DESCUBRE EL DIARIO DIGITAL DE LAS EMPRESAS Descubre nuestro portal dedicado a los empresarios CERRAR (X)
27 nov 2018
China

China-España: relaciones comerciales bilaterales y oportunidades en el mercado más grande del mundo

Según datos del FMI, China es la segunda mayor economía del mundo, por detrás de Estados Unidos, con un PIB de 11,2 billones de dólares en 2016. Aunque en los últimos años ha sufrido una cierta desaceleración económica, reduciendo su crecimiento al 6,7% en 2016, la menor tasa registrada en 26 años, se prevé que antes de 2030 supere a Estados Unidos como primera economía mundial.

Panorámica de Shanghái - República Popular China
Panorámica de Shanghái - República Popular China

Además, muchas empresas chinas han sabido aprovechar la reciente crisis financiera global para acceder a empresas y sectores estratégicos de países occidentales, dando muestras de su pujanza económica.

China tiene bases sólidas para ascender al primer puesto entre las economías del mundo. Es el país más poblado del planeta, con más 1.300 millones de habitantes, es el mayor consumidor de energía, el mayor tenedor de reservas exteriores del mundo, el primer socio comercial de muchas economías y el mayor mercado mundial.

La capacidad productiva de China es tal que a menudo se considera la fábrica del mundo; el lugar donde se fabrica casi todo. Por ello es también la mayor potencia exportadora de bienes y como el segundo mayor importador de mercancías a nivel global.

 

Algunas tendencias de la economía china

- Las industrias intensivas en mano de obra ya no son tan baratas como antes; ahora se están deslocalizando a otros países del Sureste asiático, como Vietnam o Bangladesh.

- El sector servicios ya supera al industrial en la economía china.

- Cada vez más empresas están reconvirtiéndose para adaptarse a la automatización y aumentar la calidad de la producción. El 60% de las compañías y el 25% de las pymes ya han emprendido estrategias de digitalización.

- China es un enorme mercado al que las empresas extranjeras cada vez más deciden ir a producir a sus fábricas para vender allí mismo sus productos.

- Las empresas extranjeras buscan ahora innovación y establecer centros de I+D y decisión estratégica en China.

- La estrategia industrial china para los próximos está diseñada en el plan "Made in China 2025".

- China está promoviendo iniciativas para impulsar su conexión comercial con el exterior, como la Nueva Ruta de la Seda y "China Go Global".

- China es una de las principales potencias en "Big Data". Es el tercer mercado global por volumen de inversión de capital riesgo en empresas de este sector y su evolución está respaldada por el acelerado proceso de digitalización de la economía china.

 

Relaciones comerciales bilaterales

El comercio exterior con China siempre se ha caracterizado por un fuerte déficit en la balanza comercial por parte española, a pesar del crecimiento de nuestras exportaciones experimentado en los últimos años.

Según datos oficiales chinos, las exportaciones españolas a China ascendieron a 7.976 millones de dólares, lo que supone un incremento del 30,25% respecto a 2016. En este mismo período, Estados Unidos, Japón, Corea o Alemania no superaron el 15% de incremento, y Francia e Italia no llegaron al 20% de crecimiento.

Las exportaciones al mercado chino en 2017 aumentaron un 28% respecto al año anterior, llegando hasta los 6.258 millones de euros, según datos de ICEX. Los productos más vendidos fueron el cobre y sus aleaciones, los equipos y componentes de automoción, la carne porcina, el cinc sin transformar y la chatarra de cobre.

Las exportaciones hasta el mes de septiembre del presente año se incrementaron un 1,8% interanual (4.663 millones de euros) y la composición por productos es muy similar a la del ejercicio pasado, aunque con una mayor presencia de los medicamentos.

La compra de productos procedentes de China creció en 2017 un 7,1% en comparación con el año precedente, alcanzando los 25.662 millones de euros, con los equipos de telecomunicaciones, maquinaria de informática, videoconsolas, artículos de marroquinería y juguetes como principales productos importados.

En el período enero a septiembre de 2018 las importaciones aumentaron un 2,8% interanual (19.716 millones de euros). Junto a los sectores más importados en 2017 destacan también en lo que va de año los equipos de alumbrado.

Estas cifras confirman el tradicional déficit comercial con China, que en 2017 registró un incremento del 2,3% interanual, con 19.404 millones de euros. Esta tendencia ascendente también se observa en 2018: de enero a septiembre ascendió a 15.052 millones, un 3,1% más que el año anterior.

 

Oportunidades del mercado chino

Existen buenas perspectivas para las empresas españolas en el mercado chino en aquellos sectores que pueden ofrecer productos y servicios relacionados con la elevada demanda generada por las necesidades de la actual fase de industrialización de la economía china y del crecimiento de las ciudades y de la clase media.

Entre ellos destacan la maquinaria, los bienes de equipo y los componentes de automoción, para satisfacer la elevada demanda interna; materias primas para la industria química, de las que China es deficitaria; equipamiento médico y material sanitario para atender las necesidades de su numerosa población; equipamiento ferroviario, con vistas al desarrollo de las infraestructuras y las líneas de ferrocarril nacionales; la gestión del agua y el tratamiento de residuos en núcleos urbanos, un grave problema para un país con grandes metrópolis en rápida expansión; energías renovables para atender a la fuerte demanda de suministro energético; los materiales de construcción, imprescindibles para la actual expansión urbanística de China; o las redes inteligentes para las redes de transporte y distribución de electricidad.

El sector agroalimentario también ofrece oportunidades, sobre todo en suministro de materias primas y productos intermedios para su transformación, productos cárnicos y pesqueros, aceite y productos vitivinícolas.

La creciente presencia en la sociedad china de una clase media en ascenso está generando oportunidades en sectores como la moda, calzado, cosméticos, productos de lujo y mobiliario de diseño.

Las oportunidades para los sectores de servicios van a depender de las facilidades que el Gobierno chino conceda con medidas liberalizadoras. No obstante, existen posibilidades que pueden explotarse en sectores como el educativo y el turismo.

 

>> Documentos relacionados:

China: ficha país

China: informe económico y financiero

Principales sectores españoles exportados a China

Principales sectores de la importación china a España

OECD Economic Surveys: China

China: cambio de paradigma

50 preguntas para entender el mercado chino

 

>> Enlaces de interés:

Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en Pekín

Centro para la Promoción del Comercio Internacional de China

Agencia China de Promoción de Inversiones

China Enterprise Confederation - CEC

Cámara Oficial de Comercio de España en China

Ministerio de Comercio de la República Popular China

Directorio de empresas chinas "China Market"

One Belt One Road Europe

ICEX España Exportación e Inversiones