DESCUBRE EL DIARIO DIGITAL DE LAS EMPRESAS Descubre nuestro portal dedicado a los empresarios CERRAR (X)
13 jun 2018
Sanidad. I+D+i

Altran y Fundación Casaverde desarrollan una interfaz cerebro-máquina para pacientes afectados por ictus

Altran, líder global en ingeniería y servicios de I+D, y Fundación Casaverde están desarrollando el proyecto SANA (Sistema de Ayuda Neuromuscular Asistida), un sistema de ayuda a la terapia de pacientes con problemas neurológicos afectados por ictus, que consiste en un interfaz cerebro-máquina con registro de la actividad eléctrica de los músculos de superficie en pacientes con ictus subagudo en un programa de neurorrehabilitación intensiva.

Altran y Fundación Casaverde desarrollan una interfaz cerebro-máquina para pacientes afectados por ictus
Jornada sobre el ictus

En una nota de prensa, Altran y la Fundación Casaverde explican que, a través de un casco donde estará alojada la interfaz, se medirá la actividad cerebral del paciente en cada momento de la terapia y será transmitido a un sistema de adquisición y control. El sistema evaluará la actividad muscular mediante un traje y otras prendas adaptables capaces de detectar la activación de los principales grupos musculares utilizados durante las terapias, así como su transmisión a un sistema de adquisición y control.

En su opinión, el sistema será capaz de recoger los datos de los diferentes registros, tanto a nivel cerebral como muscular y mostrará al paciente y al terapeuta los estímulos e información necesaria para la correcta aplicación de la terapia y posterior análisis de datos del equipo médico.

Aseguran que las funciones generales del sistema permiten analizar la comunicación cerebro-muscular del paciente y adaptar las condiciones de la terapia a capacidad de respuesta, y será, en la medida de lo posible, portátil, de bajo coste y de arquitectura abierta. De esta manera será fácilmente configurable y personalizable por el terapeuta, así como de fácil manejo por parte del paciente.

La doctora Ana Belén Cordal, médico rehabilitador del Hospital Casaverde Madrid, coordinadora del proyecto en colaboración con Altran, afirma que “actualmente realizamos una terapia multidisciplinar con terapeutas altamente cualificados, pero no conocemos todavía qué técnicas de las utilizadas son las más efectivas. Con la puesta en marcha de este sistema de registro objetivo podremos esclarecer qué terapias son las que más ayudarán a nuestros pacientes en su rehabilitación”.

Para Daniel Iglesias, director de la División de Energía, Industria y Salud de Altran España, “SANA supone una revolución en la aplicación actual de terapias de ictus. Permitirá al terapeuta anticiparse en la toma de decisiones reduciendo así la duración del tratamiento y aumentando su efectividad. Con este proyecto, nuestra compañía sigue apostando por la I+D y por la co-creación con nuestros colaboradores clave, como  Fundación Casaverde, para desarrollar soluciones que redundan en el bienestar social, y se sitúa en una posición privilegiada en la línea de investigación de nuevos dispositivos médicos relacionados con sistemas BCI”.

Altran, responsable del desarrollo del proyecto, pone a disposición de la Fundación Casaverde especialistas de diferentes disciplinas de Ingeniería, Bioingeniería, y otros campos tecnológicos, en estrecha colaboración con el sistema de atención sanitaria para mejorar la calidad de vida a través del desarrollo de productos innovadores centrados en el paciente, digitalización de las ciencias de la vida, rendimiento industrial y cumplimiento normativo.

Rodrigo Quiñones, director del Hospital Casaverde Madrid, a propósito de  su puesta en práctica en el centro destaca: “En el Hospital Casaverde Madrid somos especialistas en la rehabilitación funcional, tanto neurológica como física y en la atención integral a pacientes crónicos complejos con una importante necesidad de cuidados sanitarios y de enfermería, por lo que este proyecto supone un paso adelante importante”.

Alberto Giménez Artes, presidente de la Fundación Casaverde, cuyo objetivo desde 2004 es mejorar la atención a las personas en situación de dependencia funcional a través del desarrollo de proyectos de investigación y formación de alto nivel científico, afirma que: "La Fundación Casaverde procura estar siempre a la vanguardia en la rehabilitación neurológica. Trabajar por crear herramientas que nos permitan valorar objetivamente el resultado  de las diversas técnicas que aplicamos a nuestros pacientes es trabajar en las vanguardias. Eso estamos haciendo en el proyecto con Altran".