DESCUBRE EL DIARIO DIGITAL DE LAS EMPRESAS Descubre nuestro portal dedicado a los empresarios CERRAR (X)
06 mar 2019
Igualdad

Las mujeres trabajadoras sufren un tercio de los accidentes y enfermedades profesionales

La siniestralidad femenina baja en los últimos cuatro años y se sitúa en niveles de 2014.

Las mujeres trabajadoras han sufrido un total de 199.589 accidentes de trabajo y enfermedades profesionales durante 2018, frente a los 417.532 percances de los hombres. La siniestralidad en el trabajo de las mujeres representa el 32,34% del total de los procesos vinculados con contingencias profesionales, que se elevaron hasta los 617.121 durante el pasado ejercicio.

Mujer trabajando

La franja de edad en la que las mujeres han tenido más contingencias profesionales en 2018 se sitúa entre los 41 y 45 años, con 29.425 procesos, seguida de las de 36 a 40 años con 26.142 partes de baja a las Mutuas, y las de 46 a 50 años, que han tenido 27.579 bajas en el trabajo durante el pasado ejercicio. 

En cuanto al nivel de gravedad de los accidentes en el trabajo y enfermedades, de los 199.589 procesos, la gran mayoría, 192.163, han sido catalogados como leves, 767 han sido valorados como graves y 18 mortales. Si se tiene en cuenta el tipo de régimen, las trabajadoras autónomas han sufrido 2.073 accidentes de trabajo y enfermedades profesionales durante 2018, de los que 17 fueron catalogados como graves y uno mortal. De ellas, un total de 1.935 tenían nacionalidad española frente a 138 extranjeras.

Esguinces y torceduras

Las trabajadoras que sufrieron algún proceso de incapacidad temporal en 2018 han sido, fundamentalmente, por esguinces y torceduras de tobillo y pies, con 19.687 partes de baja, 17.599 procesos por contusiones en las piernas y 17.189 enfermedades relacionadas con la espalda. Las fracturas de diferentes huesos, con 8.448 procesos, también ha sido otro de los motivos por el que las trabajadoras han acudido a las Mutuas.

Por regiones, Cataluña es la comunidad autónoma en la que más trabajadoras han causado un parte de baja por contingencia profesional con un total de 40.105 procesos, seguida de Andalucía, con 30.108 y Madrid, con 29.487 casos. En el lado opuesto, Ceuta, Melilla y La Rioja son las tres regiones del país que menos incidencias profesionales registraron en 2018, con 190, 321 y 1.525 procesos, respectivamente.

Menor siniestralidad

La siniestralidad de las trabajadoras ha descendido en los últimos cuatro años de forma notable, ya que el índice de incidencia media anual de incapacidad temporal es de 3.002 mujeres en 2018 frente a las 3.063 que hubo en 2015. Las trabajadoras protegidas por las Mutuas en incapacidad temporal se han incrementado en este tiempo en 936.077 mujeres, es decir, el Sector ha pasado de dar una cobertura de 5.912.494 a 6.647.573 mujeres en 2018.

La reducción de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales entre las trabajadoras en los dos últimos ejercicios se ha reducido en 2.612 procesos. De esta manera, a las mujeres trabajadoras se les atribuyen 202.201 partes de baja en 2017 frente a los 199.589 de 2018, lo que en términos absolutos representa una reducción en la incidencia media anual, pasando de 3.164 a 3.002 en los últimos 24 meses.