Mercado Interior de la UE

Desde su puesta en marcha, a principios de los años 90, el Mercado Único supuso un gran hito en el proceso de construcción europea, ya que abrió nuevas oportunidades para que las empresas pudieran competir libremente en un mercado más amplio, eliminando trabas y equiparando  las reglas del juego.

El Mercado Único, que en 2012 cumplió 20 años de existencia, es uno de los logros más tangibles de la Unión Europea:

  • Para el ciudadano, significa el derecho a vivir, trabajar, estudiar o jubilarse en otro país de la UE.
  • Para el consumidor, significa la aplicación de normas de calidad y seguridad más estrictas y una oferta más amplia de productos y servicios a precios más ventajosos.
  • Para las empresas, significa poder operar con un conjunto común de normas en un mercado de 500 millones de consumidores.
  • Para Europa en su conjunto, significa una sociedad más abierta y una economía más competitiva en la que se crean nuevas oportunidades.

El Mercado Único ha sido y es fuente de importantes beneficios para la economía de la UE en su conjunto, es el primer exportador mundial de mercancías (más de una quinta parte del comercio mundial) y de servicios (más del 25% del total mundial), y se trata del primer proveedor de inversión directa extranjera.

A estos resultados han contribuido indudablemente España y sus empresas, a lo largo de  más de 25 años de pertenencia a la UE. No obstante es necesario continuar mejorando, tanto en el plano europeo como en el nacional, para completar e integrar más el Mercado Único.

Más información en:  "Dirección General de Mercado Interior de la Comisión Europea"