15 ene 2016
Valoración IPC

CEOE: La inflación cierra con un mínimo histórico en 2015 y se mantendrá baja en 2016

La tasa anual del Índice de Precios de Consumo (IPC) en el mes de diciembre ha sido del 0,0%, tres décimas superior a la del mes anterior. La inflación subyacente disminuye una décima hasta el 0,9% en términos interanuales. La variación mensual en diciembre ha sido del -0,3%.

Gasolinera
©© Dreamstime

La inflación en diciembre ha salido de las tasas negativas en las que se encontraba desde agosto debido a descensos algo menos intensos en los precios energéticos y al moderado comportamiento que mantiene la inflación subyacente. La inflación general sin productos energéticos sería del 1,1%.

Para el conjunto de 2015, la inflación promedio se ha situado en el -0,5%, tres décimas inferior al -0,2% de 2014, lo que supone un nuevo mínimo de la serie histórica. Esta situación se explica por el acusado descenso de los precios energéticos, muy influidos por la notable bajada del precio del petróleo. Por su parte, la inflación subyacente para el promedio del año 2015 ascendió hasta el 0,6%, tras el 0,0% del año anterior.   

El Índice de Precios de Consumo Armonizado también repunta tres décimas en diciembre hasta el -0,1%. España acumula veintiocho meses con una inflación por debajo del promedio de la Unión Monetaria (indicador adelantado de 0,2% en diciembre), prolongando la ganancia de competitividad-precio con la Zona Euro, aunque el diferencial  se ha reducido en este último mes hasta los 0,3 puntos.

Para el conjunto de 2016, la evolución de la inflación volverá a estar muy condicionada por el comportamiento del precio del petróleo, que de mantenerse en los niveles actuales podría devolver la inflación a tasas negativas, al menos, durante la primera mitad del año, recuperando valores positivos en los meses finales. Así, para promedio del año 2016 la inflación podría ser nula o ligeramente negativa. Por su lado, la subyacente, se prevé que acelere un par de décimas hasta el 0,8%. 

Dado que la inflación en Europa también está siendo muy baja, conviene recordar que cualquier deterioro de la competitividad supondrá una limitación para la recuperación de la economía española. Por ello, se debe continuar con la moderación salarial para seguir aumentando la competitividad y favorecer la creación de empleo.

 

>> Nota IPC ampliada