DESCUBRE EL DIARIO DIGITAL DE LAS EMPRESAS Descubre nuestro portal dedicado a los empresarios CERRAR (X)
14 dic 2017
IPC

La inflación se incrementa una décima hasta el 1,7% debido al componente energético

La inflación general podría descender de nuevo a partir de diciembre y en el inicio de 2018

La inflación registró un ligero repunte en el mes de noviembre, tal y como CEOE adelantó hace un mes, como consecuencia del incremento de los precios de su componente energético, que han reflejado el aumento de los precios del petróleo de los últimos meses. 

Carburantes
©Dreamstime

No obstante, la inflación subyacente continúa registrando una gran estabilidad e incluso ha mostrado una senda descendente los dos últimos meses, confirmando la ausencia de presiones inflacionistas en el núcleo de la inflación. 

Durante los próximos meses, de no producirse grandes cambios en el precio del petróleo, es previsible que la inflación disminuya a partir de diciembre y lo siga haciendo en el inicio de 2018.

En el mes de noviembre, la tasa interanual del Índice de Precios de Consumo (IPC) aumentó una décima hasta el 1,7%. Este incremento de la inflación se debió fundamentalmente al incremento de los precios de su componente de productos energéticos, mientras que la inflación subyacente continúa su senda descendente y se sitúa en el 0,8%.

Por componentes, los precios de los Bienes industriales sin productos energéticos registraron una caída del -0,3%, intensificando el descenso del mes anterior en una décima, y los de los Servicios mostraron una desaceleración de una décima hasta el 1,5% de variación. Mientras, los precios de los Alimentos con elaboración, bebidas y tabaco aumentaron dos décimas hasta el 1,2%.

Los precios de los Alimentos sin elaboración aumentaron un 4,3% interanual, frente al incremento del 4,9% interanual del mes anterior, debido al menor incremento en noviembre de los precios de las frutas y de las legumbres y hortalizas frescas.

El precio del petróleo ha seguido la tendencia ascendente iniciada en el mes de junio, desde los 45/46$/barril hasta superar los 65$/barril algún día de noviembre. En el mes de noviembre el precio del barril Brent se situó en 63,1$/barril, un 43,4% más elevado que el año anterior. Este aumento se ha visto reflejado en el precio de los carburantes y combustibles, que se incrementaron un 7,0% interanual en noviembre, configurándose de nuevo como el principal elemento inflacionista del índice general. En lo transcurrido de diciembre, el precio del petróleo se sitúa en torno a los 64$/barril, lo que de mantenerse supondría un incremento del 20,5% frente al mismo periodo de 2016. Sin embargo, en euros el incremento sería algo más contenido, un 9,1%, debido a la apreciación del tipo de cambio.

El efecto alcista de los precios del petróleo ya no es tan significativo como a comienzos de año y, además, la apreciación del euro lo está mitigando, pero todavía condiciona la evolución de la inflación general. De mantenerse en los niveles actuales, la inflación general podría descender de nuevo a partir de diciembre y en el inicio de 2018.

El Índice de Precios de Consumo Armonizado se sitúa en el 1,8% en noviembre, una décima más que en el mes anterior, mientras que el índice promedio de la Unión Económica y Monetaria también aumenta una décima hasta el 1,5%. Así, el diferencial positivo se mantiene en 0,3 puntos porcentuales.