DESCUBRE EL DIARIO DIGITAL DE LAS EMPRESAS Descubre nuestro portal dedicado a los empresarios CERRAR (X)
16 may 2018
Formación

Trabajadores de empresas de Teruel reciben acreditación de aprovechamiento forestal

Un total de 53 trabajadores de empresas turolenses han recibido las acreditaciones del procedimiento de evaluación y acreditación de competencias profesionales adquiridas a través de la experiencia laboral o por vías no formales de formación, más conocido en Aragón por sus iniciales, PEAC, dirigido a trabajadores del sector de aprovechamientos forestales. La entrega ha tenido lugar en la sede de CEOE Teruel, informó esta patronal.

Trabajadores de empresas turolenses del sector de aprovechamientos forestales reciben acreditaciones de su experiencia profesional.
Trabajadores de empresas turolenses del sector de aprovechamientos forestales reciben acreditaciones de su experiencia profesional.

Dicho procedimiento ha sido posible gracias al convenio de colaboración suscrito el 12 de enero de 2018 entre el Departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón y las organizaciones empresariales CEOE Aragón y CEOE Teruel, al cual se adhirieron las empresas Contratas ANCAR, EULEN y Reforestaciones Pastor.

En el procedimiento, en el que, actuado como centro gestor el Centro Público Integrado de Formación Profesional San Blas, han participado 53 trabajadores de las empresas reseñadas. Esta es la segunda convocatoria que se realiza en esta cualificación ya que en el año 2016 ya se desarrolló otra en el marco de un convenio similar en el que participaron 51 trabajadores de las empresas Contratas Ancar y Monroyo Industrial, ha indicado CEOE Teruel.

El PEAC es un procedimiento que permite a los ciudadanos que han adquirido las competencias definidas para una cualificación profesional a través de su propia experiencia laboral y no mediante la tradicional vía de la formación previa, acreditarlas, y de este modo poder obtener un reconocimiento formal, que permite la convalidación de los módulos correspondientes de un certificado de profesionalidad o de un título de formación profesional, facilitando por tanto su obtención.

El procedimiento de evaluación y acreditación de competencias consta de varias fases. Tras una primera etapa de información y orientación a los posibles destinatarios, se desarrolla la fase de asesoramiento, en la que cada candidato recopila, apoyado por su asesor, evidencias sobre su competencia. En la fase de evaluación, una comisión analiza las evidencias aportadas por cada candidato, y mediante entrevistas personales, el análisis de su dossier de competencias y, solo en caso necesario, mediante la realización de pruebas que reproducen situaciones profesionales reales u observaciones en el puesto de trabajo, comprueba que el candidato posee todas las unidades de competencia asociadas a esa cualificación. No hay exámenes, se evalúan las competencias, no los conocimientos, en definitiva, se comprueba que el candidato “sabe hacer” lo que se espera de ese profesional. Todo el proceso se ha realizado en apenas cuatro meses, ha explicado la patronal turolense. 

Cada unidad de competencia acreditada permite la convalidación de diferentes módulos en los títulos de formación profesional y certificados de profesionalidad. Las unidades de competencia no acreditadas podrán completarse a posteriori cursando únicamente los módulos formativos correspondientes de ese certificado o título de FP.

Según CEOE Teruel, la importancia de estos procedimientos reside en que permiten reconocer y acreditar la competencia de los profesionales con experiencia, además de fomentar nuevos aprendizajes y facilitar su continuidad en otros estudios. No hay que olvidar que hace algunos años en muchas profesiones no existían estudios específicos que preparasen para su ejercicio. Las empresas muestran también su interés por el procedimiento al permitir visibilizar la competencia de su personal.

La gestión de todos estos procedimientos en la comunidad aragonesa es responsabilidad de la Agencia de las Cualificaciones Profesionales de Aragón, instrumento de carácter técnico de apoyo al Consejo Aragonés de Formación Profesional y dependiente de la Dirección General de Planificación y Formación Profesional del Departamento de Educación, Cultura y Deporte. Para el desarrollo de las convocatorias, la Agencia se apoya en la red de Centros Públicos Integrados de Formación Profesional como en este caso el CPIFP San Blas.