29 jun 2020
Jornada virtual

La transformación digital de las pymes iberoamericanas en tiempos de COVID-19

Expertos iberoamericanos en digitalización y representantes de instituciones públicas y privadas de Iberoamérica, analizaron las necesidades y el futuro de la transformación digital en las pymes iberoamericanas.

Participaron, entre otros, la secretaria general Iberoamericana, Rebeca Grynspan; el director de la Agencia de Cooperación Internacional, Juan Pablo Lira Bianchi; el vicepresidente de CEOE y presidente de CEPYME, Gerardo Cuerva; el secretario general de la Industria y Pyme del Gobierno de España, Raúl Blanco; el subsecretario de Economía del Gobierno de Chile, Esteban Carrasco;  el secretario permanente de CEIB, Narciso Casado y de FIJE, Antonio Magraner.

CEIB encuentro 25-06-2020

Expertos iberoamericanos en digitalización y representantes de instituciones públicas y privadas de Iberoamérica, analizaron ayer las necesidades y el futuro de la transformación digital en las pymes iberoamericanas, las dificultades y la incorporación de tecnologías digitales, la implicación de la digitalización en los procesos productivos y en los nuevos modelos de negocio, especialmente en la situación actual derivada del COVID-19, entre otros asuntos. En la jornada: “La transformación de las pymes iberoamericanas en tiempos del COVID-19”, organizada por la Secretaría General Iberoamericana-SEGIB en colaboración con AGCID Chile, el Consejo de Empresarios Iberoamericanos-CEIB y la Federación Iberoamericana de Jóvenes Empresarios-FIJE, intervinieron la secretaria general Iberoamericana, Rebeca Grynspan; el director de la Agencia de Cooperación Internacional, Juan Pablo Lira Bianchi; el director general de CEOE Internacional y secretario permanente de CEIB, Narciso Casado; el secretario general de la Industria y Pyme del Gobierno de España, Raúl Blanco; el director Ejecutivo de FINTECHILE, Ángel Sierra; la vicepresidenta de COPARMEX Jóvenes en México, Rocío Aguiar; el subsecretario de Economía del Gobierno de Chile, Esteban Carrasco Zambrano, y el director de la Comisión de Transformación Digital de CEOE, Julio Linares, entre otras personalidades. Las conclusiones finales del encuentro corrieron a cargo del responsable de Economía y Empresas de SEGIB, Pablo Adrián Hardy; y del secretario general de FIJE, Antonio Magraner. Clausuró la jornada, moderada por el responsable de Emprendimiento y Pymes, Esteban Campero, el vicepresidente de CEOE y presidente de CEPYME, Gerardo Cuerva.

 

El Foro sirvió además, para presentar las conclusiones de un reciente y exhaustivo informe de política pública sobre este tema, elaborado por la SEGIB, a través del Fondo de Cooperación de Chile, en base a las experiencias de países como Argentina, Chile, Colombia, México, Portugal y España, y en respuesta a dos cuestiones fundamentales relativas a las características de las iniciativas públicas de apoyo y al trabajo que desarrollan las organizaciones empresariales para potenciar la transformación digital en las pymes.

 

Inauguración

El director de la Agencia de Cooperación Internacional, Juan Pablo Lira Bianchi, destacó que en noviembre de 2017 se firmó un acuerdo entre SEGIB, la Agencia Chilena de Cooperación Internacional y el Fondo Sur-Sur para Iberoamérica del gobierno de Chile, por un valor de 800.000 euros, con un monto anual de 200.000 durante cuatro años. En este contexto, según Lira, surgió la posibilidad de hacer un estudio sobre la transformación digital de las pymes. Debido a la crisis, señaló, todas las estadísticas se desmoronaron, dando lugar en Latinoamérica a un retroceso de las economías equivalente a 10 años. Lira aseguró que antes imaginábamos robots y tecnologías y, en los últimos tiempos, especialmente a raíz de la pandemia, se ha desencadenado una aceleración exponencial de la digitalización. “La comunicación entre humanos y máquinas ha generado sistemas ciberfísicos, lo que ha dado lugar a la revolución industrial 4.0”, insistió.  Por tanto, las pymes en este contexto se encuentran ante el desafío a adaptarse o morir, para poder hacer frente a la competencia en los mercados y no quedar excluidas digitalmente. Ante esta situación, se puso en marcha en muchos países la articulación entre las pymes, el sector público, las grandes empresas, universidades o centros de investigación para llegar más lejos. En esta línea, en Iberoamérica, se realizó este estudio conjunto para analizar las iniciativas públicas, teniendo en cuenta que las pymes representan el 99% de total de las empresas en la Región y dan empleo al 67% de los trabajadores, pese a que su contribución al PIB sigue siendo baja. “En Iberoamérica, tan sólo un 10% de las pymes exportan su producción”, informó. A causa de la crisis, prosiguió, el contexto internacional se ha visto amenazado y sólo queda, como solución más eficaz, recurrir a la colaboración con los distintos actores de la sociedad y establecer espacios como este foro, para intercambiar experiencias, valores y cultura, en aras de proponer ideas y soluciones que permitan la salida más rápida y eficaz de esta crisis.

