Pasar al contenido principal
Fecha
Empresa
23 Jul 2019

Los empresarios de Extremadura y Caja Rural renuevan su compromiso para impulsar el tejido empresarial de la región

media-file-5079-creex.jpg

La Confederación Regional Empresarial Extremeña, CREEX, y la Caja Rural de Extremadura han suscrito un convenio que supone la renovación de su acuerdo para impulsar y dinamizar de manera conjunta el tejido empresarial de Extremadura.

El acuerdo ha sido rubricado por Javier Peinado, secretario general de la CREEX, y Urbano Caballo, presidente de la Caja Rural de Extremadura, en un acto en el que también ha estado presente el director general de la entidad financiera, José María Portillo.

En virtud del convenio, Caja Rural de Extremadura se compromete a diseñar y poner a disposición de las pymes productos financieros ajustados a las necesidades del tejido productivo extremeño, con condiciones ventajosas para que estas empresas puedan desarrollar y ampliar sus actividades.

En el acto de la firma, Urbano Caballo ha recordado que durante 2018 la entidad que preside concedió 289,8 millones de euros en préstamos y créditos destinados a las pymes, y también al apoyo de iniciativas y proyectos empresariales, además del apoyo que se presta a los particulares. El presidente de la entidad financiera ha añadido que la Caja Rural sigue incidiendo en su vocación de servicio a Extremadura y en la cercanía a empresas y particulares, ya que, no en vano, su centro de toma de decisiones está enraizado en Extremadura.

Por su parte, Javier Peinado ha resaltado y ha puesto en valor el carácter rural y moderno de esta entidad financiera, con lo que ello puede aportar para la lucha contra la despoblación, tanto por los servicios que presta a particulares, como a las empresas, fomentando, en definitiva, el crecimiento socieconómico de Extremadura.

Actualidad relacionada

Empresa

UPS (NYSE: UPS), empresa asociada a CEOE, ya está entregando las primeras dosis de las vacunas contra la Covid-19 de Pfizer-BioNTech en la Unión Europea. Las entregas siguen a los históricos despliegues en Norteamérica y Oriente Medio, marcando otro hito en la respuesta contra la pandemia de la Covid-19.

Empresa

A finales de 2019 el juego aún no se había recuperado de la caída sufrida durante la anterior crisis económica: el juego real en 2019 fue de 10.226 millones de euros, un 6% inferior a los años previos a la crisis económica. El gasto de los consumidores en juego de entretenimiento presencial entre enero y octubre de 2020 supone un 50%  menos del registrado en 2019.El descenso en los ingresos de las empresas de juego es superior al que se registra en otros sectores como la moda, automóviles o las ventas en tienda en grandes almacenes. Casi el 85 % de los empleados del sector están trabajando y los ERTEs afectan solo al 15% de las plantillas.