Pasar al contenido principal
Fecha
Internacional
26 Sep 2019

El secretario permanente de CEIB destacó la importancia del sector privado en la creación de desarrollo para las sociedades

Durante el Global Youth Leadership Forum (GYLF), que se celebra estos días en Santander. Este foro de debate pretende buscar soluciones a las principales problemáticas a las que se enfrenta la comunidad internacional.

media-file-5222-el-secretario-permanente-de-ceib-narciso-casado-durante-el-global-youth-leadership-forum-en-santander.jpg

El director general de CEOE Internacional y secretario permanente de CEIB, Narciso Casado intervino hoy en el Global Youth Leadership Forum (GYLF), que se celebra estos días en Santander, en el que destacó la importancia del sector privado en la generación de desarrollo para las sociedades. El foro GYLF, organizado por su presidente Jacobo Pombo, representa un espacio de debate y discusión dónde líderes internacionales, expertos, empresarios, representantes de distintos países y organismos internacionales se reúnen con jóvenes líderes de perfiles sobresalientes en sus diversos ámbitos de actuación, para buscar soluciones a las principales problemáticas a las que se enfrenta la comunidad internacional.

Papel de CEIB en el desarrollo de la región

Durante su intervención, el secretario permanente de CEIB, Narciso Casado, aseguró que las organizaciones empresariales desempeñan un papel crucial en el desarrollo de las sociedades, y este es el caso de Latinoamérica que, desde hace cinco años, ya tiene su propia organización empresarial en favor de los intereses de la región: el Consejo de Empresarios Iberoamericanos, CEIB. Sus objetivos consisten en poner en valor los factores de competitividad comunes a los empresarios iberoamericanos y contribuir, desde el sector privado, al mejor desarrollo económico y social de los países latinoamericanos. 

Destacó, además, que desde CEIB “hemos hablado con una sola voz de libertad y democracia, compromiso con el multilateralismo, integración regional, firme impulso al comercio intrarregional, fomento de alianzas estratégicas, diálogo social, seguridad jurídica y social, competitividad eliminación de barreras, simplificación administrativa, desarrollo de proyectos de infraestructuras, retención de talento, innovación y digitalización, colaboración público-privada y sostenibilidad y Agenda 2030”. En definitiva, añadió, se trata de potenciar una verdadera plataforma latinoamericana que se apoye en las capacidades disponibles y recursos, sinergias empresariales, talento asociado y una lengua y forma de ser común.

Retos de las organizaciones empresariales

Estos objetivos coinciden con el lema del Encuentro y que están muy relacionados con la globalización, señaló. En este sentido, Casado insistió que tanto desde CEIB, como desde la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) y la Federación de Jóvenes Empresarios (FIJE), se está fomentando la integración regional entre los distintos actores involucrados en el espacio iberoamericano. Posteriormente, indicó, hay que trasladar a nivel global estas iniciativas, mediante la participación de CEIB en el seno de la Organización Internacional de Empleadores (OIE), la mayor plataforma empresarial del mundo, que aglutina a más de 150 organizaciones, o de la Organización Internacional de Trabajadores (OIT). Muestra de ello es la XXX Reunión de Presidentes Iberoamericanos, organizada por la OIE y que se celebró en junio de este año en Ginebra. Asimismo, indicó, la globalización también se lleva a cabo a través de otras instituciones internacionales a las que llevamos la voz del empresario, como son el B20, la Global Business Coalition (GBC), la OMC, la OCDE, BusinessEurope o el XII Foro del Sector Privado de las Américas, celebrado en el marco de la 49ª Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

El secretario permanente de CEIB aseguró que las organizaciones empresariales están insertando en la agenda política las principales demandas con las que se encuentran los empresarios en el espacio iberoamericano. En este sentido, destacó la necesidad de reducir las trabas burocráticas y simplificar los trámites oficiales, reducir la presión contributiva, mejorar el acceso a la financiación o reforzar los sistemas de contratación. Todo ello se ha estado llevando a cabo gracias al trabajo conjunto entre CEIB, SEGIB y FIJE en las cumbres iberoamericanas de jefes de Estados y de Gobierno; en los encuentros empresariales, foros y congresos, tales como el encuentro empresarial celebrado mayor en Bogotá y organizado por FIJE, CEIB y ANDI sobre “Juventud y Emprendimiento: una apuesta por el desarrollo”. Otros ejemplos, añadió, son el Foro de Mipymes Iberoamericanas de julio de 2019 en Buenos Aires o el X Congreso Iberoamericano de Jóvenes Empresarios, celebrado la semana pasada en Santa Cruz, Bolivia.

