, somos el más destacado. Existen más de 500 empresas españolas instaladas en Perú, que constituye el séptimo país de destino de nuestra inversión extranjera directa a América Latina, con un stock de inversiones de 4.267 millones de euros en 2020. Por su parte, Perú ocupa el puesto 36 como país inversor en España con una posición de inversión de 1.061 millones en 2019.

En las relaciones económicas bilaterales, cabe mencionar también la activa política de cooperación al desarrollo que mantiene España en el país andino.

 

Oportunidades para las empresas españolas en Perú

El mercado peruano está muy limitado por las grandes desigualdades y la existencia de un elevado porcentaje de la población con una capacidad de gasto muy limitada, centrada en el consumo de bienes de primera necesidad. No obstante, se observa un progresivo aumento del número de consumidores con poder adquisitivo medio que cada vez demandan más productos y servicios acordes a su nivel económico.

La riqueza minera de Perú ofrece a las empresas españolas notables oportunidades de inversión en importantes proyectos dentro del sector extractivo. Otro sector interesante es el de infraestructuras, sobre todo en lo que se refiere a los transportes (carreteras, ferrocarril y metro, modernización de aeropuertos), a la energía, al tratamiento de agua y a las redes de saneamiento. También existen posibilidades de negocio en el sector de bienes de equipo, favorecidas por un sector industrial en desarrollo y la falta de fabricantes locales suficientes para atender la demanda nacional. Las empresas españolas de maquinaria relacionada con la minería, la agricultura y la industria agroalimentaria tienen en el mercado peruano buenas perspectivas para la exportación.

También hay oportunidades en el sector de equipos y maquinaria para la construcción y obras públicas, la industria textil, tecnologías de la información y fabricación de envases y embalajes. Por otro lado, la pandemia ha generado una interesante demanda de productos y servicios sanitarios, medicamentos e infraestructuras hospitalarias. En los próximos años se esperan fuertes inversiones en el sector sanitario.

Perú es un país con un gran potencial turístico gracias a su vasto patrimonio natural y cultural. Las empresas españolas, punteras en este sector, pueden contribuir a impulsar el desarrollo del turismo en el país andino participando en los diversos proyectos de inversión que se llevan a cabo en este ámbito.

 

Enlaces de interés

Actualidad relacionada

Internacional

Durante el encuentro empresarial bilateral, inaugurado por los presidentes de Gobierno de España, Pedro Sánchez, y Turquía, Recep Tayyip Erdoğan, y de las organizaciones empresariales CEOE, Antonio Garamendi, y DEIK, Nail Olpak. El acto fue organizado por CEOE, la Secretaría de Estado de Comercio, a través de ICEX, y la Cámara de Comercio de España, en colaboración con el Foreign Economic Relations Board of Turkey (DEIK) y la Embajada de Turquía en España.

Internacional

Presentado en CEOE el informe "III Observatorio de la Sostenibilidad en Iberoamérica", elaborado por EAE Business School, CEIB y FIJE.

Internacional

Enclavada entre Oriente y Occidente, Turquía es una de las economías emergentes más dinámicas y un mercado de más de 85 millones de potenciales consumidores que ofrece interesantes oportunidades de negocio a las empresas extranjeras.

Internacional

El presidente de CEOE, Antonio Garamendi, y el ministro de Economía de Portugal, Pedro Reis, se han reunido el 27 de mayo, en la sede de CEOE, en Madrid, para impulsar la colaboración entre las empresas españolas y las portuguesas y buscar espacios de cooperación, sobre todo, en el marco de Europa e Iberoamérica.