20 dic 2019
CEV

Los empresarios de la Comunidad Valenciana proponen 30 medidas para una fiscalidad más competitiva

CEV

 

Propuestas para una fiscalidad más competitiva (I)

El comité ejecutivo y la junta directiva de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV), han aprobado el documento “Propuestas para una fiscalidad más competitiva (I)”, elaborado por la Comisión de Economía y Fiscalidad, presidida por Laura Vicente.

El informe analiza el Impuesto sobre Actividades Económicas, el Impuesto sobre el Patrimonio, el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, y el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, y propone 30 medidas concretas con las que se contribuirá a avanzar hacia una economía moderna, dinámica, competitiva, atractiva para inversiones autóctonas y foráneas, y con altos niveles de empleo, renta disponible y bienestar social.

Como se ha explicado en la reunión de los órganos de gobierno, la Comisión de Economía y Fiscalidad de la CEV es consciente del contexto estructural y coyuntural de la economía de la Comunidad, del encorsetamiento al que están sometidas las arcas de la Generalitat y de los ayuntamientos, pero también es sabedora de la presión fiscal a la que están sometidas las empresas valencianas, así como de sus necesidades para poder seguir avanzando en sus niveles de competitividad y, así, generar empleo de calidad. Por este motivo ha presentado este informe con el que persigue un triple objetivo: aligerar la factura fiscal de los agentes económicos que deben seguir generando actividad económica y empleo; equiparar la carga tributaria a la vigente en otros enclaves económicos de España y de su entorno, para reducir lastres en la competitividad; y avanzar en seguridad jurídica y predictibilidad, para reducir la incertidumbre e incentivar las inversiones privadas.

La CEV está convencida que la Política Fiscal, además de proveer de los recursos necesarios para el sostenimiento del Estado del bienestar social, debe contribuir a mantener una economía dinámica, competitiva y generadora de empleo. En este sentido, un sistema fiscal autonómico moderno y competitivo es capaz de compensar reducciones en la presión fiscal con el efecto multiplicador que supone para la recaudación el incremento de la renta disponible de más agentes económicos con más capacidad de inversión y consumo: más recaudación con menor presión fiscal.

La Comisión de Economía y Fiscalidad propone la eliminación del Impuesto de Actividades Económicas y del Impuesto del Patrimonio. El primero grava de forma no ajustada a la realidad empresarial las actividades económicas que ya vienen gravadas de forma ajustada por los impuestos sobre sociedades y sobre la renta de las personas. Respecto al segundo, el carácter temporal con el que se inició el tributo y su recuperación durante la última crisis como fuente de ingresos para apoyar el sostenimiento del gasto público ya no se sostienen. No obstante, hasta su eliminación, el documento aprobado por la CEV recoge una serie de medidas de carácter subsidiario.

Sobre el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, la CEV vuelve a reclamar la ampliación de la reducción en base imponible del 95 % al 99 % para todas las empresas, independientemente de su volumen de facturación. Igualmente, plantea 5 medidas más dirigidas a garantizar la subsistencia de la empresa, protegiendo y fomentando su continuidad con el objetivo de seguir generando riqueza económica en nuestro territorio.

Con respecto al Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, la CEV señala que la Comunitat Valenciana es una de las comunidades autónomas que más grava las operaciones de Transmisiones Patrimoniales Onerosas. En ese sentido, la CEV recuerda que los altos niveles de fiscalidad no favorecen la atracción de tejido empresarial, inversiones o de talento para generar actividad, trabajar y residir en la Comunitat Valenciana El coste de oportunidad lo constituye el consumo y la inversión no realizadas en la Comunidad, con sus repercusiones sobre el PIB, la productividad y la recaudación en IRPF e IVA para las arcas autonómicas.

Por último, la Confederación rechaza la propuesta de aumento en un 33 % -del 1,5 % hasta el 2 %- en una de las modalidades de Actos Jurídicos Documentados, presentada recientemente en trámite parlamentario. Este aumento en la fiscalidad penalizará, en primera instancia, a un sector fundamental –el promotor y constructor-, que tras la severa crisis volvió a recuperarse y que en estos momentos ya está mostrando síntomas de estabilización. El incremento de la carga fiscal no sólo reduce los niveles de competitividad para las empresas radicadas en la Comunitat, sino que tendrá sus efectos sobre la actividad, el empleo y, en última instancia sobre el consumo doméstico.

INFORME ÍNTEGRO: Propuestas para una fiscalidad más competitiva (I)

Base asociativa

Asimismo, la CEV ha aprobado la incorporación a su base asociativa de la empresa Equipo Humano S.L.U. De este modo la Confederación cierra 2019 con un incremento, respecto al año anterior, del 5% en el número de asociados, que se eleva a los 274: 143 asociaciones y federaciones, que a su vez aglutinan a más de 500 organizaciones; 124 empresas directamente asociadas y 7 miembros asociados.

Foto: Laura Vicente, presidenta de la Comisión de Economía y Fiscalidad de la CEV; Eva Blasco, presidenta de CEV Valencia; Salvador Navarro, presidente de la CEV; Miguel Ángel Javaloyes, secretario general de la CEV e Inmaculada García, directora gerente de la Confederación