18 nov 2020
Organizado por CEIB, SEGIB y FIJE

Foro virtual: “La transformación digital, un nuevo escenario de futuro en Iberoamérica”

Intervinieron en la primera jornada del Foro autoridades del gobierno de países iberoamericanos, altos cargos institucionales y los máximos responsables de organizaciones empresariales y empresas iberoamericanas.

CEIB brasil españa
  • El acto se enmarca en las actividades oficiales previas a la XXVII Cumbre Empresarial Iberoamericana que se celebrará en Andorra en 2021.
     
  • Se analizaron cuestiones de vital interés para el futuro de la Región en la etapa post-Covid, como la mejora de la productividad, los nuevos modelos de negocio ante el nuevo entorno digital y su inserción en las cadenas globales de valor, entre otros temas.

 

Autoridades del gobierno de países iberoamericanos, altos cargos institucionales y los máximos responsables de organizaciones empresariales y empresas iberoamericanas intervinieron en la primera jornada del foro virtual: “La transformación digital, un nuevo escenario de futuro en Iberoamérica”. En el encuentro, organizado por el Consejo de Empresarios Iberoamericanos (CEIB), la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) y la Federación Iberoamericana de Jóvenes Empresarios (FIJE), se analizaron cuestiones de vital interés para el futuro de la Región en la etapa post-Covid, como la mejora de la productividad, los nuevos modelos de negocio ante el nuevo entorno digital y su inserción en las cadenas globales de valor, entre otras cuestiones.

Inauguraron la jornada la secretaria general Iberoamericana, Rebeca Grynspan; la secretaria de Estado de Comercio, Xiana Méndez; el secretario de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras de Andorra, César Marquina; el presidente de CEOE, Antonio Garamendi; y el presidente de CEIB y de la Confederación Empresarial Andorrana, Gerard Cadena.

La jornada se dividió en tres paneles, en los que se debatió sobre las estrategias de Gobierno para la transformación digital de la producción, la industria 4.0 y la manufactura del futuro, y las multilatinas digitales. En el transcurso de los mismos, participaron expertos en la materia, entre los que destacan autoridades del gobierno de República Dominicana, de Ecuador, de México o de Chile. Asimismo, participaron representantes de instituciones financieras, organizaciones empresariales y empresas de Iberoamérica.

Inauguración

El presidente de CEOE, Antonio Garamendi, destacó en su intervención que, una de las lecciones más importantes que podemos sacar de esta crisis, es que la digitalización no es una opción sino una necesidad. Recordó que es una herramienta obligada para poder superar este tipo de situaciones; y explicó que, las mejores reservas estratégicas de un país, y que nunca se agotan por su uso, son sus tecnologías y capacidades de innovación y aprendizaje. Garamendi aseguró que es necesario canalizar adecuadamente los recursos disponibles para la reconstrucción, priorizando la digitalización de las empresas, especialmente las de menor tamaño, aprovechando para ello la disponibilidad de recursos de la Unión Europea. “Hay que apostar por la generalización de la formación en competencias tecnológicas, habilidades digitales y en el reciclaje y actualización de conocimientos de todos los profesionales que trabajan”, manifestó.

El presidente de CEOE insistió, además, en que es urgente definir el modelo de movilidad que queremos en nuestro país, en el que los desplazamientos mediante tecnología con una base digital tendrán un gran peso; este proceso debe llegar de forma efectiva al mundo rural; y la digitalización empresarial debe de ir acompañada de la digitalización de la Administración pública, para agilizar todo tipo de trámites y fomentar la internacionalización a través de canales digitales. Para ello, insistió, es fundamental apoyar a nuestras empresas sin generar más impuestos, sin aumentar la carga fiscal, sin mayores costes ni cargas burocráticas y creando un marco legal atractivo, en el que se incluye la seguridad jurídica. “Juntos hemos llegado lejos, pero si seguimos unidos podemos llegar todavía más lejos y superar esta crisis para salir reforzados”, declaró.