Casado se detuvo también en los retos a los que se enfrenta la región para impulsar su desarrollo económico. Entre ellos, informó, cabe destacar la apuesta decidida que tienen que hacer los empresarios iberoamericanos por la innovación y digitalización, ya que repercute positiva y directamente sobre la productividad y los niveles de bienestar en la sociedad. “Desde CEIB ambos elementos no son una opción, sino algo absolutamente necesario”, subrayó. De hecho, añadió que desde el Consejo de Empresarios Iberoamericanos se viene organizando con el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), una serie de encuentros, foros y conferencias, encaminados a potenciar el desarrollo de las sociedades iberoamericanas, como la Conferencia sobre Experiencias Internacionales en Innovación, celebrada el pasado 12 de septiembre en Panamá.

Por lo que se refiere a la productividad, Casado insistió en que es un elemento estratégico para las empresas, que redunda en la eficiencia y competitividad del ecosistema empresarial. Para ello, prosiguió, CEIB junto con las organizaciones empresariales que la integran, las 23 más importantes de los países de la región, bajo el paraguas de la OIE, intentan dar respuesta mediante sus recomendaciones anuales a los gobiernos e instituciones regionales en materias de interés común. Entre ellas, mencionó la eliminación de las barreras de entrada (permisos y licencias) en los países de la región; la reducción de los altos niveles de protección al empleo; la búsqueda de soluciones para las pymes, ya que no se les permite alcanzar economías de escala con las que reducir sus costes de producción y aumentar su competitividad; el incremento del comercio intrarregional; la necesidad de impulsar los mecanismo de control del absentismo laboral en las empresas; o el diálogo social entre sindicatos y las organizaciones empresariales.

El secretario permanente de CEIB insistió también en la importancia de la formación y la retención del talento, ya que según la OIT, alrededor del 40% de los jóvenes en Latinoamérica quiere emigrar a otros países. Por este motivo, informó, CEOE y SEGIB impulsan la colaboración con universidades; tratan también de fomentar la movilidad regional y crear programas académicos actuales relacionados con la empresa y la economía; y facilitar la igualdad de oportunidades para todo el que tenga vocación y ambición.

Por último, Casado se refirió a la igualdad social, ámbito en el que el sector privado tiene un impacto en múltiples áreas de la sociedad, como la competitividad, la generación de empleo, capacidad de internacionalización, creación de riqueza y bienestar. Todos estos elementos, puntualizó, constituyen la base para poder implementar la Agenda 2030 y se necesitan empresas fuertes y preparadas para implementarlos. “Sin la concurrencia de la empresa privada no será posible alcanzar los objetivos de la Agenda, ni garantizar la sostenibilidad de las iniciativas y proyectos que se desarrollen para lograr los ODS. Se necesita la colaboración público-privada”, aseguró. En este sentido, insistió que desde CEIB existe un firme compromiso por potenciar el desarrollo de una verdadera plataforma latinoamericana de comercio, apoyándose en las capacidades disponibles, las sinergias empresariales, el talento asociado y la lengua común, así como el trabajo que las organizaciones empresariales realizan en la región. “Todo ello representa la principal razón de ser de CEIB y estoy convencido de que con el trabajo de todos, podemos desempeñar un papel clave en el desarrollo de iniciativas y proyectos”, concluyó.

Global Youth Leadership Forum (GYLF)

En el foro, que comenzó el lunes, han participado representantes de todas las regiones del planeta. En la sesión de inauguración intervinieron la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social en funciones, Magdalena Valerio; el presidente del gobierno de Cantabria, Miguel Ángel Revilla; la concejal de Santander, Noemí Méndez; y el presidente del Foro, Jacobo Pombo. En el acto, que reunió a más de 200 jóvenes, participaron, entre otros, el exsecretario general de la OTAN, Javier Solana o el Premio Nobel Jans Fromow.

El GYLF ha sido concebido con vocación permanente e inclusiva, conformando un gran foro internacional de debate sobre los principales retos que deberá enfrentar el mundo durante el siglo XXI. Para ello, el Foro quiso implicar en esta propuesta al mayor número posible de países, regiones, organismos internacionales, asociaciones civiles y empresas, dando lugar a un espacio rico, plural, inclusivo y resolutivo.

 

Actualidad relacionada

Internacional

Intervinieron en la jornada el presidente de CEOE, Antonio Garamendi, y su homóloga en CONFIEP, María Isabel León; el director ejecutivo de ProInversión, Rafael Ugaz, y el director de Servicios al Inversionista, Alejandro Prieto; así como los embajadores de España en Perú, Alejandro Alvargonzález, y de Perú en España, Claudio de la Puente Ribeyro. Se presentó por parte peruana el portafolio de 19 proyectos para adjudicar entre 2021 y 2022 a través de Asociaciones Público-Privadas (APP), con un valor cercano a los 6.000 millones de dólares.

Internacional

Hoy se han reunido el nuevo Embajador de Ucrania, Sr. Serhii Pohoreltsev y la Presidenta de CEOE Internacional, Dña. Marta Blanco, acompañados por Dmytro Lozytskyi, Primer Secretario de Asuntos Económicos y Olha Ivasenko, Tercera Secretaria por parte de la Embajada de Ucrania y José Cuevas, por parte de CEOE Internacional.