 

Iniciativas en materia de digitalización

El director general de CEOE Internacional y secretario permanente del Consejo de Empresarios Iberoamericanos (CEIB), destacó que se está trabajando en coordinación con la Organización Internacional de Empleadores (OIE) para salir juntos de esta situación tan excepcional, que algunos han denominado la “crisis del gran aislamiento”. Para ello, se han activado mecanismos de respuesta que incluyen desde la adopción de medidas de carácter económico a la puesta en marcha de iniciativas solidarias y sociales. Una de las principales lecciones que nos ha dejado la crisis ha sido la necesidad de aprobar medidas que impulsen la digitalización en las pequeñas y medianas empresas y en las administraciones públicas. Asimismo, se trasladó a las autoridades la necesidad de cuidar a nuestras pequeñas y medianas empresas, ya que representan la mayor parte del tejido empresarial iberoamericano y son responsables de la mayor parte de la creación de empleo. A tal efecto, señaló, se debe establecer un marco normativo que aporte certidumbre, hay que apoyar la liquidez de las pymes y evitar subidas de impuestos que penalicen aún más a empresas que normalmente no tienen tantas reservas como las grandes.

 

“Las mejores reservas estratégicas de un país, y que nunca se agotan por su uso, son sus tecnologías y capacidades de innovación y aprendizaje, aprovechémoslas” (Cumbre Empresarial CEOE, Narciso Casado)

Desde el sector privado y los gobiernos iberoamericanos “necesitamos trabajar de forma conjunta, impulsando la colaboración público-privada, para garantizar el acceso a la infraestructura necesaria para implementar la digitalización en toda nuestra Región”, subrayó. En este sentido, destacó también el trabajo conjunto de CEIB, SEGIB y FIJE en el desarrollo de distintas actividades estos últimos 3 meses para hacer “más Región, más Iberoamérica”. Además, explicó, la pandemia ha acelerado exponencialmente y en tiempo récord la transformación digital de empresas y trabajadores, sumiéndonos en un máster permanente de formación, quizá el mayor de la historia, donde todos estamos llamados a reorientarnos hacia la tecnología. En este sentido, puso de relieve algunos de los programas e iniciativas que las organizaciones empresariales miembro de CEIB han puesto en marcha en los últimos meses, tales como la aprobación de un plan para mejorar las posibilidades financieras del sector productivo de pymes o el establecimiento de una Comisión Técnica que analice el funcionamiento de los Fondos PROPYME y FODEMIPYME desde la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del sector Empresarial Privado en Costa Rica (UCCAEP). A su vez, informó, la Asociación Nacional de Industriales (ANDI) de Colombia también impulsó la iniciativa “Colombia Cuida Colombia”, dirigida a empresarios y emprendedores para apoyar la reactivación económica y la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (CONCAMIN) aprobó los programas “Adapta tu Negocio”, “Adelante con tu Negocio” y “Mi Negocio Sigue”. Y, por último, mencionó el proyecto “InsPYraME UE”, llevado a cabo por la Cámara de Comercio y Servicios del Uruguay y la Eurocámara, a partir del acuerdo Unión Europea – MERCOSUR, y que busca capacitar a empresas uruguayas de todo el país para que puedan acceder en tiempo y forma a los beneficios que conllevará la firma del acuerdo. “Las mejores reservas estratégicas de un país, y que nunca se agotan por su uso, son sus tecnologías y capacidades de innovación y aprendizaje, aprovechémoslas”, insistió.

