Pasar al contenido principal
Fecha
Economía
29 Jul 2022

CEOE celebra el repunte del PIB, pero pide prudencia ante la situación de desaceleración internacional y la alta inflación

El dato avance de Contabilidad Nacional Trimestral del segundo trimestre de 2022 supone una sorpresa positiva ya que, si bien se esperaba una aceleración del crecimiento, el 1,1% de tasa intertrimestral representa un significativo repunte de la actividad.

PIB

este artículo habla de

PIB


Este repunte del PIB obedece en parte a un efecto de normalización de la actividad, especialmente visible en el sector turístico, tras la notable desaceleración del primer trimestre, en especial del mes de marzo por el impacto del inicio de la guerra en Ucrania. Así, en el conjunto de los dos primeros trimestres, el PIB habría estado creciendo a un ritmo promedio del 0,6%.

No obstante, es importante ser prudente y considerar también la situación de desaceleración de la economía internacional y los factores de riesgo, sobre todo la inflación, los cuellos de botella y el aumento de los tipos de interés, que están afectando a la baja a la actividad y a la inversión empresarial. Por lo tanto, estos niveles de crecimiento serán difíciles de mantener en próximos trimestres, lo que redundará en una menor creación de empleo.

Dentro de los componentes de la demanda interna, destaca la caída de la inversión en equipo, un –2,3% en términos intertrimestrales, que estaría reflejando el aumento de la incertidumbre y de los costes empresariales. En términos nominales y por el lado de las rentas, cabe destacar el dinamismo de los Impuestos sobre la Producción y las Importaciones, que con una tasa interanual del 17,6%, muy por encima del PIB nominal (9,5%), gana peso en el PIB.  De igual modo, la remuneración de los asalariados se acelera hasta el 8,7% desde el 7% anterior. Por el contrario, el Excedente de Explotación Bruto modera su ritmo de crecimiento hasta el 8,5% (12% anterior) y todavía está un 2,6% por debajo de los niveles del cuarto trimestre de 2019, periodo previo a la pandemia.

El análisis del PIB, por el lado de las rentas, evidencia que las empresas se están viendo perjudicadas por el aumento de costes y estancamiento de la actividad, con la consecuente compresión de los márgenes. Esto supone un riesgo para la sostenibilidad del crecimiento a trimestres futuros.

El deflactor del PIB se sitúa en el 3,0%, muy por debajo de las tasas registradas por el IPC que se utilizan como referencia de precios de la economía (IPC avance de julio, 10,8%). Esta discrepancia entre ambas variables indica que la mayor parte de la inflación es importada.

El punto más positivo del PIB del segundo trimestre es el repunte del consumo privado (3,2% en tasa trimestral), a pesar de la inflación tan alta registrada este trimestre. Por su parte, el aumento de la inversión del 3,4% se sustenta en el dinamismo de la construcción, que crece un 7,8% en términos trimestrales, mientras que la inversión en bienes de equipo desciende un –2,3% en tasa trimestral, tras varios trimestres mostrando una notable fortaleza.

En contraste con la notable aceleración del crecimiento del PIB, las horas trabajadas muestran una sensible moderación en su ritmo de crecimiento, que se sitúa en el 0,4% trimestral en el segundo trimestre, tras el 3,2% registrado en el primero. Además, las horas trabajadas continúan estando por debajo de los niveles previos a la crisis, en concreto un 0,2% inferiores al cuarto trimestre de 2019. En cambio, sorprende la caída de los puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo en un -0,4% trimestral, debido al efecto estadístico del incremento de la jornada media realizada (que ha aumentado un 0,8%). Esta cifra contrasta con el aumento del 0,6% que registró la ocupación desestacionalizada en términos EPA en el segundo trimestre, cuyos resultados fueron publicados ayer por el INE.  

La remuneración por asalariado acelera su ritmo de crecimiento en el segundo trimestre, hasta situarse en el 2,8% interanual. Además, los costes laborales unitarios repuntan en el segundo trimestre, hasta alcanzar una tasa de variación del 1,5%. En comparación con la situación previa a la crisis, los costes laborales unitarios son un 4,8% superiores a los del cuarto trimestre de 2019. Hay que señalar que este aumento de costes para las empresas resulta inoportuno en un contexto como el actual, de mayores incertidumbres que hace unos meses y de encarecimiento de los inputs necesarios para su actividad.

Valoración de los datos de PIB por el director de Economía de CEOE, Gregorio Izquierdo

Valoración de los datos de PIB por el director de Economía de CEOE, Gregorio Izquierdo >
https://youtu.be/bQTvwIRyNhw

Actualidad relacionada

Economía

Hoy ha tenido lugar en la sede de CEOE en Madrid la jornada ‘Córdoba. Ciudad para Invertir’, enfocada a la promoción de la provincia para la captación de inversores. Además, el acto ha abordado de forma especial  las nuevas oportunidades que ofrece la futura base logística del Ejército de Tierra que se construirá allí.

Economía

En relación con las medidas anunciadas por parte del Gobierno este martes, durante el debate sobre el estado de la nación, CEOE y CEPYME quieren señalar que se han adoptado sin consulta previa en el marco del diálogo social, no suponen una solución real a los problemas de elevada inflación que hoy sufre la economía española y perjudican claramente la confianza en España.

Economía

El Ranking de Competitividad Mundial de IMD 2022 ha posicionado la situación competitiva de España en el puesto 36, de un total de 63 economías. España asciende tres puestos en esta última edición, tras caer hasta el 39 en 2021, con lo que recupera la posición mantenida entre 2018 y 2020. No obstante, continúa registrando una posición inferior a otras economías de nuestro entorno, por lo que la competitividad debe ser un eje prioritario de nuestra política económica. CEOE es partner en España del Institute for Management Development (IMD) para la elaboración del World Competitiveness Yearbook.