19 nov 2020
Organizado por CEIB, SEGIB y FIJE

2ª jornada del Foro de Transformación Digital: “Una visión desde Centroamérica”

Se presentaron las iniciativas públicas de transformación digital de la producción emprendidas por los gobiernos de diferentes países, así como el papel que desempeñan las organizaciones empresariales en esta materia. Intervinieron destacadas autoridades de los gobiernos centroamericanos, los máximos representantes de importantes instituciones de la Región y los presidentes de uatro organizaciones empresariales miembro de CEIB y de la OIE. El acto se enmarca en las actividades oficiales previas a la XXVII Cumbre Empresarial Iberoamericana que se celebrará en Andorra en 2021.

 

CEIB 2ª jornada 19-11-20

En la segunda y última jornada del Foro virtual: “La transformación digital, un escenario de futuro en Iberoamérica”, se pudo conocer de primera mano la visión que comparten autoridades de Gobierno de países centroamericanas; los máximos representantes de instituciones como CENPROMYPE, COMTELCA o ASIET; y los presidentes de las organizaciones empresariales de República Dominicana, Honduras, Guatemala o Panamá, sobre esta tendencia que se ha celerado exponencialmente en los meses de pandemia.

Inauguraron el acto el vicepresidente de CEOE y presidente de CEPYME, Gerardo Cuerva; el secretario general de la Organización Internacional de Empleadores (OIE), Roberto Suárez; su homólogo en la Secretaría de Integración Económica Centroamericana-SIECA, Melvin Redondo; el gerente del Sector Privado del Banco Centroamericano de Integración Económica-BCIE, Sabino Escobedo; y el secretario general de la International Chamber of Commerce, John Denton.

En el transcurso de la jornada, que se dividió en dos paneles, se abordaron las tecnologías digitales como una herramienta fundamental para cortar las brechas de productividad existentes y una fuente de oportunidades para emprendedores y pymes que desarrollan nuevos modelos de negocio; se presentaron las iniciativas públicas de transformación digital de la producción; y se puso en valor el papel que desempeñan las organizaciones empresariales centroamericanas en este ámbito, para dar respuesta a la crisis generada por el Covid.

 

Inauguración

El vicepresidente de CEOE y presidente de CEPYME, Gerardo Cuerva, destacó el trabajo de la OIE, organización que agrupa a más de 150 organizaciones empresariales de 140 países del mundo, por su compromiso y defensa de los intereses empresariales. En referencia al Foro, Cuerva insistió en que las jornadas celebradas los días 17 y 18 representan una clara muestra de la colaboración público-privada y la intensa actividad que se ha llevado a cabo desde CEIB, SEGIB y FIJE desde el comienzo de la pandemia. Y, como presidente de CEPYME, puso de manifiesto el importante papel de las Mipymes en la región centroamericana, que representan la mayor parte del tejido empresarial de la Región. En este sentido, mencionó un informe elaborado por la OCDE y el Banco Mundial, en colaboración con Facebook, publicado en julio de 2020, del que se desprende que un tercio de las pequeñas empresas encuestadas informó de una reducción de la fuerza laboral como resultado de la pandemia, y el 26% de las empresas a nivel mundial tuvo que cerrar sus operaciones por completo de enero a mayo. En algunos países, el 50% de las empresas se vieron obligadas a cerrar, añadió. Cuerva se refirió también a la morosidad como otro de los grandes obstáculos que encuentran las Mipymes, ya que según un Barómetro de Morosidad elaborado por CEPYME entre mediados de septiembre y mediados de octubre, un 57% de las pequeñas y medianas empresas españolas consultadas prevé un aumento de la morosidad a raíz de la crisis generada por el Covid. “De hecho, el 50% de las que sufren mora adelantan una posible situación de insolvencia o cierre”, informó.

