DESCUBRE EL DIARIO DIGITAL DE LAS EMPRESAS Descubre nuestro portal dedicado a los empresarios CERRAR (X)
28 nov 2018
Nueva Zelanda

Nueva Zelanda, un mercado lejano con amplio margen de mejora para las exportaciones españolas

Las relaciones entre España y Nueva Zelanda mantienen una buena sintonía y coinciden en muchos aspectos de las políticas multilaterales. El país más distante desde nuestra situación geográfica es el segundo mercado en importancia de Oceanía, con algo más de 4,9 millones de consumidores potenciales, que habitan un territorio dividido en dos islas principales con características físicas y climáticas muy diversas: Isla Norte, de carácter volcánico e Isla Sur, más montañosa.

Panorámica de Auckland - Nueva Zelanda
Panorámica de Auckland - Nueva Zelanda

La población mayoritaria es de origen europeo, aunque es notoria la presencia maorí, que constituye el grupo étnico autóctono. Su cultura y su idioma tienen consideración oficial. Más del 70% de los neozelandeses viven en ciudades, con Auckland como principal metrópolis (1,6 millones de habitantes).

La tasa de crecimiento del país en enero de 2018 fue del 1%, aunque en los últimos años ha registrado cifras superiores a la media de la OCDE. El nivel de desempleo es muy bajo, en torno al 3,9%, mientras que la inflación se sitúa alrededor del 1,9%.

Nueva Zelanda es una economía dinámica y abierta que suele liderar las clasificaciones mundiales relacionadas con el entorno para los negocios, la gobernanza y la transparencia.

China, Australia, Estados Unidos, Japón y Alemania son los principales proveedores de Nueva Zelanda, mientras que la inversión extranjera está liderada por Australia, Estados Unidos y Reino Unido.

Nueva Zelanda es rico en recursos naturales, con importantes reservas de petróleo, gas y carbón, además de yacimientos de oro, plata y hierro. También son destacables los recursos energéticos geotérmicos, gracias a la naturaleza volcánica del país, y los recursos pesqueros marinos, procedentes de una de las zonas de capturas más abundantes del mundo. La piscicultura es otra actividad que genera riqueza.

 

Relaciones comerciales bilaterales

El comercio exterior en ambas direcciones es aún bastante modesto, aunque la balanza comercial es favorable a España. Existe un amplio margen para desarrollar los intercambios mutuos.

España exportó a Nueva Zelanda por valor de 205 millones de euros en 2016 y por 220 millones en 2017, mientras que las importaciones en sentido inverso alcanzaron los 157 millones en 2016 y los 152 millones el siguiente año.

Los productos españoles más exportados al país oceánico a lo largo de 2018 son automóviles, carne de porcino, productos farmaquímicos, aceite de oliva, materias primas plásticas, grasas vegetales, equipos de navegación aérea, maquinaria eléctrica, materiales para la construcción y maquinaria de transporte.

Por otro lado, en el presente año se importaron de Nueva Zelanda fundamentalmente frutas, pescado, marisco, carne de ovino, madera, productos químicos y farmaquímicos y equipos de navegación aérea.

En el sector infraestructuras, varias constructoras españolas se han adjudicado recientemente algunos de los proyectos más importantes del país.

 

Oportunidades de negocio en Nueva Zelanda

Entre los sectores más interesantes para las empresas españolas destacan maquinaria y equipos mecánicos, aparatos y material eléctrico para la industria, máquina-herramienta, maquinaria agrícola, materias plásticas, fundición de hierro, productos químicos y productos agroalimentarios como el aceite de oliva y las conservas.

También existen oportunidades para el sector materiales de construcción, infraestructuras de transporte, servicios de ingeniería y equipamiento para el desarrollo de ciudades inteligentes y aplicaciones informáticas.

Nueva Zelanda ofrece asimismo buenas posibilidades en el sector náutico y sus accesorios. Es un país insular con una gran afición a la navegación recreativa y una elevada proporción de embarcaciones por habitante.

Por otro lado, la presencia en sus aguas de abundantes caladeros son un importante atractivo para nuestras empresas pesqueras, tanto para la adquisición de pescado como de marisco.

Existe un déficit en la cobertura de proyectos de menor tamaño en el sector de las infraestructuras que las empresas extranjeras pueden aprovechar para participar en ellos.

El sector agropecuario ocupa un lugar relevante en la economía neozelandesa, de modo que también puede haber buenas perspectivas de negocio para las empresas que ofrecen bienes relacionados con esta actividad, desde maquinaria para la agricultura y la ganadería hasta materiales y suministros afines.

 

>> Documentos relacionados:

Nueva Zelanda: ficha país

Nueva Zelanda: informe económico y comercial

Principales sectores exportados a Nueva Zelanda

Principales sectores de la importación procedente de Nueva Zelanda

OECD Economic Surveys: New Zealand

Nueva Zelanda, la seriedad de un mercado

 

>> Enlaces de interés:

Gobierno de Nueva Zelanda

Embajada de Nueva Zelanda en Madrid

Agencia de Comercio y Empresa de Nueva Zelanda

ICEX España Exportación e Inversiones