Por un nuevo diálogo público-privado en Iberoamérica

Articulo de Rebeca Grynspan, secretaria general Iberoamericana, y Juan Rosell, presidente de CEOE publicado en el diario ABC

El contexto internacional actual se caracteriza por la incertidumbre y la volatilidad. Enfrentamos el reto de construir sociedades más prósperas, inclusivas y sostenibles, en un escenario en que el comercio mundial se encuentra estancado, los Estados disponen de poco espacio fiscal y los mercados financieros, bursátiles y de inversión se muestran recelosos de cara al futuro.

Ante este panorama, una cosa es segura: los desafíos que enfrentamos demandan un diálogo público-privado mucho más intenso, constante, dinámico y orientado a resultados. Debemos establecer canales de comunicación permanentes, que nos permitan generar confianza y coordinar acciones, conscientes de que todos —el sector público, el sector privado, la academia, la sociedad civil— tienen un rol que cumplir y una aportación indispensable en la construcción de un futuro mejor.

Esto es algo que en Iberoamérica hemos comprendido muy bien. Desde la Cumbre Iberoamericana de Salamanca, en el año 2005, hemos celebrado en paralelo a las Cumbres de Jefes de Estado y de Gobierno los Encuentros Empresariales Iberoamericanos, que permiten a cientos de empresarios de los 22 países de la región la oportunidad de dialogar abiertamente con los tomadores de decisión.

Los Encuentros Empresariales se han celebrado de manera ininterrumpida en estos once años, generando
un vasto acervo de recomendaciones a los gobiernos iberoamericanos. Hoy hemos decidido llevar nuestra colaboración un paso más allá: no es suficiente reunirnos una vez cada año o cada dos años. Necesitamos una relación estable y fluida.

Por lo anterior, en junio de 2015 los presidentes de las Organizaciones Empresariales Iberoamericanas acordaron la creación del Consejo de Empresarios Iberoamericanos (CEIB), una institución a la que pertenecen las 22 organizaciones empresariales más representativas de los países iberoamericanos, con el objetivo de poner en valor los factores de competitividad comunes de la región y contribuir al mejor desarrollo económico y social de Iberoamérica.

Actualmente la presidencia de la CEIB la ejerce la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI), país anfitrión de la próxima XXV Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, que tendrá lugar en Cartagena de Indias, el 28 y 29 de octubre, bajo el lema «Juventud, emprendimiento y educación».

A pesar de las diferencias entre nuestros países, compartimos retos muy similares: necesitamos aumentar nuestra productividad y diversificar nuestras economías; necesitamos innovar e invertir en ciencia y tecnología; necesitamos agregar valor a nuestros productos y generar encadenamientos productivos; necesitamos profundizar la integración y el comercio intra-regional; necesitamos elevar la calidad y la pertinencia de la educación para asegurarnos de contar con una fuerza laboral preparada en las destrezas que demanda una economía global.

Estos son los retos que abordaremos en el XI Encuentro Empresarial, el próximo 28 de octubre en Cartagena, con discusiones dedicadas al impacto de la cuarta revolución industrial en la región, la educación como eje de desarrollo y empleabilidad juvenil, la inversión iberoamericana y el crecimiento de las multilatinas, entre otros.

Con la participación de empresarios y empresarias de toda la región, esperamos impulsar una agenda que nos permita dar el salto hacia la Iberoamérica competitiva de las próximas décadas, la Iberoamérica libre de pobreza y capaz de generar oportunidades de movilidad social para las nuevas clases medias que son la gran conquista social de los años recientes.

A pesar de las condiciones adversas en el contexto global y en la economía latinoamericana, sabemos que las sociedades no pueden esperar: cada joven que se gradúa de una universidad, cada emprendedor que desea fundar una startup, cada empresa que busca contratar personal, necesitan respuestas aquí y ahora mismo.

Confiamos en que la próxima XXV Cumbre de Cartagena y el XI Encuentro Empresarial serán una oportunidad excepcional para trazar los contornos de una nueva Iberoamérica, construida con la participación de todos y para el beneficio de todos.

Publicaciones recientes