16 ene 2020
Precios

La inflación repunta hasta el 0,8% por la subida de los precios energéticos, con una media anual del 0,7%

En diciembre, la inflación se acelera cuatro décimas hasta el 0,8%, debido al aumento de los precios de los productos carburantes y lubricantes, frente al descenso registrado en diciembre del año anterior. Por su parte, la inflación subyacente se mantiene en el 1,0%.

 

IPC

En el mes de diciembre, la tasa interanual del Índice de Precios de Consumo (IPC) se acelera cuatro décimas hasta el 0,8%. A pesar de este repunte, se puede afirmar que la inflación se mantiene en niveles muy contenidos, lo que confirma la ausencia de presiones inflacionistas en la economía española.

Además, la inflación subyacente también se mantiene muy moderada, registrando la misma tasa interanual que en los tres meses anteriores (1,0%). Analizando sus componentes, se observa que todos ellos continúan mostrando incrementos muy moderados. Así, los precios de los servicios aumentan una décima su tasa de variación, hasta el 1,6%, mientras que los alimentos con elaboración, bebidas y tabaco disminuyen una décima hasta el 0,8% y los precios de los bienes industriales sin productos energéticos disminuyen dos décimas hasta el 0,2%.

Los precios de los alimentos sin elaboración aumentan dos décimas su tasa de variación y se sitúan en el 2,9%. Las frutas frescas son la rúbrica que presenta una mayor repercusión en este aumento, ya que sus precios disminuyen menos este diciembre que en el mismo mes de 2018, aunque también influye en este aumento el mayor incremento de los precios de la carne de porcino y otras carnes.

Los precios energéticos en el mes de diciembre, aunque siguen mostrando descensos, moderan su ritmo de caída. En concreto, la tasa interanual en este mes de los precios de los productos energéticos ha sido del -2,1%, más de tres puntos porcentuales menos que en el mes anterior. Ello es debido al aumento de los precios de los carburantes y los combustibles, mientras que la electricidad ha descendido este mes y el gas se mantiene estable.

En cuanto al precio del petróleo, el acuerdo de la OPEP+ para reducir su producción a partir de enero de 2020 hizo que comenzase a aumentar desde el mes de noviembre. En diciembre, el crudo Brent se situó en 69,1 dólares/barril de promedio mensual, un 22,8% superior al del año anterior. En euros el incremento fue del 25,9% debido a cierta depreciación de la moneda en este periodo. A principios de enero, el asesinato del líder militar iraní por Estados Unidos y el posterior ataque a bases militares americanas generó tensiones geopolíticas que hicieron que el petróleo repuntará aún más. No obstante, en los últimos días ya ha comenzado a descender, con lo que la media mensual de enero se sitúa en 68 dólares/barril, lo que supondría un incremento del 15,3% con respecto al año anterior, aunque seguramente acabe siendo algo inferior de no agudizarse las tensiones.

El Índice de Precios de Consumo Armonizado se situó en el 0,8% en diciembre, tres décimas más que en noviembre, y el índice promedio de la Unión Económica y Monetaria aumentó también tres décimas hasta el 1,3%, según recoge el indicador avanzado de Eurostat. Así, el diferencial con la zona euro acumula 14 meses en negativo.

En 2019 la inflación promedio en España ha sido del 0,7%, frente a la tasa media anual de inflación para el conjunto de la Zona Euro del 1,2%. Esta mejora de la competitividad-precio, vía moderación de la inflación, debería estar acompañada de la contención de otros costes (fiscales, laborales…) y de medidas de política económica que favorezcan el crecimiento de la productividad de la economía española.