26 dic 2019
Seguridad y salud

Los empresarios de Burgos celebran en Ribsa su visita número 5.000 en prevención de riesgos laborales

Además, desarrolla otras dos iniciativas en esta materia: FAE Saludable y de Prevención de Adicciones en el Trabajo.

Ribsa

La firma del sector de la industria de la madera RIBSA ha supuesto la visita número 5.000 de las realizadas por el Departamento de Prevención de Riesgos Laborales (PRL) de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Burgos (FAE), en el marco del quinto acuerdo para la Prevención de Riesgos Laborales en Castilla y León, que la Confederación desarrolla en colaboración con la Junta de Castilla y León y las centrales sindicales.

Localizada en el municipio de Huerta del Rey, RIBSA se dedica a la producción de bobinas y embalajes de madera y cuenta con una plantilla de cerca de cuarenta trabajadores, y la visita del técnico de PRL de FAE ha supuesto la número 220 de las realizadas este año y la número 5.000 desde que se iniciara este programa, en el mes de junio de 2003.

Las visitas consisten en la realización de una evaluación de riesgos a las empresas y en el asesoramiento en seguridad laboral en sus cuatro disciplinas preventivas: seguridad, higiene, medicina del trabajo y ergonomía y psicosociología.

Las visitas del quinto acuerdo para la PRL se complementan con el trabajo del Departamento de Prevención de FAE en otros ámbitos como son su proyecto FAE Saludable, dirigido a fomentar hábitos de vida y laborales saludables, y con su Programa de Prevención de las Adicciones en el Ámbito Laboral.

V Acuerdo para la Prevención de Riesgos Laborales en Castilla y León

A través de este acuerdo, cuya última renovación se firmó el 28 de enero de 2016 y que abarcará hasta 2020, se realizan diferentes acciones de asesoramiento y visitas a empresas de la provincia de Burgos, con el fin de fomentar la Prevención de Riesgos. En 2019 se han realizado 220 visitas a empresas, de todos los sectores de actividad económica, con especial atención al sector de panaderías, agricultura, peluquerías, administraciones locales, empresas de almacenaje con riesgos especiales, trastornos músculo esqueléticos en el sector del transporte y hostelería, máquinas en el sector de la madera y aquellas otras con CNS con mayor índice de siniestralidad, en 16 municipios de la provincia de Burgos.

Además, a través de este acuerdo en 2016 se inició un programa específico para el sector forestal de asesoramiento en prevención, que atiende a las particularidades de esta actividad económica concreta. Iniciativa que en este 2019 ha comenzado en la campaña estival coincidiendo con el mayor riesgo incendios.

FAE Saludable

Durante 2019 FAE está llevando a cabo un plan de acción dirigido a mejorar la salud de las plantillas de las empresas burgalesas, con el objetivo de mejorar su bienestar y, por tanto, su rendimiento.

Además de la difusión de las ventajas de adoptar hábitos de vida y laborales saludables, el programa se completa con la celebración de jornadas y píldoras formativas que ayuden en la integración de dichos hábitos en el día a día de las empresas.

Programa de Prevención de las Adicciones en el Ámbito Laboral

Prevención de las Adicciones en el Ámbito Laboral es un programa con el que FAE, en colaboración con sindicatos, Proyecto Hombre y las dos entidades patrocinadoras del programa, Fundación Cajacírculo e Ibercaja, ha creado un punto de encuentro para intentar actuar sobre un problema, el de las adicciones en el ámbito laboral, para trabajar por minimizarlo al máximo posible.

El abordaje de la prevención de las adicciones en el ámbito laboral requiere, y para ello se está llevando a cabo esta iniciativa, de estrategias y actuaciones específicas en las que son necesarias la implicación, tanto de las empresas como de los trabajadores y los sindicatos, como de los servicios de prevención de riesgos laborales y, con frecuencia, de otros organismos externos y sociales.

El proyecto trata de desarrollar un programa que marque una estrategia preventiva y de intervención en adicciones tales como el consumo de alcohol y otras drogas, nuevas tecnologías, ludopatías, etc. en el ámbito laboral, cuyo objetivo es avanzar en el establecimiento de protocolos de actuación con los que las empresas puedan intervenir y actuar en situaciones de riesgo ocasionadas por los excesos u abusos.