Pasar al contenido principal
Fecha
Internacional
10 Sep 2021

Conferencia Empresarial sobre ‘Argentina. Su inserción económica en el mundo. Inversiones y Comercio Internacional’

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y la Cámara Española de Comercio de la República Argentina (CECRA) han organizado una conferencia empresarial sobre ‘Argentina. Su inserción económica en el mundo. Inversiones y Comercio Internacional’, en la que se abordaron temas de importancia para ambos países, como son las posibilidades de inversiones en Argentina, los fondos de financiación para las empresas españolas para inversión en América Latina o el Tratado UE-Mercosur.

Argentina


La primera parte del evento corrió a cargo del embajador Jorge Neme, quien destacó la revitalización de la relación bilateral con España tras las visitas del presidente Alberto Fernández a España y la del jefe del Gobierno Español, Pedro Sánchez, a Argentina el pasado 9 de junio, donde empresarios argentinos y españoles, junto a las máximas autoridades de ambos gobiernos, participaron en un foro empresarial y de la firma del Plan de Acción para la Profundización de la Asociación Estratégica (PAE 2021-2023).

Jorge Neme subrayó que “el principal desafío que tenemos es que el comercio y las inversiones continúen y aumenten. Esto se hace no solo desde el Estado, sino que requiere la activa participación de ustedes, el sector empresarial”.

Destacó también la importancia de la inversión española en Argentina, siendo el primer inversor europeo y el segundo a nivel internacional, así como la inversión argentina en España, por lo que el Plan de Asociación Estratégica es de vital importancia para todos los sectores de la industria, ayudando a las empresas a encontrar la salida de la crisis sanitaria y sus efectos económicos.

Entre los sectores mencionados en su exposición, Jorge Neme puso de relieve las infraestructuras y telecomunicaciones; pero también figuran los sectores basados en el conocimiento, donde Argentina posee una alta capacidad y potencial para proveer servicios de alto valor agregado: “Software y servicios informáticos, en especial los relativos a tecnologías aplicadas a las finanzas, gobierno y salud, industria satelital, usos pacíficos de la energía nuclear, tecnologías aplicadas a la producción agropecuaria, biotecnología y nanotecnología; industria 4.0; videojuegos”.

Resaltó también la importancia del Consejo Público Privado para la Promoción de Exportaciones (CPPPE) e Invest Argentina, la plataforma federal de proyectos multisectoriales de inversión privada, que permite vincular los proyectos con potenciales inversores y fuentes de financiamiento, sin olvidar la importancia de defender las metas estratégicas en materia medioambiental, para lo cual la experiencia española es muy importante.

Para finalizar, el embajador resaltó el compromiso del Mercosur con la firma del acuerdo con la Unión Europea, que permitirá crear cadenas de valor más integradas y sostenibles sin medidas proteccionistas que impidan el buen funcionamiento de este acuerdo de asociación.

En la segunda parte del evento, el asesor Internacional del presidente de CEOE y ex embajador de la UE en Argentina, José Ignacio Salafranca, subrayó la necesidad por parte de los actores sociales de no estar aislados, sino atentos a las señales que la sociedad envía, de crear un diálogo fluido donde exista “un fructífero intercambio de puntos de vista y conocimiento”, y, por otra parte, “que en los tiempos difíciles que corren, la libertad tiene que ser nuestra brújula”. En ese sentido, destacó la realidad que está viviendo la Unión Europea (UE) y su relación con Argentina y con el Mercosur.

En relación con este tema, insistió en la idea de paz y solidaridad que persigue históricamente la Unión Europea, valores compartidos con Argentina. Pero esta unión entre los países europeos también lleva a que juntos deban enfrentar la crisis más profunda vivida desde la Segunda Guerra Mundial, ya que la crisis del COVID-19 no solo es una crisis sanitaria y económica, sino que además es una crisis institucional, a la que se reaccionó activando los mecanismos de estabilidad necesarios para afrontar los efectos de la pandemia, como el Plan de Recuperación de la UE.

