DESCUBRE EL DIARIO DIGITAL DE LAS EMPRESAS Descubre nuestro portal dedicado a los empresarios CERRAR (X)
24 ago 2017
PIB

La economía española aumenta su dinamismo en el segundo trimestre de 2017 hasta el 0,9% intertrimestral

El crecimiento para el conjunto del año se situará en torno al 3,2%

La economía española ha continuado ganando dinamismo en el segundo trimestre de 2017, con un avance trimestral del 0,9%, por encima del 0,8% registrado en el primer trimestre. En tasa interanual, eleva su ritmo de crecimiento una décima hasta el 3,1% y el empleo se acelera tres décimas hasta el 2,8%. 

Gráfico
©Dreamstime

Del análisis más detallado de este dato del PIB del segundo trimestre cabe señalar:

  • Uno de los aspectos más destacados es que se mantiene un patrón de crecimiento equilibrado, donde la demanda interna mejora ligeramente su aportación al avance del PIB, hasta 2,4 puntos porcentuales, y el sector exterior también contribuye positivamente, con 0,7 puntos porcentuales.
  • En términos interanuales, todos los componentes por el lado de la demanda y de la oferta contribuyen al aumento del PIB en este periodo, al igual que todas las principales ramas productivas.
  • Dentro de los componentes de la demanda interna, sobresale el consumo de los hogares, que ha ganado dinamismo en el segundo trimestre, con un avance del 0,7% trimestral, frente al 0,4% del trimestre anterior, manteniendo su crecimiento interanual en el 2,5%. Por su parte, el consumo público mantiene un crecimiento moderado, si bien aumenta su variación interanual.
  • La inversión continúa registrando ritmos de crecimiento elevados en términos interanuales, tanto en construcción como en bienes de equipo, si bien en esta última se observa cierta desaceleración con respecto al trimestre anterior. Las favorables condiciones financieras, unido a la mejoría de las expectativas sobre la economía española y el entorno exterior, continúan apoyando el positivo comportamiento de este componente del PIB.
  • Respecto a la demanda exterior, se mantiene la aportación al crecimiento en 0,7 puntos porcentuales, si bien se observa una desaceleración tanto de las exportaciones como de las importaciones. En el caso de las exportaciones, ha sido el componente de bienes el que ha ralentizado su avance, mientras que los servicios, tanto turísticos como no turísticos, aumentan su dinamismo. Por su parte, las importaciones de bienes y las de servicios turísticos son las que moderan su ritmo de crecimiento.
  • Por el lado de la oferta, destaca la notable recuperación de la construcción, que alcanza una tasa del 4,8% interanual, tras un crecimiento trimestral elevado. Los servicios mantienen su fortaleza en términos trimestrales e interanuales. Por último, la industria sigue manteniendo un buen ritmo de crecimiento, tras registrar un mayor avance trimestral en este periodo.
  • La economía española intensifica la creación de empleo, hasta una tasa interanual del 2,8%. Esto supone un incremento neto de 480.000 puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo en el último año. Mientras, la productividad por trabajador desacelera su ritmo de crecimiento en dos décimas, hasta el 0,3% en el segundo trimestre.
  • El deflactor del PIB se desacelera hasta el 0,3%, seis décimas inferior al del trimestre anterior, debido al menor crecimiento del deflactor del consumo privado, en línea con la evolución del IPC en el segundo trimestre.

En definitiva, la economía española ha ganado dinamismo en el primer trimestre de 2017, siendo uno de los países de la Eurozona con mayor crecimiento. Además, la composición del PIB sigue siendo equilibrada, donde a pesar del buen comportamiento de la demanda interna, la contribución del sector exterior se mantiene positiva. En este trimestre sobresale, por el lado de la demanda, la fortaleza del consumo y de la inversión en construcción, mientras que por el lado de la oferta, también destaca la notable mejoría del sector de la construcción.

Tras el buen comportamiento de la economía en la primera mitad del año y con la información que se conoce de avance del tercer trimestre, donde es previsible que se produzca una ligera desaceleración de la actividad, el escenario de previsión para la economía española continúa siendo favorable, con crecimientos del entorno del 3,2%, de nuevo, en 2017.