 

“En las transiciones lo viejo tarda menos en morir y lo nuevo tarda menos en nacer” (Rebeca Grynspan)

La secretaria general Iberoamericana, Rebeca Grynspan, aseguró que tiene que haber una nueva conversación entre la política, la empresa y la sociedad, deben impulsarse los espacios multi actor y revalorizar lo público como las portaciones colectivas y no sólo lo estatal. Grynspan informó de que cuando comenzó el estudio estalló la crisis del Covid, y, por tanto, “cuando creíamos tener todas las respuestas, nos cambiaron todas las preguntas”. En este sentido, aseguró que la pandemia ha acelerado en 5 años la transformación digital y, dado que, en su opinión, los siglos no comienzan cronológicamente, esta crisis ha marcado sin duda el verdadero comienzo del siglo XXI. La secretaria general Iberoamericana recordó una cita que dice así: “El problema de estas transiciones es que lo viejo no acaba de morir y lo nuevo no acaba de nacer”, pero ella consideró que, en este contexto, lo viejo tarda menos en morir y lo nuevo tarda menos en nacer. Por tanto, es crucial que, en estos tiempos cambiantes, la creación prevalezca sobre la destrucción del tejido productivo. La crisis del Covid ha desencadenado, en muchos aspectos, un futuro más temprano y distinto, pero el verdadero desafío consiste en hacer que esa realidad no sólo sea nueva sino mejor.

 

Más institucionalidad y sustentabilidad en las políticas públicas

En este sentido, Grynspan hizo hincapié en que el proceso de recuperación de los países depende, en gran parte, de la capacidad de supervivencia del tejido productivo. Por ello, el estudio realizado en 7 países iberoamericanos se centró en tres líneas generales: las características de las iniciativas públicas en materia de transformación digital, en qué han contribuido las organizaciones empresariales en este ámbito y cuál es el principal desafío en este proceso de transformación. Para ello, se dividió el estudio en tres bloques que consisten en el marco institucional y estratégico idóneo para dar lugar a este cambio, los instrumentos óptimos para promover la transformación y cuál debe ser el entorno de implementación de estas medidas. Así pues, el estudio representa una hoja de ruta claramente definida desde el momento inicial y, según Grynspan, una estrategia sólo puede ser exitosa si uno comprende que el corto y el largo plazo comienzan al mismo tiempo. Por otro lado, subrayó la importancia de implicar al sector privado en el diseño de las políticas públicas y enfatizó en la necesidad de que éstas sean perdurables en el tiempo. Además, es crucial concentrar los esfuerzos a la hora de conservar la mayor institucionalidad y sustentabilidad posible, para que no sean simplemente políticas de Gobierno, sino también de Estado. “Tenemos que ser optimistas, tener esperanza y confiar y apoyar la transformación digital de una manera firme y decidida”, destacó.

 

Desafío y oportunidades para la transformación digital de las pymes iberoamericanas en tiempos de Covid-19

Programa 4.0

El responsable de Emprendimiento y Pymes de SEGIB, Esteban Campero, ejerció de moderador en este panel, en el que formuló una serie de preguntas a los ponentes, la primera de las cuales se centró en el funcionamiento del Programa Activa 4.0. En este sentido, el secretario general de la Industria y la Pyme del gobierno de España, Raúl Blanco, señaló que la promoción de la industria 4.0 es una de las líneas prioritarias del ministerio de industria, ya que las pymes tienen un papel muy relevante en este ámbito, especialmente las industriales. Es un programa muy exitoso, comentó, ya que a la empresa le permite diagnosticar su situación en el ámbito de la digitalización, los procesos de producción y productos, la relación con sus clientes, para, así, elaborar el plan de digitalización y finalmente implementarlo. El programa se sustenta complementariamente con líneas de apoyo a la inversión en digitalización. En este sentido, aseguró que disponen de 50 millones de euros dedicados íntegramente a la industria conectada 4.0 y otras líneas que han surgido en paralelo, como el programa Activa Ciberseguridad, centrado en dar a las pymes más seguridad, ya que 1.500 reconocen ser atacadas en España, según datos de las Fuerzas de la Seguridad. Blanco explicó que estas iniciativas están funcionando muy bien, y se podrían poner en marcha proyectos comunes en el ámbito de la digitalización extrapolables a otros países.

