17 ago 2020
Relaciones Internacionales

CEOE lamenta el mantenimiento por la Administración de EEUU de los aranceles a los productos españolas

Comercio

CEOE lamenta el mantenimiento por la Administración comercial estadounidense de la lista productos objeto de un incremento arancelario,  en virtud de la decisión adoptada por el órgano de solución de diferencias  de la Organización Mundial del Comercio  (OMC) por las ayudas ilegales otorgadas a AIRBUS; y pide a las Administraciones española, europea y estadounidense que resuelvan cuanto  antes  un conflicto- el de las ayudas ilegales otorgados a las empresas AIRBUS y BOEING- que está repercutiendo de manera  negativa e injusta en otros sectores económicos y en las relaciones comerciales entre la Unión Europea y Estados Unidos.

Estas medidas compensatorias de la Administración estadounidense, que incluyen, por solo mencionar algunos ejemplos,  productos como el vino y el aceite de oliva , perjudican de forma desproporcionada  las exportaciones del sector agroalimentario español al mercado estadounidense. 

La decisión adoptada hace unos días  por la Administración estadounidense resulta además injustificada, si se tiene en cuenta que el consorcio aeronáutico AIRBUS anunció   el pasado 24 de julio  que los Gobiernos español y francés habían revisado  las cláusulas de sus respectivos  contratos de ayudas a  la empresa aeronáutica  europea y, por lo tanto, superado el ultimo punto contencioso que justificó en su día  la decisión adoptada por el órgano de diferencias del la Organización Mundial del Comercio (OMC). 

Por  todo ello, CEOE considera qua la resolución de este conflicto debe figurar entre las máximas prioridades de unas agendas española y europea ambiciosas, destinadas a resolver los conflictos comerciales y a reforzar las relaciones con Estados Unidos, un socio económico, comercial y tecnológico imprescindible para las empresas españolas.

Estados Unidos es el segundo destino más importante de la inversiones directas españolas en el exterior, el segundo destino más importante de las exportaciones fuera de la Unión Europea y un mercado imprescindible para muchos sectores de la economía española,  entre los que destaca el agroalimentario, que el año pasado exportó alimentos y bebidas al mercado norteamericano por encima de los 1.900 millones de euros.