18 sep 2020
Jornada

Foro sobre Nuevos retos y oportunidades del turismo en un escenario marcado por el Covid-19

Foro Turismo 17-09-2020

La presidenta del Consejo de Turismo, Cultura y Deporte de CEOE, Marta Blanco, participó en la IV edición de la jornada 'Nuevos retos y oportunidades del turismo en un escenario marcado por el Covid-19' celebrada en Málaga y organizada por El Confidencial.

El director de El Confidencial, Nacho Cardero, inauguró este evento señalando la importancia que tiene para el turismo reinventarse como industria en el escenario del Covid-19. Si bien el turismo español representa el 13% del PIB y es considerado como uno de los más competitivos del mundo, ha sufrido unas pérdidas de 100.000 millones de euros y ha minorado su actividad en dos terceras partes debido a la pandemia. Por ello, el sector debe afrontar este nuevo reto con la ayuda de la Administración, situando en el centro del negocio al cliente y apoyándose en la digitalización a través de tecnologías como el big data y la sostenibilidad.

Esta recuperación es sumamente importante para la Costa del Sol, ya que, como señaló Margarita del Cid, la vicepresidenta de la Diputación de Málaga y consejera delegada de Turismo Costa del Sol, el turismo genera en la región 117.000 puestos de trabajo e ingresos por valor de 14.400 millones de euros.

 

Intervención de la presidenta del Consejo de Turismo, Cultura y Deporte de CEOE

La intervención de Marta Blanco versó sobre el escenario empresarial global en tiempos de Covid. Comenzó, por tanto, refiriéndose al consenso que hay entre las patronales de los países de nuestro entorno sobre la situación actual y los llamamientos a los respectivos gobiernos. En este sentido, señaló que esta pandemia está teniendo un impacto enorme en la economía mundial, pero especialmente en España, cuyo PIB ha sufrido una caída del 18,5% en el segundo trimestre. La actual crisis económica no es comparable a la de 2008. Mientras que la de 2008 tuvo su origen en errores de mercado, la naturaleza de esta es muy diferente, ya que ha sido provocada por las medidas adoptadas en respuesta a una pandemia. Las empresas de todos los países coinciden también en que es fundamental garantizar un marco de inversiones propicio y favorable a la iniciativa privada, así como asegurar una estabilidad macroeconómica y que no es el momento de aumentar la presión fiscal. Las medidas estructurales adoptadas a raíz de la crisis del año 2008 fueron acertadas. Por ello, es necesario seguir profundizando en ellas para superar la actual crisis económica. También debe reforzarse la cooperación entre las instituciones internacionales y nacionales para garantizar que las empresas puedan acceder a la liquidez y financiación que necesitan para sobrevivir y desarrollarse.

Al mismo tiempo, hay que rechazar la adopción de medidas unilaterales en el ámbito del derecho laboral, ya que hacerlo sin contar con el apoyo de las empresas no parece razonable, al ser las responsables de su administración y gestión y de sus procesos de producción.

Hay consenso también en que deben defenderse unos sistemas de salud resilientes. Para ello, es necesario apostar por un marco favorable a la inversión, unas políticas que impulsen la innovación y un sólido régimen de propiedad intelectual que facilite la investigación y comercialización de nuevos medicamentos.

Por otra parte, la formación es fundamental, ya sea la dirigida a los jóvenes, ya sea la continua, destinada a adaptar y mejorar el nivel formativo de los empleados. Asimismo, piden a los organismos internacionales que realicen una comparativa de las medidas adoptadas en los distintos países para afrontar esta crisis sanitaria y extraer lecciones de las experiencias adquiridas. Marta Blanco ha indicado que estos son los llamamientos que las patronales de países de nuestro entorno hacen a nuestros gobiernos. Las empresas son parte de la solución, por una sencilla razón, porque generan riqueza, empleo, bienestar social en definitiva. Ahora bien, se necesitan medidas que generen confianza y esta palabra, confianza, es absolutamente clave en la recuperación económica. 

En relación con España, la crisis ha impactado de forma más intensa que en los países de su entorno debido en gran parte al peso del turismo en su economía. Este sector representa el 12,3% del PIB, el 12,7% del empleo y el 16,4% del total de exportaciones de bienes y servicios. Además, el superávit turístico es el 3% del PIB. Todo ello muestra el peso sistémico del turismo en nuestra economía.

En nuestro país, el turismo ha contribuido a corregir desequilibrios económicos como el déficit por cuenta corriente y ha desarrollado y diversificado su modelo de negocio hasta convertirse en el destino más competitivo del mundo. Sin embargo, en esta ocasión, la industria turística no puede protagonizar la recuperación de la economía, pero sí podrá contribuir a ella siempre y cuando se preserve el tejido empresarial de toda su cadena de valor para cuando la demanda se reactive. Para ello, se necesita combinar políticas económicas que mitiguen la caída de renta tan acusada en el sector con estímulos y reformas estructurales que consoliden el proceso de transformación ya iniciado antes de la pandemia, y que tiene en la digitalización, la sostenibilidad y la formación sus principales activos.

 

Cuestiones de interés de la jornada 'Nuevos retos y oportunidades del turismo en un escenario marcado por el Covid-19

No se puede prever cuando se reincorporarán la totalidad de las plantillas fijas de las empresas turísticas, ya que depende de cuestiones como la movilidad. Lo fundamental en este momento es generar confianza, comunicar que es posible continuar con la actividad del sector y adaptarse al nuevo escenario. Hay que aprender a convivir con el virus, ya que no desaparecerá a corto plazo.

Los trabajadores han de adaptarse al nuevo modelo productivo en el que las nuevas tecnologías estarán más presentes y las competencias necesarias serán distintas. Se debe cuidar el talento, pero también hay que tener en cuenta que el sector requerirá un talento distinto tras la crisis. El liderazgo es importante para que los trabajadores den lo mejor de sí en este nuevo entorno.

Este verano han operado un 20% de los vuelos en comparación con el año anterior y el tráfico doméstico se ha reducido al 30% en agosto. Es fundamental que se recupere la movilidad para recuperar el turismo. Para ello, hay que generar confianza en el consumidor y comunicar adecuadamente todas las medidas que se están tomando. Otras acciones como un marco normativo uniforme con medidas homogéneas a nivel europeo y sustituir los confinamientos por pruebas PCR facilitarían que los turistas pudiesen viajar.

Los clientes han cambiado su percepción del entorno y su forma de interactuar con la empresa. Las compañías deben aumentar su eficiencia al gestionar sus recursos, ya que los cambios de entorno son muy rápidos y la planificación a largo plazo no es posible. La tecnología puede ayudar a mejorar estos procesos a través de los departamentos de inteligencia y el big data, que permiten reaccionar a la demanda más ágilmente y tomar decisiones más acertadas.

Se puede consultar el programa del evento en el siguiente enlace.