José Ignacio Salafranca coincidió con el embajador Jorge Neme en temas como la búsqueda de políticas comunes en materia de lucha contra el cambio climático; la búsqueda de soberanía digital de la UE y de sus socios, en donde hay importantes coincidencias con América Latina, lo que lleva directamente al posicionamiento de los diferentes actores en el plano internacional, atendiendo en particular a los conflictos internacionales y sus soluciones (Afganistán); así como el papel de China, que marcará la línea de futuro; y, por supuesto, EE.UU. y sus decisiones políticas en los diferentes escenarios del mundo, sin olvidar a Rusia, y las condiciones de vida en África En todos estos escenarios la Unión Europea deberá demostrar que es un “interlocutor válido y creíble”, en palabras de José Ignacio Salafranca.

En relación con América Latina, se sigue con mucha atención los números que arroja la pandemia (contagios, reducción de número de empresas, PIB…), situación que se ha visto acentuada por las deficiencias estructurales de la región. La UE observa con mucha preocupación este panorama, por lo que ha diversificado sus acciones en materia de solidaridad.

Estas acciones están dirigidas a buscar entendimientos que generen acuerdos comerciales favorables, donde los acuerdos existentes con América Latina son de gran importancia: asociaciones estratégicas con México y Brasil, con la Comunidad Andina, Chile, con Argentina, donde existen muchos años de colaboración con España, y donde el acuerdo con Mercosur es la clave de la estrategia de la UE para la región. “Un acuerdo basado en el comercio justo, en reglas y estándares de alto contenido ético y social y medio ambientales constituye una ambición de la UE”, según José Ignacio Salafranca.

También subrayó la importancia del acuerdo con el Mercosur, el cual es más importante para la UE que el firmado con Canadá y con Japón. Acuerdo que, además, supondrá para ambas partes un acceso preferencial de bienes y servicios de un mercado de millones de personas con la eliminación de barreras arancelarias y no arancelarias y la supresión de la “anomalía” de que los productos del Mercosur y de Argentina puedan ingresar en un régimen preferencial y que los empresarios europeos puedan acceder al mercado del Mercosur sin una alta tasa arancelaria.

Es un acuerdo que se traducirá en bienestar y en mayor creación de puestos de trabajo. Para finalizar, José Ignacio Salafranca destacó la necesidad de trabajar para llegar a acabar con las diferencias hacia dentro de la UE para concretar la puesta en marcha del acuerdo.

El evento fue inaugurado por Guillermo González Rosas, tesorero de la Cámara Española, y moderado por Marcelo Santoro, director de la Comisión de Comercio Exterior y Negocios Internacionales de la Cámara, y contó con la participación del director de Gabinete de Presidencia y director general de CEOE Internacional, Narciso Casado, y de empresarios de Argentina y España, así como representantes del cuerpo diplomático de ambos países. 
 

Actualidad relacionada

Internacional

En el marco de la visita oficial del presidente de la República de Colombia, Iván Duque, a España. Ambos destacaron la excelente relación entre CEOE y ANDI, especialmente en el seno de la OIE y del Consejo de Empresarios Iberoamericanos-CEIB.

Internacional

Los presidentes de las organizaciones empresariales de España y Colombia, CEOE y ANDI, Antonio Garamendi y Bruce Mac Master, respectivamente, anunciaron la creación de un comité empresarial privado España-Colombia que estará liderado por ambas instituciones. 

Internacional

Como seguimiento a la reunión mantenida en CEOE con el presidente de la República de Macedonia del Norte,  Zoran Zaev, en su visita a España el pasado mes de mayo, la presidenta de CEOE Internacional, Marta Blanco, ha recibido en la sede de la Confederación al Embajador de Macedonia del Norte en España, Oliver Krliu, junto con el primer secretario en la Embajada, el Perun Jorgakievski.