 

Digitaliza tu Pyme

Otra de las preguntas formuladas por Esteban Campero giró en torno al programa “Digitaliza tu Pyme” y las previsiones del mismo para los próximos años. En esta línea, el subsecretario de Economía del gobierno de Chile, Esteban Carrasco, explicó que, en el Ministerio existen diversas iniciativas relativas a la digitalización y se han unificado desde el 2019 a través del programa “Digitaliza tu pyme”, como respuesta a esta intuición de promover la transformación. Esta iniciativa, informó, se centra en tres grandes ideas: la primera consiste en transmitir a la comunidad la necesidad de entender cuáles son los beneficios y ventajas de sumergirse en el mundo digital; el segundo pilar, es la tarea de entender el entorno, identificar las herramientas y adquirirlas; y el tercer concepto, es la adopción y la implementación de esta estrategia. Según Esteban Carrasco, para poder entender la importancia de la transformación digital, se realizó una gira en 2019 para poner en marcha seminarios y talleres, orientados a difundir la importancia de la digitalización en el aumento de las ventas de un negocio o para la mejora de la eficiencia interna. Otra herramienta de gran utilidad es el “chequeo digital”, por el que, a través de una plataforma la empresa puede evaluar su conocimiento en la materia. Asimismo, señaló Carrasco, se implementaron programas de capacitación digital mediante programas donde se ofrece a las pymes una serie de cursos para aprender aspectos básicos, como las finanzas, manejo de inventario o ventas. “Pymes en línea”, es otro programa, comentó, que enseña a las empresas crear sus páginas web.

 

Impacto de la transformación digital en las Pymes

Otra cuestión que se abordó en el transcurso de este panel fue el impacto que ha tenido el proceso de transformación digital en las pymes. La digitalización ha salido como una constante en cada seminario, indicó el director de la Comisión de Transformación Digital de CEOE, Julio Linares, y es que es una tendencia totalmente imparable. Una de las conclusiones es que en 100 días hemos avanzado 5 años en digitalización, claras muestras de ello han sido el teletrabajo, la teleeducación, la telemedicina o las plataformas de entretenimiento. Linares mencionó también, que las empresas han tenido que hacer frente a diversos desafíos, como fraudes; piratería; ciberataques; privacidad en riesgo; ciberseguridad; y el mayor reto de todos, que ha sido la desigualdad de oportunidades, ya que hay personas que no tienen el mismo acceso a las tecnologías, equipamientos y habilidades. Una gran empresa, añadió, tiene más posibilidades que una pequeña a la que le pueden faltar procesos, equipamientos, planes, talento, estrategia o infraestructura. Pero no hay que olvidar, insistió, en que la pequeña también tiene grandes fortalezas para afrontar la digitalización, como la agilidad, más flexibilidad y dinamismo.

 

“No sobreviven los más fuertes, sino los que mejor se adaptan al entorno, y el entorno es digital” (Julio Linares)

Linares aseguró que las tecnologías digitales son muy aptas para las pymes, ya que muchas herramientas no necesitan grandes inversiones, con poca inversión se puede hacer uso de una tecnología muy útil, aunque sea básica. Las pequeñas empresas deben convencerse de que tecnologías muy bajas pueden tener un impacto muy positivo en la productividad de la empresa. Esta pandemia, resaltó, nos tiene que animar y convencer de que todos tenemos que ser digitales, tanto individual como colectivamente. “No sobreviven los más fuertes, sino los que mejor se adaptan al entorno, y el entorno es digital” concluyó.

 

Oportunidades en Next Borders

La presidenta de COPARMEX Jóvenes y fundadora de la empresa Next Borders, Rocío Aguiar, manifestó que, desde su empresa, Next Borders, se observó no sólo una brecha en la implementación tecnológica sino en el entendimiento en general. “Queremos que Latinoamérica vaya a esa frontera digital y salga de la meramente tradicional y física”, explicó. El propósito de la Compañía es implementar tecnologías de ecommerce para que las empresas latinoamericanas sean más competitivas. En este sentido, insistió en que hay mucho talento y se hacen muchos productos, pero ha faltado saber posicionarlos en un mercado global, y esto se debe a la falta de entendimiento de la economía. Antes de hablar de transformación digital y ecommerce, comentó, es necesario hablar de economía y, después de economía digital. No sirve de nada hablar de ellas por separado, destacó, ya que la realidad de hoy es la economía digital. Por este motivo, señaló, tenemos que ver la transformación digital no como un proceso aislado de lo que ya hacíamos antes, sino que tenemos que entender que ahora toda la economía funciona diferente, argumentó. El principal reto en Iberoamérica es lograr que haya una transformación de mente, porque las tecnologías siempre van a estar cambiando. Lo más importante, prosiguió, es que el empresariado, el gobierno y la academia entiendan la nueva economía en la que jugamos, más allá de Iberoamérica. Desde el Servicio de planeación 4.0 de Next Borders, informó, se trabaja desde el entendimiento de lo que está pasando en el mundo y el papel qué debe jugar la empresa y cómo transformarse.

