DESCUBRE EL DIARIO DIGITAL DE LAS EMPRESAS Descubre nuestro portal dedicado a los empresarios CERRAR (X)
23 nov 2017
Automoción

Las empresas compran el 62% de los coches eléctricos que se matriculan en España

Las matriculaciones aumentarán un 100% en 2017

Las empresas adquirirán cerca de 2.500 vehículos eléctricos en 2017, lo que supone un 62% del total y un incremento del 140% respecto a los datos de 2016, según los datos obtenidos por la consultora MSI para la  Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (FACONAUTO) y que reflejan que el impulso del coche eléctrico en España recae, en la actualidad, en las empresas.

Vehículo eléctrico

Sin embargo, los particulares y las familias, “que finalmente tendrían que popularizar esta tecnología”, sólo representarán el 38% restante de compras al finalizar el año, al sumar 851 matriculaciones, un 118% más que en el pasado ejercicio, asegura la organización empresarial.

Con estos datos, Faconauto estima que el año cerrará con cerca de 4.400 unidades de vehículos eléctricos comercializadas, lo que representa “un fuerte incremento que rozará el 100% en comparación con 2017”.

También subirán al finalizar este año los vehículos híbridos (diésel eléctrico enchufables, diésel eléctrico, gasolina eléctrico enchufable y gasolina enchufable), que registrarán un crecimiento en las matriculaciones del 79%, con más de 58.000 unidades. Los vehículos híbridos a gas alcanzarán las 1.100 matriculaciones, lo que representa un aumento del 238%.

Diésel y gasolina

Las ventas de vehículos diésel ascenderán este año hasta las 600.000 matriculaciones, con una caída del 8%, mientras que los de gasolina contabilizarán algo más de 560.000 unidades, lo que representará un crecimiento del 22% respecto al pasado año.

Para Raúl Morales, director de Comunicación de la patronal de los concesionarios, “solo con una apuesta decidida y estructural por parte de las administraciones, como ocurre en otros países europeos, el vehículo eléctrico podrá acelerar su implantación, especialmente entre los particulares, que son los que lo popularizarán en última instancia”.

En su opinión, hay que tener en cuenta que, tanto la tecnología eléctrica como la híbrida, “son ya una realidad comercial y que jugarán un papel esencial a la hora de reducir las emisiones medias de los vehículos que se comercialicen y circulen por la UE, a la luz de los ambiciosos objetivos que se anuncian desde el Gobierno comunitario. Sin embargo, para conseguir recortes reales de emisiones, no se pueden dejar de lado todavía los eficientes motores de combustión que se montan en los coches actuales, que han de ir sustituyendo a los que mueven nuestro envejecido parque”.