Por otro lado, la crisis también ha supuesto algunas oportunidades, señaló Cuerva, ya que “en 100 días hemos avanzado 5 años en materia de digitalización, y, claras muestras de ello, han sido el teletrabajo, la teleeducación, la telemedicina o las plataformas de entretenimiento”. Pero, en este proceso tan rápido añadió, las empresas también han tenido que hacer frente a desafíos como los fraudes, la piratería, los ciberataques, la privacidad en riesgo, o la ciberseguridad. Pero, el mayor reto de todos ha sido la desigualdad de oportunidades, ya que no todas las personas tienen el mismo acceso a las tecnologías, equipamientos y habilidades. A pesar de estos retos, a los que hay que poner solución, insistió, la tecnología y la digitalización son asignaturas obligadas para superar esta situación, y quien no lo haga ya, llega tarde.

El secretario general de la OIE, Roberto Suárez, por su parte, adelantó que el escenario de 2021 va a ser muy complicado a nivel mundial, pero especialmente para la región centroamericana. En una crisis global, marcada por las restricciones al consumo, la oferta y la demanda, ningún CEO de ninguna empresa hubiese podido cambiar el modo de hacer negocios de una forma tan rápida e imprevista. No obstante, según un informe elaborado por la OIE, se pudo comprobar que la interacción digital con los consumidores aumentó de un 36% a un 58% en 2020 y los productos que se han digitalizado durante el mismo período en economías formales ascendió del 30% al 60%. También se contempló un ascenso importante del teletrabajo, que empezará a consolidar a finales de 2021.

Por lo que se refiere a las cadenas globales de valor, indicó Suárez, éstas también se están digitalizando, pero el caso de las empresas, especialmente de las Mipymes es muy diferente, tan sólo entre un 12% y un 14% adquiría productos por internet. Por eso, subrayó, es crucial tener la capacidad de anticiparnos a las competencias de futuro y, entre ellas, aseguró, las competencias digitales son prioritarias. Puso también en valor la importancia de los partenariados público-privados en Centroamérica, y destacó que hacer frente a los retos que demanda la región no será posible sin la implicación de las organizaciones empresariales.

El secretario general de la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (SICA), Melvin Redondo, destacó la importancia de contar con espacios de diálogo como este foro, para poder encaminar las políticas de los gobiernos y debatir propuestas en este año de crisis y de graves efectos climatológicos en Centroamérica. En su opinión, todos los actores de la sociedad deben implicarse en la transformación digital, pues hemos avanzado mucho en el acceso a la información y debemos seguir haciéndolo, especialmente para las Mipymes y en el ámbito rural. Redondo señaló que la Región está trabajando en planes de transformación productiva y pretende incorporar las nuevas tecnologías a las políticas de Gobierno, en aras de facilitar el comercio, la gestión de la gobernanza y el acceso igualitario a las oportunidades. En este sentido, mencionó también la necesidad de hacer un buen uso de estas herramientas y ampliar su ámbito de actuación a otros sectores.

El gerente del Sector Privado del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), Sabino Escobedo, informó, a su vez, de un programa de emergencia que han puesto en marcha y que ofrece 350 millones de dólares para evitar que las Mipymes cierren y prestarles apoyo para que se mantengan en el contexto actual. Se prevé también, aseguró, financiamiento para la modernización de las actividades, equipamientos y tecnologías, con el fin de favorecer su integración económica. Desde el Banco, señaló, también disponen de programas regionales para que las empresas puedan seguir invirtiendo en su estructura básica, y ayudarlas a ser más rentables y eficientes.” Las instituciones financieras multilaterales son esenciales en el proceso de transformación digital y representa una de sus prioridades”, declaró.

El secretario general de la International Chamber of Commerce, John Denton, por su parte, habló de la importancia de reforzar y mantener el comercio intrarregional y la importancia de la tecnología digital en la prevención y diagnóstico durante la pandemia. Sólo se podrá alcanzar el proceso de transformación si el sector público y privado trabajan unidos, recalcó.

 

Iniciativas públicas de transformación digital

En el primer panel de la jornada, moderado por el secretario permanente del Consejo de Empresarios Iberoamericanos (CEIB), Narciso Casado, intervinieron destacadas autoridades y representantes de instituciones, como el viceministro de Inversión y Competencia de Guatemala, Lisandro Bolaños; el director ejecutivo de CENPROMYME, David Cabrera; el secretario ejecutivo de la Comisión Técnica Regional de Telecomunicaciones-COMTELCA; y la secretaria general de la Asociación Interamericana de Empresas de Telecomunicaciones-ASIET.

Bajo el lema “Iniciativas públicas de transformación digital de la producción”, los expertos de la Región coincidieron al señalar que la digitalización en Centroamérica no debe ceñirse sólo al uso de las nuevas tecnologías, sino que también implica un cambio en la cultura de las empresas, especialmente de las Mipymes, que representan el 99% del tejido productivo. Todos ellos insistieron en la necesidad de forjar alianzas público-privadas para impulsar la transformación digital y otros sectores. “Hemos sido buenos en crear empresas, pero no tanto en hacerlas crecer” y, por ello, abogaron por adoptar mecanismos de apoyo para facilitar su supervivencia y hacer que salgan adelante.

Desde las diversas instituciones, coincidieron también en señalar el problema de la informalidad, de mejorar el acceso a las infraestructuras básicas, desarrollar y potenciar la conectividad y las redes de telecomunicaciones para que lleguen a lugares remotos y más aislados, y modernizar y repensar los marcos legislativos y regulatorios para favorecer los procesos, potenciar la integración centroamericana y el comercio intrarregional. Asimismo, pusieron en valor la transversalidad de las tecnologías digitales; la necesidad de adoptar políticas públicas orientadas a impulsar estas iniciativas; la importancia de fomentar la educación, formación y capacitación a todos lo niveles; y apostar por la sostenibilidad de las cadenas globales de valor y de la manera de hacer negocios, con ejemplos de buenas prácticas. “Unión, cohesión, integración e integralidad, liderazgo, disminución de la desigualdad, transversalidad y agilidad”, fueron algunos de los conceptos más mencionados en el trascurso de este panel.

 

Papel de las organizaciones empresariales en la transformación digital

En el segundo y último panel del foro: “¿Cómo afrontan las organizaciones empresariales centroamericanas la transformación digital? La digitalización como respuesta a la Covid-19”, moderado por la directora ejecutiva de la Asociación Nacional de Jóvenes Empresarios (ANJE) de República Dominicana, Sol Disla; intervinieron los presidentes de las organizaciones empresariales centroamericanas COPARDOM (República Dominicana), Juan Alfredo de la Cruz; COHEP (Honduras), Juan Carlos Sikaffi; CACIF (Guatemala), Nils Leporowski; y CONEP (Panamá), Julio de la Lastra.

En sus ponencias, los presidentes coincidieron en destacar que para que la transformación digital sea exitosa se requiere promover el conocimiento y no sólo el sistema de tecnología. Este proceso de transformación viene motivado por los meses de pandemia en los que las empresas se han tenido que reinventar e innovar para poder llegar a los clientes en un mundo cada vez más competitivo. Por ello, indicaron, se tuvo que potenciar el teletrabajo e insistieron en la necesidad de fomentar la capacitación y la formación; prestar apoyo a los jóvenes; promover la simplificación administrativa y tributaria; mejorar las infraestructuras; y potenciar el desarrollo de más espacios virtuales y ciudades inteligentes.

Los presidentes de organizaciones empresariales subrayaron también la importancia de reconstruir y trazar el camino para ofrecer mejores oportunidades para todos; implementar una estrategia eficaz que sirva de hoja de ruta en esta nueva realidad; y apostar por la conectividad desde una perspectiva regional y en una economía colaborativa. Sectores como la logística, la industria, las Mipymes, la banca y el sector gubernamental, son algunos de los que se han visto más obligados a digitalizarse durante estos meses para dar un salto cualitativo. “Es el momento de cocrear y de compartir enseñanzas, ya que la transformación digital debe estar en nuestro ADN y en nuestra forma de vivir”, concluyeron.

 

Clausura

El secretario permanente de CEIB, Narciso Casado, clausuró la jornada y aseguró que, bajo el lema “Una visión desde Centroamérica”, se ha podido ver como la digitalización ha constituido una herramienta indispensable en el desarrollo de la productividad, de las infraestructuras, los proyectos y la formación. Incidió, además, en el proceso de transformación digital que han emprendido muchas de las organizaciones empresariales centroamericanas, algo que será clave para su futuro. Muestra de ello, son las iniciativas que han puesto en marcha organizaciones como COHEP en Honduras, a través del programa “Honduras Digital Challenge”; Guatemala, durante la XXVI Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno con temas de transformación digital; o COSEP en Nicaragua, con el lanzamiento de la plataforma de pasantías “Ubicanica”; entre muchos otros. Casado destacó también la importancia de la colaboración público-privada y la intensa actividad realizada, especialmente a raíz de la pandemia. Un claro ejemplo de esta cooperación es la alianza entre CEIB y SEGIB con los principales actores económicos, políticos y sociales, para seguir profundizando en la integración regional, el comercio intrarregional y las cadenas de valor. “Asegurar la igualdad de oportunidades y el crecimiento inclusivo a través de la formación y la educación, dando prioridad a las personas y al empleo”, son factores imprescindibles, consideró, en aras de obtener la mejor fórmula de inclusión social para la Región. Éstas y otras ideas, informó Casado, se recogen en un informe elaborado por CEIB, SEGIB y FIJE, bajo el lema “Más Iberoamérica, una apuesta decidida por la Región”, que se publicará próximamente.

Casado concluyó su intervención con una serie de conceptos, en homenaje a este foro de Transformación digital, que definió como las 10 “Des”: Desarrollo, clave en la era post-Covid; decisión y determinación, para salir de la crisis y hacer frente a la recuperación; diversificación, tan necesaria en las economías de la Región; deber, esencial para adoptar las medidas adecuadas; datos, muy ligado a la digitalización y esencial en la difusión de información; defensa, de los valores iberoamericanos y principios para mantener la identidad y el sentido de unidad; y debate y diálogo; dos conceptos que han demostrado ser clave durante la pandemia y sin los que no se puede lograr el desarrollo que requiere la Región.  Y todos estos conceptos, puntualizó, merecen ser puestos en práctica para así evitar que esta crisis coyuntural se convierta en estructural, y con ello construir, entre todos, Más Iberoamérica.

El secretario general de FIJE, Antonio Magraner, puso de relieve la importancia de las alianzas público-privadas y las colaboraciones; y apostó por la digitalización en el contexto actual. En lo relativo a las alianzas, comentó que éstas se han vuelto imprescindibles en un mundo cada vez más colaborativo, pues “los Estados no pueden funcionar sin las empresas, pero las empresas tampoco pueden funcionar sin los Estados y sin un ecosistema de apoyo a las mismas”, manifestó. Asimismo, Magraner aseguró que la digitalización ha llegado para quedarse y para cambiar la forma de pensar de las personas, así como su estilo de vida. “La transformación digital ha permitido que abramos los ojos y formemos parte de una nueva era”, puntualizó. Y, por ello, enfatizó, se debe prestar especial apoyo a aquellas pequeñas y medianas empresas que más ayuda requieran para adaptarse al nuevo entorno.

El responsable de Economía y Empresa de SEGIB, Pablo Adrián Hardy, destacó que “el camino no termina aquí, ya que las ideas y principales líneas de trabajo adoptadas formarán parte de las recomendaciones que se entregarán a los Jefes de Estado y de Gobierno durante la próxima Cumbre Iberoamericana en Andorra”. Insistió, además, en que las conclusiones que recoja el sector privado en temas fundamentales como la digitalización o la innovación, serán de gran utilidad para el futuro desarrollo de la región centroamericana.