 

Empresas de Fintech y su impacto en la inclusión financiera

Por lo que se refiere a la industria Fintech, el director ejecutivo de Fintech Chile, explicó que ésta se desagrega en toda la cadena de la banca. En importante entender, insistió, que hay empresas que dan financiamiento a pymes, pero en Chile cerca de 400.000 pequeñas y medianas compañías no tienen cuenta bancaria a día de hoy, y por eso, el gobierno ha apostado por apoyar a estas empresas con créditos Covid. Por tanto, una de las labores del Gobierno debería consistir en potenciar el financiamiento al crédito no bancario. Este año, Chile después de Brasil, ha conseguido posicionarse como receptora de fondos a pymes. Las empresas Fintech van a comenzar a ganar relevancia y a desempeñar un papel crucial. En Latinoamérica ya hay asociaciones Fintech, donde se agrupan estas empresas y se pueden establecer alianzas público-privadas. Según Sierra, actualmente hay 1.500 empresas Fintech en la Región.

 

Distancias de cooperación para la transformación digital y la industria 4.0

El secretario de Estado de la Industria y la Pyme, Raúl Blanco, habló también durante el panel de la relocalización industrial. En este sentido, suburayó que todos los países han sufrido los cierres de fronteras y también de las cadenas de valor, de producción y de comercio internacional, lo que ha generado que los Estados hayan tenido que depender de sus propias capacidades y de la colaboración público-privada. Todos tenemos capacidades complementarias, subrayó, en lo sanitario y también en materia de digitalización, donde podemos colaborar en las cadenas de valor industrial y de sectores comunes como la alimentación, la cultura y la automoción, donde todos los países tienen activos de referencia y cuentan con la ayuda de la Secretaria General de Estados Iberoamericanos, que representa un excelente exponente de esta colaboración y de fomentar proyectos comunes.

 

Papel de la transformación digital en esta crisis

El subsecretario de Economía de Chile, Esteban Carrasco, hizo hincapié en que esta crisis sanitaria nos ha enseñado muchas cosas, no sólo digitales, sino también la necesidad de colaborar entre personas y de complementarnos. En este sentido, explicó que, en el mundo económico también se necesita trabajar de forma conjunta entre el sector público y privado. Durante la crisis, informó, la mayoría de las personas se han volcado en hacer compras por internet, de hecho, las ventas online han crecido un 50%, mientras las físicas han disminuido un entre un 20% y un 30%. Carrasco consideró también que se deberían mejorar los servicios llamados de “última milla” y hacer un mayor uso de las plataformas de teletrabajo o de servicios financieros, ya que todo ello representa una oportunidad a la vez que un desafío para el desarrollo. Chile aparece bien posicionado dentro de la transformación, indicó, pero deberíamos seguir aportando en lo referente a la educación digital de las personas y de las empresas; así como apoyar la colaboración entre el sector público, que puede abrir el camino e incentivar la cultura, y el sector privado, que lo puede implementar con innovación.

 

Plan digital 2025 de CEOE

El presidente de la Comisión Digital de CEOE, Julio Linares, hizo hincapié en la importancia del Plan Digital 2025, una propuesta de CEOE que nació del convencimiento de que la existencia de un plan nacional para la digitalización sería una gran aportación para avanzar más y mejor este sentido, e impactar positivamente en la productividad, en la competitividad, en el crecimiento económico y en la generación de empleo. Este plan debería estar coordinado conjuntamente con los partidos políticos, sindicatos y empresarios en cuestiones de vital importancia, como la gobernanza digital; pilares fundamentales como la innovación, la educación y el emprendimiento; la digitalización de todos los servicios públicos de las administraciones; la aceleración de la transformación de los sectores productivos; la digitalización de los ciudadanos, desde derechos digitales, confianza y uso de internet; y la sostenibilidad, ya que las tecnologías digitales influyen y ayudan en gran medida a la sostenibilidad.