El presidente de CEIB y de la CEA, Gerard Cadena, puso de relieve que la transformación digital no conoce edades y, teniendo en cuenta la aceleración exponencial de este proceso durante la pandemia, estamos ante una oportunidad que no podemos desaprovechar. Habló también de la importancia de convertir las debilidades en fortalezas y, en el caso de Andorra, el país depende excesivamente del sector servicios, especialmente del turismo, por lo que ha optado por diversificar la economía y, para ello, se han disparado los servicios digitales. En este sentido, mencionó la alianza de instituciones financieras con Fintech para perfeccionar su método de trabajo y la atención al cliente. “La transformación digital implica a la sociedad en su conjunto y no sólo hay que digitalizar los modelos de negocio, sino que hay que diversificarlos y crear nuevos”, subrayó. Cadena insistió, además, en la relevancia de la cuarta revolución industrial y calificó a Iberoamérica, como una región puntera en innovación social. De hecho, añadió, el gran número de pymes no es un inconveniente, ya que, hoy en día prima la inversión en talento y no tanto en capital.

La secretaria general Iberoamericana, Rebeca Grynspan, recalcó que la crisis provocada por el Covid ha puesto de manifiesto tanto el potencial de la Región como sus brechas y, por ello, este espacio de debate es crucial para la reflexión y el diálogo, así como para hacer un llamado a la acción. En estos meses, la tecnología ha demostrado más que nunca su capacidad para abrir puertas y tender puentes, pero también ha revelado la necesidad de dar un salto cualitativo, sin el cual Iberoamérica no podrá salir adelante. “Tenemos empresas transformándose y otras que se quieren transformar; y tenemos a algunas que tienen algo que aprender y otras que tienen algo que aportar”, subrayó; y, por eso, se necesita un esfuerzo colectivo de todos los actores de la sociedad a nivel nacional y regional, especialmente para prestar apoyo a los sectores más vulnerables y para proteger el tejido productivo.

Grynspan recordó también la importancia de revalorizar lo público, que no se limita a lo estatal, sino al valor agregado de lo regional y multilateral. En su opinión, la recuperación económica será muy desigual en la Región y muchas personas podrían quedarse atrás. “En Iberoamérica hay varias pandemias para las que necesitamos diversas vacunas, no sólo para el virus, sino también para la formación, la capacitación, el trabajo, la nueva fiscalidad o el entretenimiento y, para ello, debemos poner en valor la transformación digital”, sentenció. Grynspan aseguró que no necesitamos que nos una sólo el problema, sino también la respuesta y la solución. Por eso, el optimismo y el compromiso incansable de trabajo conjunto deben ser, sin ninguna duda, las recetas para salir de esta crisis, sentenció.

El secretario de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructura del gobierno de Andorra, César Marquina, incidió en que el lema de la próxima Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno: “Innovación para el desarrollo sostenible-Objetivo 2030. Iberoamérica frente al reto del Coronavirus”, no es una casualidad. En el contexto actual, indicó, es crucial poner la innovación al servicio de la sostenibilidad, para aprovechar las oportunidades, poder establecer el tránsito hacia la economía formal y potenciar la igualdad de acceso a los servicios para todos. La transformación digital, recalcó, es esencial para materializar la innovación y para garantizar la resiliencia de las economías y de las sociedades. Marquina puso de relieve la importancia de la conectividad por cable, por fibra o mediante el 5G; y apostó por fomentar la capacitación en materia digital, en inteligencia artificial, en robotización o en innovación, para desarrollar las habilidades y potenciar mejores condiciones de vida para los trabajadores. El secretario de Estado habló también de un Plan de Transformación Digital puesto en marcha por el gobierno de Andorra desde este año hasta el 2023, para implementar y favorecer proyecto e iniciativas en materia digital, que implicarán a todos los sectores.

