Política Comercial UE

La política comercial y de inversión es un elemento fundamental para la consecución del objetivo global de la Estrategia Europa 2020, es decir, lograr un mayor crecimiento sostenido capaz de generar más puestos de trabajo. La apertura comercial y la inversión estimulan la eficiencia y la innovación, impulsa la demanda exterior de bienes y servicios, dinamiza el consumo interno al ofrecer mejores precios y favorece la competitividad empresarial, auspiciando la creación de nuevos puestos de trabajo.

No obstante, para aprovechar todo el potencial de la política comercial y de inversión de la Unión Europea, la misma se ha de continuar basando en el principio de reciprocidad y beneficio mutuo. En este sentido, es necesario favorecer el acceso de los bienes y servicios de la Unión Europea a otros mercados. En este sentido, CEOE apoya la apertura de los mercados siempre y cuando la misma se realice en unas condiciones de competencia equitativas y, de acuerdo con el principio de reciprocidad, entre otras cuestiones. Desde esta perspectiva, CEOE está de acuerdo con la importancia de dotar a la UE de instrumentos que permitan garantizar las inversiones extranjeras y la competitividad de las empresas.

Desde una perspectiva empresarial, es fundamental dar prioridad a las negociaciones bilaterales, dirigidas a la conclusión de acuerdos comerciales y de inversión con, entre otros países, Estados Unidos, Canadá, Japón, o con países y regiones de América Latina.

En este contexto, también debe tenerse en cuenta los Acuerdos de Libre Comercio, que incluyen cada vez con más frecuencia disposiciones relativas a medidas no arancelarias y a cuestiones reglamentarias, tales como disposiciones sobre la facilitación del comercio y reglamentación comercial en ámbitos como la inversión, la propiedad intelectual, la contratación pública, las normas técnicas y las medidas sanitarias y fitosanitarias.

Para más información sobre el estado actual de las negociaciones bilaterales y multilaterales de la UE, puede consultarse la página web de la Dirección General de Comercio de la Comisión Europea. Asimismo, puede consultarse la página web del Servicio de Acción Exterior de la UE.

Desde un punto de vista empresarial, la Política de Ampliación de la Unión Europea puede representar nuevas oportunidades de negocio e inversión, siempre y cuando la misma se traduzca en un fortalecimiento del proceso de integración europeo. Para ello, es preciso tener en cuenta la necesidad de mostrar un firme compromiso con el cumplimiento de los criterios de adhesión y preservar los beneficios de toda nueva ampliación de la UE mediante, principalmente, la profundización del mercado interior europeo.

Junto con la política de ampliación, la Política Europea de Vecindad completa el marco de las relaciones de la UE con sus países vecinos más cercanos, al englobar a aquéllos con fronteras terrestres o marítimas colindantes (Argelia, Armenia, Azerbaiyán, Bielorrusia, Egipto, Georgia, Israel, Líbano, Libia, Moldavia, Marruecos, Autoridad Palestina, Siria, Túnez y Ucrania). Dicha Política Europea de Vecindad se ha revisado, como consecuencia de las movilizaciones y los procesos de cambio que están viviendo los países del Sur del Mediterráneo.

>> Enlaces externos: