DESCUBRE EL DIARIO DIGITAL DE LAS EMPRESAS Descubre nuestro portal dedicado a los empresarios CERRAR (X)
15 sep 2017
Sudáfrica

Sudáfrica: economía, relaciones comerciales bilaterales y oportunidades

Por ser la economía más desarrollada, diversificada y competitiva del continente africano y formar parte del grupo de economías emergentes más destacadas del mundo (BRICS), Sudáfrica constituye un mercado muy interesante, con 50 millones de habitantes, una renta per cápita de 6.000 dólares y estabilidad política, que puede ofrecer grandes oportunidades de negocio e inversión a las empresas extranjeras. El Ministerio de Industria, Economía y Competitividad lo considera mercado prioritario. De hecho, ha diseñado un Plan Integral de Desarrollo de Mercado (PIDM) específico para promover la presencia de empresas españolas en dicho país.

Bandera de Sudáfrica
Bandera de Sudáfrica

Estructura económica

El sector agrícola está muy desarrollado y sigue siendo una de las bases de la economía sudafricana. Entre los principales cultivos destacan el maíz, cítricos, frutas tropicales y verduras, caña de azúcar y uvas (tanto para consumo como para la elaboración de vino). Existe una agricultura comercial de grandes explotaciones con canales de distribución y comercialización bien establecidos. La ganadería, en general extensiva, se centra grandes explotaciones y constituye la actividad predominante en muchas zonas del país (el 65% de su superficie está ocupada por praderas y pastos). El ganado vacuno y el ovino son los más importantes, además de la cría de avestruz, muy orientada hacia la exportación. Sudáfrica dispone de un extenso litoral marítimo, sin embargo, el sector pesquero ha ido perdiendo importancia en los últimos años debido al agotamiento de sus abundantes caladeros de especies como merluza, sardina, arenque, cefalópodos y atún, frecuentados por pesqueros españoles.

El sector minero es una de las actividades destacadas de la economía sudafricana, a pesar de que su contribución al PIB ha pasado del 20% registrado en los años 70 a oscilar entre el 5,8% y el 9,5% en la última década. Sudáfrica es uno de los primeros productores mundiales de minerales como el platino, cromo, vanadio, zirconio y manganeso, entre otros. Además, la extracción de oro y diamantes, que dio origen al desarrollo de la economía nacional, sigue siendo una parte significativa de la actividad económica.

Sudáfrica dispone también un sector industrial relativamente fuerte. La industria de automoción ocupa una posición relevante y supone el 7,5% del PIB. Muchas multinacionales del sector se han establecido en el país como centro de ensamblaje y proveedor de suministros para los mercados local e internacional. Otro sector destacado es el químico, que representa el 5% del PIB y el 25% de toda la industria, sin olvidar también el siderúrgico (Sudáfrica es el principal productos de acero de su continente) y la industria de la alimentación y bebidas, que supone el 3% del PIB. El calzado y el textil también tienen una base bastante desarrollada. La industria vitivinícola, con productos de calidad, ha alcanzado un elevado nivel de desarrollo y reconocimiento a nivel mundial.

Dentro de la rama de servicios, el sector financiero ocupa un lugar relevante en la economía sudafricana.  Representa el 20% del PIB y destaca por su moderna estructura y notable presencia a nivel regional.  La riqueza natural, paisajística y cultura de Sudáfrica constituye un gran atractivo para el turismo, actividad que aumenta su peso en la economía nacional año tras año (actualmente supone el 9% del PIB).

Relaciones bilaterales

Sudáfrica es para España el principal mercado del África subsahariana. En 2016 ocupó el puesto 37 como cliente de España. Las exportaciones españolas fueron disminuyendo desde el inicio de la reciente crisis económica e iniciaron una tendencia al alza en el período 2010-2013. Sin embargo, esta tendencia se interrumpió en 2014 y en la actualidad se mantiene en niveles inferiores al máximo de 1.420 millones de euros alcanzado en 2013. En cuanto a los productos españoles exportados a aquél país en 2016, destacan los automóviles y tractores (24%), la maquinaria y aparatos mecánicos (8%) y las grasas y aceite de origen vegetal o animal (7%).

Respecto a las importaciones procedentes de Sudáfrica, su evolución reciente ha sido muy dispar y fluctuante, llegando a su máximo histórico en 2008, superando los 1.500 millones de euros. En 2016 esta cifra se situó en 389 millones de euros. Las principales partidas importadas de Sudáfrica son (2016): automóviles (19%), productos siderúrgicos (19%) y combustibles y aceite mineral (16%).

Las inversiones españolas en Sudáfrica son limitadas y su volumen es muy similar al de la inversión recibida. En 2016 alcanzó los 7 millones de euros, muy inferior en comparación a los 25 millones de 2014. Nuestro país fue el decimotercer inversor en Sudáfrica. Las inversiones sudafricanas en España son también escasas y fluctuantes. En 2016 alcanzaron los 11 millones de euros, superando la inversión recibida de España.

Oportunidades de negocio

Las energías renovables son uno de los sectores que mayores oportunidades ofrecen a las compañías españolas, tanto en servicios relacionados como en equipos. Existen programas de política energética que favorecerán su desarrollo, abriendo posibilidades de participación para nuestras empresas. También el sector del automóvil es un sector atractivo para la inversión extranjera, como lo demuestran las recientes inversiones realizadas en este país por empresas europeas de automoción.

Existen importantes oportunidades en el transporte ferroviario y en el desarrollo de instalaciones portuarias, con destacados planes de inversión pública.

En el sector de las infraestructuras hidrológicas se espera que se concreten planes para invertir en embalses, plantas de desalinización y tratamiento de aguas en los que las empresas españolas podrían tener opciones de participar. Sudáfrica se encuentra en un proceso de renovación de infraestructuras y transportes, con diversos proyectos en marcha que requerirán la experiencia de inversores foráneos.

Aunque en un segmento pequeño de consumidores, en Suráfrica existe demanda de productos de lujo y buena calidad que también pueden aprovechar las empresas españolas del sector.

El sector primario, muy desarrollado en el país, genera una elevada demanda de maquinaria y productos industriales intermedios.

El sector turístico también presenta interesantes oportunidades de inversión en Sudáfrica, país en el que esta actividad está experimentando un notable desarrollo.

 

>> Documentos relacionados:

Sudáfrica: guía de país 2017

Sudáfrica: informe económico y comercial 2017

Principales sectores exportados a Sudáfrica

Principales sectores importados de Sudáfrica

PIDM Sudáfrica

Empresas españolas establecidas en Sudáfrica

Sudáfrica, energía para crecer

OECD Economic Survey: South Africa

 

>> Enlaces de interés:

Sitio web oficial del Gobierno de Sudáfrica

Trade and Industry South Africa

Doing business with South Africa

Directorio de empresas sudafricanas

ICEX España Exportación e Inversiones