La secretaria de Estado de Comercio, Xiana Méndez, cerró la sesión de inauguración mencionando la aceleración exponencial de la digitalización durante estos meses. Por este motivo, indicó, es crucial que España e Iberoamérica colaboren unidas en este desafío. Méndez informó de que las pymes en la Región suponen el 99% del tejido productivo y son las que encuentran más obstáculos a la hora de conseguir financiación y de salir adelante y, para ellas la colaboración público-privada es clave para mejorar sus condiciones y lograr mantenerse operativas. Nuestro modelo de producción, señaló Méndez, demanda un cambio en sus patrones, en los que la sostenibilidad jugará un papel fundamental. Y, por lo que se refiere a la transformación digital, subrayó, “no podemos abordar este reto en solitario, se requiere un cambio en la cultura empresarial, forjar alianzas y realizar propuestas colectivas”, consideró. Méndez mencionó, además, el Plan Nacional de Recuperación, Transformación y Resiliencia 2021, en el que se contempla la asignación de fondos para la modernización y digitalización del ecosistema de las empresas, ante la necesidad urgente de apoyar el tejido empresarial y garantizar la competitividad industrial en la era post-Covid. Este proceso, concluyó, debe llevarse a cabo gracias a la implicación de todos los actores de la sociedad, para salir reforzados de esta crisis y mirar con optimismo hacia el futuro.

Estrategias de Gobierno para la transformación digital

Intervinieron en el primer panel de la jornada: “Estrategias de Gobierno para la transformación digital de la producción”, moderado por el responsable de Pymes y Emprendedores de SEGIB, Esteban Campero, el viceministro de Desarrollo Industrial de la República Dominicana, Fantino Polanco; la subsecretaria de Mipymes y Artesanías del Ministerio de Producción de Ecuador, Marcela Chávez; el director de Estrategia 4.0 del Estado De Nuevo León (México), Abraham Tijerina; y la gerente de Programas en el Servicio de Cooperación Técnica en Chile (SERCOTEC), Marilyn Masbernat.

En el transcurso de este debate, se pudo conocer de primera mano las políticas públicas y las herramientas que se han puesto en marcha en algunos de los países de Iberoamérica. En el caso de República Dominicana, se realizó una encuesta a 5000 mipymes, en la que se constató la falta de madurez de la mayoría de las empresas en el proceso de transformación digital. Tras comprobar los resultados, desde el Gobierno diseñaron programas y políticas públicas orientadas a mejorar el desarrollo productivo de las empresas, fomentando su capacitación, el mejor acceso a la tecnología y su acceso al crédito. Clara muestra de ello, fue el Programa de Encadenamiento Productivo Digital, para que las grandes empresas se encadenen y arrastren a las de menor tamaño en base a tecnologías digitales.

En Ecuador se aprobó un proyecto de ley de transformación digital y se creo una estrategia para potenciar el comercio electrónico. El principal objetivo consistió en fortalecer las capacidades de las mipymes en bancarización, impulsando nuevos mecanismos de contratación y desarrollando las habilidades blandas. Se llevaron también a cabo ferias virtuales sectoriales y ruedas de negocio para identificar nuevos nichos de mercado.

En el caso del Estado de Nuevo León, en México, se hizo un gran uso de la tecnología para la prevención y diagnóstico del virus durante la pandemia y también para recuperar el empleo en la región. Con el fin de apoyar la recuperación económica, desde el Gobierno se forjaron alianzas con importantes tecnólogos y expertos, como Google, para poder reconvertir las capacidades; se trató de conectar a las cadenas globales de valor de manera digital; y se trabajó en colaboración con la industria y la academia, acercando la tecnología a las empresas.

Por último, desde el Servicio de Cooperación Técnica (SERCOTEC) en Chile, se implementaron programas como “Digitaliza tu pyme” o “Ruta Digital”, para capacitar va las empresas, identificar su nivel de madurez y formarlas en distinto ámbitos como ciberseguridad o marketing. Además, facilitaron un kit de herramientas tecnológicas para que las empresas pudiesen testar sus conocimientos. En este sentido, la Administración Pública se vio obligada también a modernizar sus procesos para llegar más rápido a las empresas y prestarles el apoyo que demandaban.

Industria 4.0 y la manufactura del futuro

Julio Linares, presidente de la Comisión de Sociedad Digital de CEOE ejerció de moderador en el segundo panel del foro: “Industria 4.0 y la manufactura del futuro”, en el que se contó con destacados representantes y expertos del sector, como Sergio Drucaroff, coordinador Centro Industria X, Unión Industrial Argentina (UIA) y Accenture; Carmen Alonso, experta en Tecnología y Datos de Global Head IOT & Big Data en Telefónica Tech; Daniel Seseña, director de Industria 4.0 de INDRA; y Carolina Martín Gutiérrez. Head de Inteligencia de Mercado y Procesos de Innovación de CEREALTO SIRO.

Desde Argentina, se puso de relieve la alianza entre la organización empresarial UIA y la empresa Accenture a través del proyecto Centro Industria X, un centro llamado a impulsar una serie de iniciativas que promuevan la adopción de tecnologías, con una visión más ágil, y pensado para pymes que interactúen en las cadenas globales de valor.

Desde Telefónica Tech, la elaboración del libro blanco de la transformación digital de la pyme en España, ha buscado servir de guía para los procesos de digitalización junto con un análisis de las principales tecnologías. Éstas hay que verlas en su conjunto y desarrollar así un ecosistema organizativo y de colaboración.

En INDRA, a su vez, se han centrado en cuatro ejes: ahorro, suministro, clientes y tecnología; en los que las distintas herramientas tecnológicas han permitido mejorar las prácticas en esta época de pandemia. Y es que es un buen momento para aprovechar y fomentar las prácticas empresariales y sentar las bases para un futuro más fortalecido.

En el caso de CEREALTO SIRO, empresa del sector agroalimentario, se recalcó la necesidad de incorporar las nuevas tecnologías en cada una de las unidades de negocio de la empresa, fomentando la comunicación y la adaptación entre los departamentos.

Multilatinas digitales

El último panel de la jornada: “Multilatinas digitales”, lo moderó el responsable de Economía y Empresas de SEGIB, Pablo Adrián Hardy. Intervinieron en el mismo representantes de destacadas empresas latinas, como Sergio Torres Lebrija, director de Estrategia e Innovación de la Banca Digital de BBVA en México; Ángeles Vela, directora del Consejo de Software de Nuevo León en México; Carlos Barillas, presidente de Global Pay Solutions en Estados Unidos; y Rodrigo Zamora, director ejecutivo del Banco Lafise en Nicaragua.

Dentro del sector de la banca digital, en una empresa como BBVA en México, se han asimilado de manera muy exitosa la mayor parte de las herramientas digitales, debido a la aceleración de este proceso durante la pandemia, en una empresa donde más del 60% de sus clientes son digitales. Asimismo, otorgaron especial atención a la conexión, pues la digitalización sin empresas de digitalización y telecomunicación, y sin empresas de data, no sería posible.

Desde el Consejo de Software de Nuevo León en México, se ha redefinido el concepto de cluster de tecnologías de información, donde se encuentran los proveedores de tecnología del país, con la finalidad de apoyar a las empresas para reinventarse a través de un proceso de reorientación en sectores como las Fintech, agrotech o salud.

Para Global Pay Solutions, la penetración de internet también ha sido clave en el desarrollo de su aplicación, teniendo en cuenta que el 91% de los usuarios usan servicios de prepago con una necesidad de recarga constante. Es aquí donde entra en juego la compañía que ha desarrollado un modelo de economía colaborativa y que, además, ha permitido facilitar la inclusión financiera para sectores desfavorecidos y grupos sociales marginales.

El Banco Lafise, por su parte, se ha visto afectado por las distintas restricciones de los diferentes gobiernos en los que se encontraban sus oficinas y se han visto obligados a adaptarse para poder salir reforzados de esta crisis. Un camino hacia la transformación digital que ya había empezado y que les ha permitido centrarse en sus clientes, crear valor, implementar una cultura más ágil y una mentalidad de mejora continua.