 

Conclusiones

El secretario general de la Federación Iberoamericana de Jóvenes Empresarios (FIJE), Antonio Magraner, habló del “Libro Blanco de la Transformación Digital”, un proyecto conjunto que comenzó en noviembre de 2019 en colaboración con CEOE, SEGIB y grandes empresas. La idea surgió, porque más del 90% del ecosistema en Iberoamérica son Pymes y Mipymes y, en la mayoría de los casos, su transformación digital era nula, bien porque la inversión era muy elevada, bien porque la transformación sonaba a algo muy actual, o simplemente porque consideraban que era algo más inherente a las grandes multinacionales. El objetivo del Libro Blanco, según Magraner, se centró en desmontar estos tres mitos y poder ayudarlas en su transición. En este sentido, aseguró que la tecnología y la digitalización son asignaturas obligadas, que han llegado para quedarse y que, quien no lo haga ya, llega tarde. El secretario general de FIJE insistió en que la crisis ha demostrado la capacidad de resiliencia de muchas empresas y que, a pesar de ser momentos difíciles, también han surgido numerosas oportunidades, especialmente para los jóvenes, a través de la transformación digital.

 

El responsable de Economía y Empresas de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), Pablo Adrián Hardy, adelantó los próximos pasos previstos por la institución para los próximos meses en materia de digitalización. En esta línea, puso de manifiesto los grandes avances realizados en este ámbito durante la crisis y aseguró que, si las empresas no logran digitalizarse a tiempo, ya no podrán competir en los mercados internacionales. En lo relativo a los próximos encuentros, informó de la celebración del IV Foro de la Mipyme en septiembre en Brasilia; de eventos conjuntos entre SEGIB, FIJE y el Banco Mundial sobre inversión en innovación; y de la próxima Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, que se celebrará en noviembre en Andorra. Informó, además, de la existencia de un grupo de trabajo muy potente en materia de innovación, que cuenta con la participación de grandes empresas y que vio la luz tras la última Cumbre de Guatemala.

 

Clausura

El vicepresidente de CEOE y presidente de CEPYME, Gerardo Cuerva, felicitó al Fondo de Cooperación de Chile por los esfuerzos que han realizado en el contexto actual, a la hora de recopilar todas las iniciativas públicas que han sido comentadas y que han permitido conocer las medidas que están siendo estudiadas e implantadas en países como Argentina, Brasil, Colombia, España, México, Portugal y el propio Chile. Destacó, además, el gran trabajo de SEGIB, CEIB y FIJE, así como el renovado impulso que le han dado a la región iberoamericana en los últimos meses, a través de diversas actividades, tales como la reunión de trabajo “Más Iberoamérica, nuestra empresa común” presidida por S.M. el Rey de España, Felipe VI, con 23 presidentes de las organizaciones empresariales miembros de CEIB; y el conversatorio celebrado la semana pasada titulada “Más Iberoamérica. Reflexiones de futuro desde la política, empresa y academia”, en el que intervinieron 7 expresidentes iberoamericanos y fue clausurado por el actual presidente de Argentina, Alberto Fernández.

Según Cuerva, la transformación digital de las PYMES iberoamericanas, en una situación como la del COVID-19, ha puesto de relieve la necesidad de acelerar el proceso de digitalización, ya que “no es un lujo sino una necesidad”. Las empresas que estaban más digitalizadas son las que han sido más resilientes. La digitalización es una asignatura pendiente de la Pyme española, por este motivo, añadió, tiene que situarse entre una de las prioridades de nuestros gobiernos. Para lograr este objetivo y transformación, prosiguió, es fundamental apoyar a nuestras empresas sin generar más impuestos, sin aumentar la carga fiscal, sin mayores costes ni cargas burocráticas y creando un marco legal atractivo, en el que se incluye la seguridad jurídica. Indispensable ésta para luchar contra la incertidumbre y el miedo. Estas medidas, subrayó, son necesarias para garantizar la competitividad de nuestras empresas en el exterior. La digitalización empresarial debe de ir acompañada de lo de la Administración pública, agilizando así los trámites aduaneros y de importaciones por medio de la digitalización, y potenciando las herramientas que fomenten la internacionalización a través de canales digitales. “Potenciando la digitalización entre nuestras empresas, potenciaremos la productividad y competitividad de toda Iberoamérica, haciendo de la Región un lugar más próspero e integrador”, concluyó.